secadora

Elegir una secadora

Encuentra la secadora que mejor se adapte a tus necesidades

¿Quieres comprar una secadora o cambiar la que tienes y no sabes por dónde empezar? En nuestra guía de compra de secadoras encontrarás las claves para acertar en tu decisión.

Guía de compra

Tipos de secadoras

Para eliminar la humedad que la secadora va retirando de la ropa existen dos sistemas, en función del tipo de instalación:

Secadoras de evacuación

Cogen aire del exterior, lo calientan mediante resistencias eléctricas y lo introducen en el tambor donde se carga con la humedad de la ropa. Después, el aire cargado de humedad se expulsa al exterior por un tubo.

  • Ventajas: es una tecnología más sencilla y resultan baratas,
  • Inconvenienteshay que instalarlas en un lugar exterior o que permita sacar un tubo hacia fuera y son muy poco eficientes, ya que toman continuamente aire frío externo y tienen que calentarlo. Por esta razón, es un sistema que ya se usa poco y no encontrarás ninguna secadora de evacuación en nuestro comparador, pues tratamos de fomentar el uso y la transición hacia electrodomésticos más eficientes. 

Solo serían recomendables si vas a hacer un uso bastante esporádico de tu secadora.

Secadoras de condensación o sin desagüe

La diferencia principal con las secadoras de evacuación es que las de condensación funcionan en un circuito cerrado. El aire húmedo, en vez de ser expulsado al exterior, se introduce en un intercambiador refrigerador donde se enfría hasta que la humedad se condensaEl agua se recoge en un depósito que hay que vaciar tras cada ciclo. Ese mismo aire se vuelve a calentar y se inyecta otra vez en el tambor.

  • Ventajas: puedes instalarlas en cualquier lugar (la cocina, un baño, un trastero…) donde tengas una toma de corriente y son más eficientes, pues al no tomar aire nuevo del exterior, es necesaria menos energía para elevar la temperatura.
  • Inconvenientes: el precio medio de las secadoras de condensación es de 360 euros, algo más alto que el de las de evacuación.

Las secadoras de condensación son actualmente mucho más populares y la tecnología que usan para secar ha evolucionado. Las secadoras ménos avanzadas todavía usan resistencias eléctricas para calentar el aire, igual que hacen las lavadoras para calentar el agua, pero ahora se están imponiendo las secadoras con bomba de calor, una tecnología similar a la que se emplea en los acondicionadores de aire.

Secadoras de resistencias

Son las secadoras clásicas. Utilizan unas resistencias eléctricas que, al calentarse, elevan la temperatura del aire que pasa a través de ellas.

  • Ventajas: son baratas, pues puedes encontrar modelos en nuestro comparador desde poco más de 200 euros. También son más rápidas que las secadoras con bomba de calor, ya que la duración media del programa de algodón en los modelos de resistencias es de 86 minutos.
  • Inconvenientesconsumen más del doble que las secadoras de bomba de calor, 2,76 kW de media en el programa de algodón. Por eso, solo son convenientes si la vas a utilizar poco, por ejemplo, en una segunda residencia. Para localizar una secadora con resistencias en nuestro comparador, aplica el filtro “condensación – resistencias”.

Secadoras con bomba de calor

Estas secadoras utilizan una bomba de calor para calentar el aire, un dispositivo parecido al que usan los aparatos de aire acondicionado, que aprovecha la temperatura exterior.

  • Ventajas: son hasta 3 o 4 veces más eficientes que las de resistencias. Su consumo medio en programa de algodón es de 1,33 kW, y pueden llevar la etiqueta de máxima eficiencia. Debes tener en cuenta que en 2021 se han reajustado las etiquetas y la mejor vuelve a ser A, aunque por el momento no hay modelos a la venta con esta nota.
  • Inconvenientes: el precio medio de las secadoras de condensación con bomba de calor es de 580 euros, pero compensa si vas a usarla mucho. Y también son más lentas que las de resistencias, ya que invierten una media de 135 minutos en el programa de algodón. Para localizar una secadora con bomba de calor en nuestro comparador, aplica el filtro “condensación – bomba de calor”.

Otros tipos de secadoras

Existen también secadoras de gas, que usan ese combustible para calentar el aire en lugar de la electricidad. En España, ningún fabricante comercializa por ahora secadoras de gas, por lo que no podrás encontrar ningún modelo en el comparador.

Otro sistema para acelerar el secado de la ropa son las centrifugadoras, pero también han caído en desuso, dado que las lavadoras actuales pueden alcanzar velocidades de centrifugado muy altas.

Lavasecadoras

Estos electrodomésticos combinan una lavadora y una secadora en un mismo aparato. Son muy prácticas por el ahorro de espacio, pero no suelen alcanzar los mismos niveles de eficiencia que ambos aparatos por separado, aunque han mejorado también con la introducción de la bomba de calor.

Su mayor inconveniente es que la capacidad máxima de carga en los programas de secado suele ser inferior a la del lavado. Esto obliga a sacar la ropa de la lavasecadora al finalizar el lavado y secarla en dos tandas. 

