Informe

Pulseras antimosquitos: no evitan las picaduras

28 mayo 2015
antimosquitos

28 mayo 2015

La unión de humedad y calor favorece la proliferación de mosquitos en verano. Estos insectos, además de ser molestos, pueden trasmitir enfermedades así como provocar picores y rojeces en la piel. Si buscas algo para protegerte de ellos, las pulseras no son la solución. 

¿Cómo funcionan los repelentes?

Los repelentes son sustancias que ahuyentan a los mosquitos e influyen en su comportamiento. Los repelentes aplicados sobre la piel interfieren en los receptores olfativos de los insectos, impidiendo que estos se posen para realizar la picadura. Estos productos sólo actúan cuando el mosquito se encuentra a corta distancia de su objetivo.

Los repelentes químicos más utilizados y eficaces son el DEET o dietiltoluamida y el IR3535. Otros son de origen vegetal. El más conocido es el aceite de una planta llamada citronela, que se ha utilizado tradicionalmente para repeler los mosquitos, pero se evapora rápido y según los estudios su eficacia es baja.


Imprimir Enviar por email