Informe

Pulseras antimosquitos: no evitan las picaduras

07 junio 2016
Pulseras antimosquitos

07 junio 2016

La unión de humedad y calor favorece la proliferación de mosquitos en verano. Estos insectos, además de ser molestos, pueden trasmitir enfermedades así como provocar picores y rojeces en la piel. Si buscas algo para protegerte de ellos, las pulseras no son la solución. 

¿Cómo funcionan los repelentes?

Los repelentes son sustancias que ahuyentan a los mosquitos e influyen en su comportamiento. Los repelentes aplicados sobre la piel interfieren en los receptores olfativos de los insectos, impidiendo que estos se posen para realizar la picadura. Estos productos sólo actúan cuando el mosquito se encuentra a corta distancia de su objetivo.

Los repelentes químicos más utilizados y eficaces son el DEET o dietiltoluamida y el IR3535. Otros son de origen vegetal. El más conocido es el aceite de una planta llamada citronela, que se ha utilizado tradicionalmente para repeler los mosquitos, pero se evapora rápido y según los estudios su eficacia es baja.

Pulseras antimosquitos: ¿Son eficaces? 

La mayoría de estas pulseras contienen esencias naturales como citronela, geraniol, lavanda, también pueden contener repelentes químicos como el DEET, o mezclas de ambos.

Aunque, como hemos dicho, estas sustancias repelentes tienen diferentes grados de eficacia, en el caso de las pulseras inpregnadas se ha demostrado que la eficacia real contra los mosquitos es muy baja, ya que los repelentes hay que aplicarlos sobre toda la superficie de la piel para que sean eficaces. Según la evidencia científica, los repelentes no funcionan a más de cuatro centímetros del punto de aplicación.

En definitiva, las pulseras antimosquitos, independientemente del repelente que usen, son ineficaces para ahuyentar a los mosquitos y evitar sus picaduras. Te ahorrarás entre 8 y 15 euros (su precio aproximado).

antimosquitos

Registro sanitario de las pulseras antimosquitos 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) indica los requisitos que deben cumplir las pulseras antimosquitos.

Las pulseras o brazaletes con finalidad repelente de insectos son productos plaguicidas sujetos a autorización sanitaria por parte AEMPS y deben tener un número de registro

Asimismo, el etiquetado debe incluir, al menos, los siguientes elementos: función del producto, composición, modo de empleo y advertencias para un uso seguro.

Consejos para protegerse de los mosquitos

Aparte de aplicarse repelentes sobre la piel, también funciona llevar ropa y evitar zonas infestadas de mosquitos. Sin embargo, conviene que tengas presente algunos consejos:

  • Lee atentamente la etiqueta y las indicaciones de uso del producto. 
  • No apliques repelentes a bebés menores de dos meses.
  • Extrema la precaución con los niños: evita ponerles repelente en las manos para que no se las lleven a la boca y acaben ingiriéndolo accidentalmente; evita aplicar el producto directamente sobre su piel, échalo en tus manos.
  • Procura no mezclar repelentes con cremas de protección solar, ya que la unión de ambas composiciones podría irritar tu piel.
  • Poner mosquiteras en las ventanas es muy útil y en el interior de las viviendas muchas veces será inevitable utilizar insecticidas; pero sigue las instrucciones y no abuses de ellos. Los insecticidas se difuminan en el aire y acaban con los mosquitos, tienen un principio de funcionamiento completamente distinto a los repelentes.