Volver arriba

Principales características

En los últimos años, las secadoras han evolucionado mucho, son más eficientes y cuentan con mayor número de programas para adaptarse a cada tejido.

El mejor producto es el que se ajusta mejor a lo que necesitas, teniendo en cuenta el uso que le vayas a dar y tu presupuesto. Sin embargo, en el caso de las secadoras, de acuerdo con nuestro comparador, podemos decir que las secadoras de condensación con bomba de calor obtienen por lo general, mejores resultados.  

En qué fijarse al elegir secadora

Aparte de los tipos que ya hemos explicado, hay otras características en las que deberás fijarte al elegir:

  • Coste. Como pasa con todos los electrodomésticos, debes tener en cuenta no solo el precio de venta, sino también el consumo, pues la vida media de una secadora puede superar los 10 años. Cuando compares precios entre unas tiendas y otras, fíjate bien en las condiciones de entrega. A veces una tienda que parece más barata no incluye transporte, instalación o incluso la retirada del electrodoméstico antiguo. En muchos casos, compensa elegir otra tienda que sí lo incluya.
  • Dimensiones e instalación. Otra característica que debes comprobar es si la secadora tiene algún requisito a la hora de instalarla. Por ejemplo, si es de evacuación ten en cuenta la salida del tubo, o si es de condensación con opción de desagüe deberá estar cerca de la salida de agua.
  • Programas. Existe un falso mito que dice que la secadora estropea la ropa. En realidad, salvo ciertos tejidos que no se deben meter, el resto no corren ningún peligro utilizando el programa adecuado. También es importante la exactitud con la que la secadora ajusta a sus programas, es decir, que el grado de humedad de la ropa sea el que indica el programa.
  • Capacidad. La capacidad de la secadora, al igual que la de la lavadora, se mide en kilos de ropa que puedes introducir cada vez. Nuestro consejo es que elijas una secadora que tenga más capacidad que tu lavadora, ya que la ropa mojada pesa más que la ropa seca.
  • Características de la puerta: con protección para niños si tienes pequeños en casa o que se pueda invertir el sentido de apertura (de manera que sea más fácil cuadrarlo con la lavadora).
  • Programa antiarrugas, consiste en que el tambor gira ligeramente una vez acabado el secado para evitar que se formen arrugas muy marcadas.
  • Aviso de limpieza de filtro, con esta función evitas tener que limpiar el filtro con cada secado, solamente cuando la máquina te avise.
  • Comienzo retardado, poder programar la secadora para que empiece a determinada hora
Volver arriba

Las marcas más fiables

Periodicamente realizamos una encuesta a consumidores sobre las averías y problemas que han tenido con sus electrodomésticos. A partir de esos datos, elaboramos una clasificación de fiabilidad y resistencia de cada marca.

Una secadora suele durar unos 11 años. Las secadoras Miele son las que menos averías tienen y las más duraderas, pues superan los 15 años, mientras que las secadoras de Fagor duran poco más de la mitad: un criterio a tener en cuenta. Las averías más comunes en este tipo de electrodomésticos son en el secado y la correa.

Volver arriba

Calificación energética de las secadoras

Las secadoras llevan una etiqueta energética con una clasificación de eficiencia de la A+++ (más eficiente) hasta la letra D. Incluye el consumo anual, la duración del programa de algodón, el ruido y la eficiencia de la condensación de agua en el cajetín. 

etiqueta-energetica-secadora-2013

Esa etiqueta está vigente desde 2013, pero está previsto que en 2022 cambien a una etiqueta energética actualizada. En la nueva etiqueta, la escala de eficiencia irá desde la letra A (máxima eficiencia) a la letra G (las menos eficientes). Desaparecerán, por tanto, las antiguas calificaciones A+++, A++ y A+. También serán más exigentes los criterios para asignar la calificación y, de momento, ninguna secadora a la venta llevará la letra A.

La información que se podrá encontrar en la nueva etiqueta será el consumo eléctrico por cada 100 ciclos (ahora se indica el consumo anual). Además,la etiqueta energética  informará de la capacidad de carga, el nivel de ruido, la duración del programa y, en el caso de las lavasecadoras, del consumo de agua. También incluye un código QR para escanear y obtener información adicional sobre el producto. 

Este nuevo modelo ya se está aplicando en las lavasecadoras desde marzo de 2021:

etiqueta energetica secadoras

Volver arriba

¿Dónde comprar la secadora?

En el comparador puedes encontrar los establecimientos que venden cada modelo con sus precios actualizados. Si tiense duda de si una oferta o es buena o si es el mejor momento para comprar, usa el asesor de precios: te mostrará la evolución reciente del precio del lavavajillas que te interesa. Además, los socios de OCU pueden beneficiarse de descuentos en la compra de algunos modelos.

Volver arriba

Preguntas frecuentes

Resolvemos las dudas más frecuentes de los consumidores sobre secadoras.

¿A qué temperatura secan las secadoras?

El rango de temperatura de una secadora varía de unos modelos a otros. Lo mejor es revisar la etiqueta de la prenda que vamos a introducir en la secadora y utilizar el programa adecuado. De esta manera nos aseguramos de no estropear los tejidos.

