Guía de compra

Guía de compra de cremas antiarrugas

27 abril 2016

27 abril 2016

Nuestra selección de cremas antiarrugas de día es un reflejo de lo que el consumidor puede encontrar en el mercado: una mayoría de marcas de distintos fabricantes y un par de marcas blancas, propias de la cadena del supermercado donde se venden. El formato más clásico es un tarro con 50 ml de crema.

¿En qué fijarse?

Ante todo deben hidratar. La hidratación es esencial para mejorar el aspecto de las arrugas o del cutis. La piel seca tiende a tener más arrugas. Además todos los factores tanto externos (sol, viento, frío, etc.) como internos (la genética fundamentalmente, el estado de salud y nutricional) que están relacionados con la deshidratación de la piel, influirán en la formación de arrugas. Por ello, es muy importante que una crema antiarrugas sea hidratante. Sin embargo hay tres cremas, de las 14 analizadas, que hidratan poco.

Hay ingredientes que por sí solos han demostrado algo de eficacia frente a las arrugas, algunos de los más famosos son los alfa hidroxiácidos, el retinol, la coenzima Q10, el colágeno… pero normalmente en las cremas no están en la concentración  necesaria para ejercer ese efecto. La presencia de algunos de estos ingredientes se utiliza como reclamo para dar sensación de eficacia. La realidad es que en los cosméticos la eficacia depende de la fórmula y no de un ingrediente concreto.

Distintos establecimientos... y precios muy dispares

  • Supermercados. Según nuestro estudio no son el mejor lugar para comprar estos productos por el escaso surtido de marcas que ofrecen y por sus precios, generalmente poco homogéneos y superiores a los de los hipermercados. Pero si quieres la Compra Maestra y el Mejor del Análisis solo la encontrarás en uno de estos establecimientos, porque es una de las marcas blancas. Lo mejor es que solo cuesta 3 euros.
  • Hipermercados. Allí encontramos una gran gama de productos. Sus precios no son los más bajos, pero tampoco los más altos. Así que pueden ser un buen lugar para encontrar precios razonables.
  • Parafarmacias y farmacias independientes. Ofrecen las mayores diferencias para los productos analizados. Son una buena opción si conoces el precio de la crema que buscas y estás dispuesto a recorrer varios establecimientos hasta dar con el que tenga el precio más barato.
  • Perfumerías. Ideales si buscas una amplia variedad de marcas. Además las ofertas suelen ser numerosas y continuas. Son especialmente interesantes para productos de alta perfumería. En las secciones de alta perfumería de grandes almacenes es posible que encuentres un asesoramiento o atención más personalizada, pero a un precio significativamente mayor.

No son milagrosas

Recuerda que estas cremas no hacen milagros. Las cremas y cosméticos solo actúan sobre las capas más superficiales de la piel (epidermis).

No te hagas ilusiones, como mucho reducen levemente las arrugas. Pero estos resultados medidos por métodos científicos, apenas son visibles al ojo humano. Por ello, la eficacia percibida por las usuarias es solo “aceptable”.

Eso sí, lo que podemos olvidar es que cuanto más caro sea la crema, más eficaz. No siempre es así.


Imprimir Enviar por email