Alerta

Cuidado con las garrapatas

26 julio 2017
garrapata

26 julio 2017

Es verano, estamos de vacaciones, más en el campo, en contacto con la naturaleza… y con los bichos, normalmente no pasan de ser molestia, pero en algunos casos el riesgo pasa a mayores: es lo que sucede con las garrapatas que transmiten un peligroso virus. Atento.

En 2016 falleció en Ávila una persona como consecuencia de la picadura de una garrapata infectada con el virus de Crimea-Congo. El riesgo es bajo, pero evitar su picadura sigue siendo la mejor manera de prevenir esta grave enfermedad… así como otras patología que pudieran ser transmitidas por estos ácaros.

Fiebre Crimea-Congo: ¿en qué consiste?

La fiebre hemorrágica Crimea-Congo, transmitida por garrapatas infectadas por el virus, puede llegar a ser muy grave, letal entre un 10 y 40% de los casos. En algunos casos cursa sin síntomas, pero en las personas infectadas que sí desarrollan esta grave enfermedad:

  • Hay un período de incubación (de uno a tres días tras la picadura, con un máximo de nueve días).
  • Tras ello, sigue la fase prehemorrágica, que dura 4-5 días, en la que aparecen fiebre, cefalea, dolores musculares y mareos. Puede haber también diarrea, náuseas o vómitos, enrojecimiento de cara, cuello o tórax, congestión ocular o conjuntivitis.
  • En el período hemorrágico pueden aparecer desde petequias (pequeñas manchas rojizas en la piel, que se corresponden con pequeñas hemorragias), a grandes hematomas en piel y mucosas, así como hemorragias nasales, en el aparato digestivo, el útero, el tracto urinario o el respiratorio.
  • Pasados 10-20 días desde el inicio de la enfermedad comienza el período de convalecencia, que puede cursar con pulso débil, afectación de los nervios, disminución de la agudeza visual, pérdida de audición y de memoria, etc.

España: riesgo, pero bajo

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, una de las enfermedades transmitidas por garrapatas, era prácticamente desconocida en España hasta el caso de transmisión con desenlace fatal que tuvo lugar en un pueblo de Ávila el pasado año. La presencia de este ácaro, combinada con las condiciones climáticas de nuestro país, y el ser lugar de tránsito de aves migratorias originarias de zonas endémicas del virus Crimea-Congo hacen que haya un riesgo.

Se ha comprobado que en España sí hay garrapatas infectadas por este peligroso virus. Las autoridades sanitarias han detectado estos ácaros en cuatro comunidades: Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, en todos los casos sobre animales silvestres (sobre todo ciervos). Por el momento no se han detectado en garrapatas capturadas sobre animales domésticos.

Con todo, los expertos consideran que, por ahora, el riesgo en nuestro país de infección de virus Crimea-Congo es bajo (solo se ha registrado otro caso que por fortuna evolucionó favorablemente). Sin embargo, hay otras enfermedades trasmitidas por garrapatas que son más frecuentes en nuestro país, como la fiebre botonosa o la enfermedad de Lyme.

Prevención, lo mejor

Lo habitual es que no suceda nada. Pero el riesgo existe, y conviene tomar precauciones.

  • Si vas al campo, cúbrete bien, con manga y pantalones largos, botas cerradas y calcetines por encima de la pernera.
  • Evita sentarte sobre la vegetación si vas poco vestido.
  • Procura no caminar campo a través (usa mejor los senderos).
  • Al desvestirte si has estado en una zona de riesgo entre vegetación, cerciórate de que no llevas ninguna garrapata.
  • Recurrir a los repelentes es una opción, pero atento, pueden ser tóxicos.
  • Si te ha picado, sácala cuanto antes. Nada de aceite, petróleo o calor. Lo mejor es sujetarla con pinzas por la cabeza, sin aplastarla, y tirar. Después, desinfecta… y acude a un profesional si necesitas ayuda.
  • Consérvala en un bote con papel húmedo. En caso de que se desarrollen complicaciones puede ser útil disponer de ella para su clasificación y posible estudio de los microorganismos que transmite. 

como extraer garrapata

 


Imprimir Enviar por email