¿Es mejor secar la ropa en la secadora, dentro de casa o tenderla al sol?

Secar la ropa al sol es lo más económico y lo que menos deteriora las prendas si el color es resistente, pero las condiciones meteorológicas no siempre lo permiten. Secar la ropa dentro de casa será la única opción si no se tiene ni tendedero ni secadora: el inconveniente es que pueden aparecer olores desagradables al tardar más tiempo en secarse la colada.

El uso de la secadora cuenta con la ventaja de que la ropa se secará de manera rápida a cualquier hora e independientemente de las condiciones meteorológicas. Resulta muy práctica cuando se tiene prisa y permite guardar la colada de inmediato. Es importante mirar las etiquetas de las prendas para utilizar el programa adecuado y de esta manera no estropear los tejidos.

¿Cuánto tiempo se debe dejar la ropa en la secadora?

Es recomendable sacar la ropa de la secadora justo al finalizar el programa. De esta manera evitaremos la formación de arrugas.

¿Secadora independiente, integrada o panelable?

Es una cuestión de estética. Con las secadoras panelables o integrables se puede conseguir una apariencia externa similar al resto de los muebles de la cocina. Si la secadora se va a montar en otro lugar, como un tendedero, un cuarto de plancha, un garaje, se puede optar por un modelo independiente, que son normalmente más baratos. 

¿Cuánto gasta una secadora y una lavasecadora?

Cada programa de secado puede consumir, de media 2,1 kWh (0,30 € aproximadamente, pero esto depende de la tarifa eléctrica contratada). Calculando que haces tres secados por semana, su consumo saldría por unos 47 euros anuales. Es un electrodoméstico bastante glotón, por lo que es aconsejable usarla solo cuando no haya otro medio de secar la ropa. 

En el caso de las lavasecadoras, debes añadir el consumo del lavado, que no suele llegar a 1 kWh.

¿Con que periodicidad se recomienda limpiar el filtro de la secadora?

Es recomendable limpiarlo después de cada ciclo de secado para eliminar los restos que pueden entorpecer la circulación del aire y empeorar el rendimiento.

¿Por qué es importante realizar un correcto mantenimiento de la secadora?

Para mejorar el secado y reducir el consumo. Si el condensador está lleno o el filtro obstruido, el programa de secado se alarga, con el consiguiente gasto de energía, sin llegar a conseguir un buen resultado. Además, esas obstrucciones obligan a la secadora a hacer un sobreesfuerzo, lo que puede provocar averías y acortar la vida del aparato.

¿Qué prendas no se pueden meter en la secadora?

Muchos usuarios se preguntan ¿Puedo meter todas las prendas en la secadora? La respuesta es no: es muy importante que sigas las indicaciones de la etiqueta. En la etiqueta encontrarás la imagen de una secadora y, si está tachada, indica que la prenda no es apta para el secado en la secadora.

  • ¿Puedo meter en la secadora prendas con lentejuelas, perlas o abalorios? No, las lentejuelas, perlas o abalorios pueden ser de material sintético y estropearse con el calor.
  • ¿Puedo meter en la secadora los bañadores? No. Aunque los trajes de baño pueden soportar altas temperaturas cuando se usan en la piscina o en la playa, el calor de la secadora puede hacer que el material con el que están hechos pierda su forma.
  • ¿Puedo meter en la secadora las medias y sujetadores? No. La lencería es delicada y estas prendas pueden deformarse al meterlas en la secadora.
  • ¿Puedo meter en la secadora las zapatillas de deporte? El caucho de las zapatillas deportivas puede reducir su tamaño en la secadora eliminando la amortiguación. Si, de todas formas, decides meter tus zapatillas en la secadora, envuélvelas en una toalla y utiliza un ciclo de aire frio.
  • ¿Se pueden secar en secadora prendas de lino o lana? En general, no es aconsejable meter materiales como el lino o la lana porque pueden encoger, pero ya hay modelos de secadora con programas específicos.
  • ¿Se pueden secar en secadora los edredones y plumíferos? Sí, aunque con cierto cuidado. Utiliza un programa de temperatura baja, pero que sea largo. También es buena idea que pares cada 15 minutos para sacar la prenda y sacudirla o moverla: de esa forma, las plumas se van soltando.

¿Qué significa el programa ECO en la secadora?

Los programas ECO son los que menos energía y agua consumen. Para conseguir buenos resultados, alargan el tiempo de funcionamiento. Si tu secadora dispone de él, prodrás seleccionarlo en la rueda co los programas o con un botón aparte. 

¿Cómo quitar olor de la secadora?

Procura mantener limpios los filtros, vacía con frecuencia el depósito de condensasión y limpia las gomas y el tambor con producto limpiamáquinas o agua caliente con un poco de vinagre.. Deja la puerta entreabierta cuando no la estés usando para que se seque bien el interior.

¿Qué es una secadora sin desagüe?

Son las secadoras que no necesitan un tubo con salida al exterior al instalarlas, ya que su funcionamiento se realiza en un circuito cerrado. Esto las diferencia de las secadoras de evacuación.
Volver arriba