Alerta

Alerta: retirada del complemento alimenticio Maxillium cápsulas

22 diciembre 2017
Retirada Maxillium cápsulas

22 diciembre 2017
Este complemento alimenticio que se presenta como un estimulante sexual de origen natural oculta al consumidor su verdadera composición (contiene la sustancia activa tadalafilo) y ofrece información engañosa sobre su supuesto origen natural, lo que puede suponer un peligro especialmente para la salud de pacientes con antecedentes de riesgo cardiovascular.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) avisa de la retirada del complemento alimenticio Maxillium cápsulas. Este producto está comercializado como complemento alimenticio, pese a no haber sido notificada su puesta en el mercado a las autoridades competentes, incumpliendo la normativa vigente para este tipo de productos. Además, en el etiquetado del producto figura como distribuidor general Jasmimgália, Lda (Portugal), una empresa que no figura en el RGSEAA (Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos).

De complemento alimenticio “natural” a medicamento ilegal

Según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), este producto contiene la sustancia activa tadalafilo (un principio activo de la misma familia que el de la Viagra) no declarada en su etiquetado, que indica solo engañosamente como componentes una serie de productos de origen vegetal.

La inclusión del principio activo tadalafilo en cantidad suficiente para restaurar, corregir o modificar una función fisiológica ejerce una acción farmacológica y debería venderse como medicamento. Un medicamento de hecho ilegal ya que está incumpliendo toda la normativa y controles a los que tiene que ir sujeto la comercialización de un medicamento. 

El tadalafilo puede suponer un grave riesgo para la salud

El tadalafilo es un principio activo que actúa restaurando la función eréctil y está contraindicado en pacientes con: infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión,  hipertensión arterial no controlada, ictus isquémico, insuficiencia hepática grave y en personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina.

Además el tadalafilo presenta numerosas interacciones con otros medicamentos, pudiendo causar reacciones adversas de diversa gravedad ya que su consumo se ha asociado a infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebro vascular, incluso muerte súbita cardiaca.

Imprimir Enviar por email