Noticia

Tratamientos antifúngicos contra la candidiasis

28 enero 2021
candidiasis

La candidiasis es una infección vaginal común extremadamente molesta que requiere tratamiento con medicamentos antifúngicos. Estos antifúngicos pueden ser de uso oral o de uso vaginal. ¿Hay unos mejores que otros?  Pues con los datos científicos en la mano, parece que apenas hay diferencias. 

¿Es mejor un antifúngico vía oral o vía vaginal?

La candidiasis es una infección vaginal causada por hongos de la especie Candida. Se trata de una afección común, pero la candidiasis vaginal es muy molesta porque produce irritación, inflamación y sensación intensa de escozor.

El tratamiento de esta infección se basa en el uso de medicamentos antifúngicos. Estos fármacos están disponibles en dos tipos de presentaciones:

  • Antífúngicos de uso vaginal, medicamentos que se pueden comprar en la farmacia sin necesidad de receta médica
  • Antifúngicos de administración oral, que requieren siempre de la receta del médico.

Pero ¿cuáles son mejores para el tratamiento de la candidiasis, los de uso oral o los de uso vaginal?

Cochrane: buscando la evidencia científica

La cuestión es si hay alguna diferencia en la eficacia entre los medicamentos antifúngicos de administración oral y de administración vaginal? Esto es precisamente lo que se plantearon averiguar los autores de una revisión sistemática Cochrane recientemente publicada.

¿Qué halló la revisión Cochrane?

  • La revisión encontró veintiséis ensayos clínicos en los que se comparaba la eficacia de los antifúngicos orales frente a la eficacia de los antifúngicos vaginales en el tratamiento de candidiasis.
  • Esos 26 ensayos sumaban un total de 5.007 mujeres participantes.

Tras la revisión de todos los ensayos, se pudo comprobar que:

  • No había diferencias en la tasa de curación clínica usando un tipo u otro de antifúngicos. Es decir, que en cuanto a hacer desaparecer los síntomas de la candidiasis, no había diferencia entre las mujeres que habían recibido antifúngicos orales y las que habían usado los vaginales.
  • Sí se encontró alguna leve diferencia a nivel microbiológico, es decir, en la desaparición de hongos en las muestras vaginales: en ese aspecto el tratamiento vía oral mostraba resultados ligeramente mejores que el tratamiento vía vaginal.
  • En cuanto a la seguridad de los tratamientos, medida como la tasa de abandono del tratamiento por culpa de los posibles efectos secundarios, tampoco se detectaron variaciones entre el grupo que había recibido el tratamiento vía oral y el que lo había recibido vía vaginal.

¿Cuál es el grado de certeza de estos hallazgos?

El grado de certeza de la evidencia científica depende de la calidad metodológica de los ensayos clínicos revisados. En este caso, el grado de certeza, con relación a que ambos tipos de presentaciones son igual de eficaces para curar la candidiasis, es moderada. Sin embargo, hay una elevada certeza sobre que la probabilidad de abandonar cualquiera de los dos tipos de tratamientos como consecuencia de los efectos secundarios es pequeña.

¿Cuál es la conclusión?

En definitiva, a la luz de los datos científicos, los antifúngicos vaginales y orales son igual de eficaces en la curación clínica, es decir, ambos tipos de fármacos tienen la misma eficacia a la hora de hacer desaparecer los síntomas de la candidiasis.