Noticia

¿Tienen éxito las teles con pantalla curva?

13 marzo 2015
curva

13 marzo 2015

Son muy pocos aún los que disponen de una tele con pantalla curva. Los altos precios y sus grandes dimensiones son las mayores pegas. Hemos realizado una encuesta entre quienes ya disponen de una y hasta el momento ganan por goleada en ventas los modelos Samsung.

Los televisores con pantallas curvas, o curvadas, los podemos encontrar en las tiendas desde 2013, aunque se trata de una tecnología que llevaba siendo estudiada desde los años cincuenta.

Se venden con el reclamo de “hacer una inmersión” en los contenidos televisivos; es decir, pasar a formar parte de la propia emisión. Es un tanto exagerado, pero la experiencia sí amplía considerablemente el campo visual del espectador.

Hay una posición óptima para ver estas teles, que pasa por situarnos a lo largo del eje central de la tele, y el punto central de la pantalla debe estar a la altura de los ojos. Los televisores de pantalla curva ofrecen un campo de visión más amplio que las teles convencionales.

Demasiado caras

Otra de las pegas de estas teles es, obviamente, sus altos precios. Aunque sufrieron una rebaja en el precio en septiembre de 2014, un año después de ser lanzadas, siguen siendo muy caras para la mayoría de los consumidores. El espacio que ocupan, tampoco juega a su favor en domicilios reducidos.

No abundan, pero ya tienen una tele curva algunos consumidores, y son los modelos Samsung los más populares. Por ello, hemos preguntado a nuestros socios cómo califican su experiencia con estos nuevos aparatos. OCU ha sondeado no sólo a usuarios de España, también de Italia, Portugal y Bélgica, con resultados similares en todos los países.

Más de un tercio de ellos compraron la tele por tratarse de una nueva tecnología y entre un 10% y un 20% las utiliza no sólo para ver programas, sino también para acceder a Internet, ver contenidos provenientes de dispositivos externos, algo que aprovecha un 35% de los propietarios de estas teles encuestados por OCU.

Lo que parece que más valoran sus propietarios es la calidad y la definición de la imagen que aportan estas teles, además de esa ‘inmersión’ en los contenidos que propician. El 90% de los encuestados por OCU asegura que se cumplieron las expectativas que tenían antes de comprar la suya.

Samsung arrasa

Por marcas, el porcentaje de usuarios que se decantó por Samsung es abrumador, con un 92%. Tras la firma surcoreana, otra marca del país asiático, LG, pero con sólo el  5%. En tercer lugar, la japonesa Sony, con el 2,5%.

En cuanto a las dimensiones, la mayoría optó por un modelo de 55 pulgadas (140 cm), el 63%. En segundo lugar, las de 48 pulgadas (122 cm), que compró el 25% de los encuestados; y en el tercer lugar del podio, con el 12%, las teles de entre 65 y 78 pulgadas (165-198 cm).

Por último, en lo referente al desembolso por el televisor, empate técnico entre los que gastaron entre 1.501 y 2.000 euros y los que pagaron entre 2.001 y 3.000, ambos con el 30%. Tras ellos, los que gastaron entre 1.001 y 1.500 euros (22%) y los que desembolsaron entre 3.001 y 5.000 euros (18%).


Imprimir Enviar por email