Informe

Alternativas a las residencias para personas mayores

08 junio 2022
cohousing

Muchos mayores acaban viviendo en una residencia, y a menudo no es por elección propia. Aunque se están haciendo esfuerzos por mejorarlas, siguen teniendo muchas deficiencias y no parecen la mejor opción para un envejecimiento saludable y participativo. Hay alternativas, como el famoso cohousing: te contamos en qué consiste y qué puedes esperar.

Cohousing: otra forma de vivir la vejez

En las últimas décadas han surgido diversas alternativas a las residencias de mayores tradicionales. Una de ellas, que cada vez está cogiendo más fuerza en nuestro país, es el modelo cohousing. Te contamos en qué consiste y en qué se diferencia de otros modelos residenciales para personas mayores.

Residencias de mayores, ¿modelo en decadencia?

Las personas mayores en España, tradicionalmente han contado con dos modelos de cuidado: el familiar, bien en su propio domicilio, o bien trasladándose al de alguno de sus parientes, y las residencias para personas mayores. Y a menudo no tenían ni siquiera la posibilidad de opinar sobre la elección. 

Los cambios sociales y demográficos en muchos casos dificultan el cuidado en el seno de la familia. Y en otros casos son directamente las enfermedades o el deterioro propio de la edad los factores que empujan a los mayores a un internamiento residencial. Sin embargo:

  • Las residencias para mayores no suelen ser la opción preferida por los usuarios. Hace unos años supimos gracias a una encuesta de OCU que solo el 34% de los mayores entre 65 y 74 años, y el 26% de los de 75 o más optarían por ir a una residencia cuando su estado físico o de salud así lo requiriera.
  • El coste es elevado. Las residencias de mayores suponen un importante coste, que no todos pueden asumir: según una reciente encuesta de OCU, un 56% de los mayores no cree que podrá costear una plaza en una residencia. Pagar las insuficientes plazas públicas es un gran reto financiero.
  • Y si bien es cierto que en los últimos tiempos el modelo residencial se ha humanizado, las residencias tradicionales han sido muy criticadas por la rigidez y frialdad de sus instalaciones, más parecidas a veces a las de grandes hospitales, y por las limitadas actividades. Se trata de un modelo más bien pasivo, en el que el mayor es un mero receptor de cuidados.

En general, en muchas residencias se ofrece  un cuidado para el mayor, pero sin contar con el mayor, sin involucrarle en su propio cuidado, su historia de vida, sus preferencias, etc.

Aunque siguen siendo la opción de referencia para muchas personas, por elección u obligación, frente a ellas han ido surgiendo nuevos modelos y enfoques que minimizan sus carencias y potencian una atención centrada en las personas mayores, los verdaderos protagonistas del cuidado

Objetivo: envejecimiento saludable

Autonomía, participación, inclusión… son algunos de los principios de la Atención Integral Centrada en la Persona que han catalizado estos cambios estructurales y sociales. Son los mismos que sustentan en buena medida la Ley de dependencia. El mayor no debe ser sujeto pasivo de cuidados, sin propósitos o ni preferencias: al contrario, hoy en día, el envejecimiento no se entiende si no es activo y participativo, lo que la Organización Mundial de la Salud llama envejecimiento saludable.

mayores

Alternativas al modelo residencial tradicional 

Desde estos principios y valores sociales surgen las alternativas de vivienda y cuidados frente a las residencias tradicionales:

  • La primera es el cuidado domiciliario, pues son mayoría las personas que prefieren vivir en sus domicilios siempre que puedan.
  • Las viviendas tuteladas han cobrado fuerza. Algunas comunidades autónomas cuentan ya con este servicio, y hay opciones privadas de apartamentos en los que los residentes reciben supervisión o apoyo en las tareas y actividades diarias, mientras mantienen su independencia y decisiones sobre su día a día.

  • Las viviendas colaborativas, conocidas como cohousing o coliving, van un paso más allá: se trata de hacer comunidad.

¿Qué es el modelo cohousing?

El cohousing es un modelo habitacional comunitario para personas mayores que cuenta con una larga trayectoria en el norte de Europa. Originarias de países como Dinamarca u Holanda, son modelos que llevan en marcha desde la década de los 70, donde incluso podemos encontrar experiencias exclusivas con personas con demencia.  

Con la promoción y respeto a la autonomía de sus integrantes como pilares fundamentales, estos modelos de vivienda,a diferencia de los anteriores, surgen como una iniciativa propia de sus integrantes: de ahí que, en muchos casos se planteen como cooperativas.

En algunas comunidades autónomas como Madrid o el Principado de Asturias se están regulando criterios mínimos para dotarles de mayor seguridad, y poder facilitar la adopción de los servicios y recursos provistos en el Sistema para la Autonomía y la Dependencia de la Ley de dependencia.

En España ya hay algunas experiencias exitosas en la implantación de este modelo, como el de Trabensol en la Comunidad de Madrid, el Residencial Santa Clara en la provincia de Málaga o los Apartamentos Convivir, en la de Cuenca.

Cohousing, individualidad en comunidad

El cohousing surge con las premisas de la creación de espacios en comunidad, la autogestión y el cuidado mutuo

  • Las viviendas son individuales (o en pareja, si se da el caso). Según indica la Fundación Pilares para la Autonomía Personal, el número ideal de viviendas es, como máximo, de 24 y no más de 30 habitantes.
  • Los equipamientos (como cocina, lavandería y otros espacios domésticos) son comunes.
  • La gestión, planificación y realización de las tareas comunes (cocina, colada, limpieza) son compartidas y, a menudo, en grupo.

  • La gestión económica es independiente e individual de cada residente, lo que lo diferencia de una comuna, y es equitativa.

  • Hay una clara intencionalidad comunitaria, tanto en la realización de actividades grupales como en la participación en la comunidad.

En cualquier caso, es importante informarse bien de todo lo relativo a este modelo de atención y cuidado a las personas mayores antes de tomar cualquier decisión: ten en cuenta que puede no ser adecuado para todas las personas, y respetar los rasgos personales de cada uno es lo primero.

Vive mejor con OCU Salud

Las informaciones de OCU Salud, desde los análisis, a las alertas, los estudios o  consejos, tienen como finalidad ayudar a nuestros socios a vivir mejor, a cuidarse y cuidar de su familia y potenciar su bienestar. Descubre las informaciones exclusivas y las ventajas que tenemos reservadas a los socios, como la Línea OCU Salud, un servicio médico telefónico las 24 horas al día. Confía en los expertos de salud y alimentación de OCU y vive más tranquilo.

Descubre OCU Salud

Comunidad

Nadie vulnerable

Conversaciones relacionadas