Consejos

7 consejos para no sobrecargar tu conexión

31 marzo 2020
tablet-ahorrar-datos

Trabajar desde casa, videollamadas, clases a distancia, películas y series en streaming... Si tu conexión a Internet está empezando a echar humo con el confinamiento al que nos obliga el coronavirus, puedes poner en práctica estos consejos para ahorrar ancho de banda y evitar que las redes de comunicaciones se colapsen cuando más falta hacen.

Ahorrar datos para mejorar las comunicaciones

La crisis provocada por el coronavirus nos ha confinado en casa. Ahora más que nunca, Internet se ha convertido en un elemento clave de nuestra vida diaria.

Gran demanda de datos

A la demanda habitual de acceso a la red, que ya era alta, se une que ahora hay muchos usuarios en casa conectados a la vez, con actividades que requieren transferir una gran cantidad de datos como teletrabajo y clases online, que se unen a las actividades de ocio como ver las películas y series favoritas, hacer videollamadas en grupo o jugar en red con la videoconsola. En estos momentos, son muchos los  hogares en la misma situación. El ancho de banda no es ilimitado y los operadores no diseñaron sus redes para situaciones extremas: por eso, todos debemos colaborar para ocupar el ancho de banda imprescindible, ya que las redes de internet y telefonía se comparten entre todos.

Los servicios de streaming como Netflix, Amazon Prime Video, Youtube, Apple TV o el reciente Disney + ya han anunciado una reducción de la calidad del streaming en Europa para no colapsar las conexiones a Internet.

Los operadores están ampliando los servicios a sus clientes.

Tú también puedes aportar tu granito de arena: si todos seguimos unas pautas de ahorro de datos, contribuiremos a que las redes no se colapsen, evitaremos problemas y conseguiremos que la calidad se resienta lo menos posible. ¿Te apuntas?

Siete consejos para reducir el uso de datos en tiempo real

Si quieres evitar esos indeseados picos de tráfico que hacen que la calidad falle justamente cuando más lo necesitas, sigue estos consejos:

  1. Planifica las películas y series que quieres ver al día siguiente y descárgalas por la noche. Así no se resentirá la calidad de los videos y ocuparás la red en horas de menor demanda. Cuando las hayas visto, puedes borrar los ficheros para liberar el espacio en tus discos. Lo mismo puedes hacer con tus listas de reproducción favoritas de Spotify o con tus audiolibros.
  2. Si vas a utilizar el  streaming durante el día, revisa los ajustes: muchos servicios disponen de un modo de ahorro de datos y permiten elegir entre diferentes calidades (resolución SD, HD, 4K). No siempre es necesario visionar con la máxima calidad, ya que si el dispositivo es pequeño, una resolución más baja puede ser suficiente para verlo bien.
  3. Evita la reproducción y descarga automática de los videos en las redes sociales: revisa tus ajustes de Twitter, Whatsapp, etc. para que comiencen solo si haces clic en ellos. Si reenvías videos a otros, que sea porque realmente merecen la pena.
  4. Si usas un programa para videollamadas en grupo, comprueba los ajustes por si es posible que se vea solo a la persona que está hablando en ese momento. Valora si realmente necesitas activar el video o si es suficiente con una audioconferencia. Desactiva el micrófono cuando no estés hablando.
  5. Si tienes línea de teléfono fijo tradicional, úsala. También puedes llamar usando los datos de tu móvil, no es necesario hacer todas las llamadas a través de la wifi de casa.
  6. Evita mandar ficheros adjuntos grandes, es preferible usar un sistema de almacenamiento en la nube (Google Drive,  OneDrive, WeTransfer, iCloud, Dropbox...) y enviar por email o por chat el enlace de acceso.
  7. Si tienes que enviar ficheros adjuntos, comprímelos antes o utiliza formatos menos pesados. Por ejemplo, convierte tus Powerpoint en ficheros PDF en lugar de mandarlos como .ppt o transforma tus imágenes en formato TIFF a ficheros JPEG, por ejemplo. Si tienes un fichero Word con imágenes, seguramente ocupe menos si lo imprimes en PDF y envías este último.

 

tablet con peliculas

... Y tres más por si tienes problemas con la red wifi de casa

Aparte de la saturación de las redes comunes, también puede ocurrir que la red wifi de tu casa se encuentre sobrecargada estos días. Aquí tienes tres consejos para aliviarla:

  1. Si estás trabajando con el ordenador y tu conexión wifi se resiente, intenta conectarte al router con un cable de red (Ethernet). Si el router está en otra habitación puedes utilizar un repetidor wifi o un adaptador PLC  para extender la red utilizando el cableado eléctrico de casa.
  2. Si tu red wifi empieza a ir mal, prueba a apagar y encender el router para que cambie de canal: normalmente el router wifi, al encenderse, elegirá automáticamente entre los canales que estén siendo menos utilizados en ese momento.
  3. Si tus dispositivos son compatibles con wifi 5 (802.11 ac) o wifi 6 (802.11 ax), utiliza preferiblemente la banda de 5GHz.

Localiza la tarifa que realmente necesitas

Ahora mismo no se permite hacer portabilidades de unos operadores a otros (aunque OCU ha pedido que se flexibilice esta medida restrictiva), pero sí es posible cambiar la tarifa que tienes contratada por otra de tu mismo operador que se adapte mejor a tus hábitos en estos momentos. Consulta el comparador de tarifas y comprueba si te interesa cambiar:

Comparador de tarifas de internet