Informe

Nos movilizamos para pagar menos móvil

16 mayo 2014
matadero

16 mayo 2014

Queremos pagar menos en la factura del móvil. Por ello, hemos puesto en marcha la primera Compra Colectiva de Telefonía de OCU, en la que todos podéis participar si os apuntáis hasta el 21 de mayo. Juntos podemos lograrlo, como demostramos en nuestra acción Movilizados.

Entrevista a Stéphane M. Grueso

"Lo importante es contar las cosas"

Stéphane M. Grueso (Sevilla, 1973) se califica a sí mismo como cineasta, aunque ha alcanzado gran repercusión como activista del Movimiento 15M y otras acciones de caracter social, que retransmitió vía streaming en directo a través de Internet.

Fue uno de los invitados al evento Movilizados, auspiciado por OCU dentro de la campaña Quiero Pagar Menos Móvil, para que nos hablara de cómo se puede informar desde dispositivos tan habituales ya como como un smartphone.

¿Qué es un smartphone para un activista?

Ahora todos tenemos acceso a un smartphone, al menos la mayor parte de la población, aunque muchos no conocen todas las posibilidades que ofrece. Casi todos tenemos una tarifa de datos y estamos conectados permanentemente a Internet. Debemos conocer los usos que se le pueden dar a este tipo de aparatos nuevos, que algunos ni siquiera nos imaginamos, en mi caso siempre desde el punto de vista del activista, y en el marco donde yo me muevo, que son los movimientos sociales de Madrid, esto que se viene llamando 15M y estas cosas.

¿Cabe todo en el activismo?

El activismo sí lo considero como tal, al activista no. Yo soy un ciudadano, soy una persona y en el contexto en el que estánmos desde hace tiempo entiendo que hay que actuar, que hay que hacer algo, hay que salir a la calle a hacer cosas, y yo soy muy de que la gente tome partido para ayudar a los demás, para organizarse y dar un paso adelante y trabajar en común. Eso es lo que hacemos los activistas y yo creo que en este sentido todo es válido cumpliendo unos mínimos de democracia, de cordialidad, de igualdad, cosas en las que más o menos todos estamos de acuerdo.

¿Existe la imparcialidad dentro del activismo?, ¿son más imparciales los activistas que los medios de comunicación?

Yo no creo en la equidistancia periodística. Soy cineasta antes que periodista. Hago no ficción y las cosas que realizo siempre están impregnadas de mí. Por eso no intento ser neutral y contar la verdad, que eso es otra cosa. Lo bueno de nosotros, los activistas, los ciudadanos o las pequeñas personas, es que no tenemos esos lazos con grandes poderes económicos. Yo veo positivo que cualquier ciudadano pueda hacer su pequeño lobby para documentar esa pequeña realidad y contárnosla, tanto para cosas que me interesan como para cosas que no me interesan. Es simplemente contar tu realidad, lo que pasa, documentar lo que ocurre, y poder llegar a más gente. ¿Qué está bien o qué está mal? Eso que lo decida la gente. A algunos nos parecen interesantes las realidades sociales y a otros les parecerán interesantes otras cosas. Cada uno que cuente lo que le parezca importante.

¿Cuándo te diste cuenta de que un smartphone puede ser una herramienta con tanta repercusión como un medio? 

El gran cambio ha llegado cuando Internet se ha vuelto móvil. Yo soy un usuario de Internet muy antiguo; de hecho, tenía uno de esos modem grandes que sonaban con el teléfono. Ahora soy capaz con un móvil de transmitir, de contar cualquier cosa, desde cualquier sitio. Todos tenemos ya ese gran poder de difusión y yo, con mi teléfono, soy bastante parecido a un enlace de una televisión, que va con una furgoneta y con unos profesionales. Puedo hacer lo mismo que ellos, y eso ha llegado durante los dos últimos años, yo creo. También ha influido mucho el gran desarrollo de las redes sociales y la viralidad. Cualquier ciudadano que hace una foto y la comparte, en una hora puede tener la misma repercusión que un gran medio de comunicación. Es una democratización de los medios, porque ahora cualquiera puede competir con los grandes de la comunicación en todo el mundo. El acceso generalizado a Internet e Internet móvil han sido lo más importante.

¿Qué piensas de los medios que también hacen activismo?

Hay medios que hacen activismo y mandan a un tío con un teléfono a buscarse la vida, cuando tienen grandes medios y grandes platós, pero eso no es hacer activismo. Las teles igual, están empezando a trabajar por Internet en lugar de por satélite. Hay medios que se están dando cuenta de que tienen otras armas poderosas. Cada vez veremos más esa interacción entre lo que llamamos profesional y amateur, ese usar a la gente que está en el lugar y que no tiene por qué ser periodista, esa inmediatez, ese periodismo. Todo está cambiando y esto es ya imparable. Lo que hay que intentar es seguir contando la verdad, sea una sola persona y sea un servicio con una gran infraestructura. El problema son los grandes poderes que controlan la información y tiñen las cosas de su color o cuentan falsas realidades.

Pero a un periodista se le presupone una cierta peparación, y cinco años de carrera, ¿esto no influye?

Es que no es un problema de carrera. Yo tengo el Bachillerato, yo no soy periodista y cuando salgo cuento la verdad. Si voy a un deshaucio, aunque tenga cierta afinidad con una parte, te aseguro que voy e intento contar la verdad. El problema es que muchos medios no cuentan la verdad porque tienen tal deuda con tal banco o tal compromiso publicitario con alguien que no pueden. Tenemos nuevos micromedios que están haciendo otro tipo de periodismo. Hay que funcionar así, tenemos que adaptarnos. Me parece importante contar la verdad y poder elegir quién te la cuenta. Por eso creo que es bueno que existan medios de todo tipo, desde Intereconomía a Público, para que podamos conocer todas las realidades. Lo importante es contar las cosas y que cada uno contemos nuestra verdad.


Imprimir Enviar por email