Informe

¿Problemas con Internet en casa?

15 septiembre 2016
Problemas conexión a Internet

15 septiembre 2016

Si tienes frecuentes cortes en la conexión, poca cobertura o una escasa velocidad de descarga son señales claras de que el Internet de tu casa no va tan bien o tan rápido como debería. Las causas del problema son variadas (mala señal, robo del wifi, tipo de router incorrecto…) y las soluciones que te damos también.

Comprueba la velocidad del router

Lo primero es comprobar la velocidad que te llega a casa sea cual sea tu operador telefónico. Lo más conveniente sería conectar tu ordenador por cable Ethernet al router y utilizar algún programa que mida la velocidad de conexión. Si no tienes ordeanador, puedes utilizar CoberApp, una app de carácter colaborativo de OCU que mide tanto la velocidad de Internet móvil de tu Smartphone, como la señal wifi de tu casa. Aunque en este caso la velocidad WiFi será menor que la velocidad real de tu router dado que las múltiples intereferencias con otras señales podrían disminuir este valor. 

Descárgate CoberApp

Una vez descargada, haz una prueba de velocidad situándote lo más cerca que puedas de tu router y con el menor número de dispositivos posibles conectados, a ser posible, que sólo esté conectado el móvil con el que se hace la prueba de velocidad.

Coberapp conexión Internet

Si es muy lenta, aplica estas rápidas medidas

Cuando hagas la prueba, si te llega mucha menos velocidad de la que tienes contratada y  el resultado es por ejemplo de menos de 3MB/s, tienes que identificar el problema y poner una solución:

  • Opta por la fibra óptica. Si tienes contratada una tarifa ADSL, tu operador ya te está ofreciendo la máxima velocidad disponible en tu domicilio, por lo tanto no te servirá de mucho cambiar de operador o de tarifa. Lo que sí puedes hacer es pasarte a la fibra óptica ya que te ofrece velocidades reales de al menos 50Mbps.
  • Contrata una tarifa móvil 4G. Si la zona en la que vives no llega un buen ADSL y además ningún operador ofrece fibra óptica, quizá puedes mirar otras soluciones como un router 3G/4G (más velocidad aunque con menos volumen de datos de descarga) o soluciones como Wimax.
  • Cambia de router. Si te llega mucha menos velocidad de la que has contratado, podría ser que tu router no sea capaz de ofrecer la velocidad wifi que tienes contratada. Comprueba qué tipo de router tienes (en el propio router o en la caja): 
  1. Un router b/g sólo podrá acceder a 50Mbps
  2. Un router b/g/n debería permitirle velocidades de hasta 200Mbps. 
  3. Si contrataste fibra óptica, deberían haberte puesto un router AC.
  • Modifica la contraseña. Podría ocurrir que el vecino te esté robando el WiFi. Entra al router y cambia la contraseña, solucionará este (poco probable) problema. Para ello haz lo siguiente:

  1. Entra en tu router: para saber la dirección Web de tu router, puedes poner en el buscador de Windows “cmd”. Se abrirá una ventana MS DOS (fondo negro y letras blancas). Ahí teclea el comando ipconfig y fíjate en la direción que pone en Puerta de enlace predeterminada, esa será la dirección de tu router. Escríbela luego en la barra de direcciones del navegador Web precedida de “https://”. Normalmente suele ser una dirección del estilo de http://192.168.1.1
  2. Te pedirá una clave y un usuario. A veces viene escrita en el propio router, sino llama tu operador y pregúntale. También puedes probar con las más comunes admin/admin o admin/1234.
  3. Dirígite a Wireless > Security y elige la siguiente configuración:
  • Authentication: WPA2-PSK
  • WPA encryption: AES
  • WPA password: pon una nueva, más larga y más complicada.

Además, si quieres saber más sobre cómo tener una conexión segura, proteger tu móvil, tener privacidad sobre tus datos y cuentas, controlar el acceso de internet a tus hijos o cómo comprar sin riesgos:

Vive Internet Seguro



Imprimir Enviar por email