Noticia

Medicamentos infantiles más seguros

09 septiembre 2010

09 septiembre 2010

El uso de medicamentos en niños plantea problemas: la falta de medicamentos específicos para ellos, y la dificultad que entraña administrar correctamente esos medicamentos son los más comunes, y pueden suponer un riesgo para la salud del niño. Le ayudamos a prevenir problemas.

La medicación infantil lleva aparejados varios problemas: falta de fármacos adecuados, mal uso de los medicamentos, errores de dosificación. Un reciente estudio ha puesto de manifiesto que los errores en la administración de medicamentos a los niños son bastante frecuentes, y sus consecuencias (sobredosis, intoxicaciones) pueden ser muy graves.

Faltan medicamentos para niños

Hay pocos medicamentos para niños. Según los datos del grupo de trabajo internacional para el desarrollo de fármacos para niños (red europea Teddy), solo el 30 % de los medicamentos comercializados en Europa se consideran seguros y efectivos para el uso pediátrico.

La falta de medicamentos específicos para uso infantil se explica por la complejidad que conlleva el investigar y desarrollar medicamentos para niños. Aunque una reciente legislación europea trata de incentivar el desarrollo de medicamentos infantiles, sigue teniendo un alto coste y una rentabilidad baja, pues se trata de un grupo de población minoritario. La falta de medicamentos para niños obliga a usar a veces medicamentos para adultos, con los consiguientes riesgos, como denunciamos en nuestro artículo sobre medicamentos para niños.

Intoxicaciones con medicamentos infantiles

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Sydney revela que se producen muchos errores en la administración de medicamentos a los niños, con los consiguientes riesgos: que sufran sobredosis e intoxicaciones, o bien que no reciban la dosis necesaria de medicamento.

El estudio evaluó cómo los padres administraban la medicación a sus hijos, en caso de notarlos irritables y con un poco de temperatura. Según esto:

  • El 7% de los padres dio a los niños la medicación sin medir la temperatura.
  • El 46% la administró a niños con menos de 38 grados.
  • También hubo fallos en las dosis: el 17% de los adultos a cargo dieron una dosis superior a la que correspondía, y el 44% no habrían dado suficiente.

Cómo usar bien los medicamentos infantiles:

¿Quiere evitar esos errores que, como vemos, son tristemente frecuentes? Seguir unas normas básicas le ayudará a hacer un uso correcto.

  • Use siempre jeringuilla o el dispositivo medidor que acompañe al medicamento para su dosificación: evite utilizar las cucharas para medir, ya que se puede dar una dosis mayor o menor de la aconsejada.
  • Para dar la dosis adecuada, debe saber antes cuanto pesa el niño.
  • Evite dar el medicamento a oscuras: en una habitación a oscuras o poco iluminada es más probable que se administre una dosis incorrecta. Mídalo antes en una zona bien iluminada.
  • Se tiende a creer que los medicamentos sin receta son inocuos, y que sobrepasar las dosis no tiene efectos negativos, pero son los fármacos que causan mayor número de intoxicaciones en niños: un caso frecuente de intoxicación se produce al medir mal la dosis de paracetamol.
  • Si parece que el niño empeora, no aumente la dosis por su cuenta: consulte con el médico.
  • No de más de un medicamento para tratar el mismo síntoma al mismo tiempo.
  • Recurra a los medicamentos cuando de verdad sean necesarios, ya que pueden producir efectos adversos.

Si tiene algún problema con el uso de los medicamentos infantiles y quiere compartir con nosotros su experiencia, puede hacerlo a través de este formulario

 


Imprimir Enviar por email