Guía de compra

Guía de compra de secadoras

26 abril 2016

26 abril 2016

Section

Secadoras: para todo el mundo

Aunque buena parte de nuestra geografía se beneficia de un clima cálido y soleado la mayor parte del año, en algunas zonas del norte y de la costa la humedad puede impedir que la ropa se seque rápido y bien. En otros casos, es difícil contar con un espacio donde secar al aire libre. También hay personas mayores y discapacitadas para quienes una tarea tan sencilla como tender la ropa puede ser un verdadero reto. Para unos y para otros una secadora resulta un electrodoméstico de lo más apropiado, y también para otros usuarios que sencillamente aprecian la comodidad y la rapidez de usar este aparato para secar su colada.

¿De evacuación o de condensación?

Hay dos tipos de secadoras:

  • De evacuación, que sacan la humedad directamente al exterior a través de un tubo.
  • De condensación, que recogen el vapor de agua en un depósito interno.

En principio, son preferibles las secadoras de evacuación, porque suelen ser más baratas, consumen un poco menos de electricidad y no hay que estar pendiente de un perfecto sellado del aparato. Eso sí, necesitará instalarlas en un tendedero, de modo que el tubo de evacuación del aire húmedo tenga una salida directa al exterior.

Existen dos tipos de secadoras de evacuación: electrónicas y mecánicas. Las primeras son más fáciles de utilizar ya que determinan la temperatura y la duración del secado según los resultados deseados: colada lista para planchar, muy seca, ultra seca...

Otra alternativa diferente son las lava secadoras, que aúnan en un único electrodoméstico estas dos funciones. Ahorran una buena cantidad de espacio, pero no secan de una sola vez toda la colada lavada.

Sigue nuestros consejos

  1. Da igual por dónde salga el tubo de evacuación . Su eficacia a la hora de expulsar el aire húmedo no depende en modo alguno de este aspecto.
  2. En aquellos modelos en los que es posible invertir el sentido de la apertura de la puerta, el paso de la colada de la lavadora a la secadora deja de ser una pesada molestia y resulta más cómodo.
  3. El selector de temperatura es una función muy útil: permite incrementar o reducir el calor según el tipo de ropa que se vaya a secar.
  4. El temporizador es otra forma de controlar el secado: puedes graduarlo para que la colada salga húmeda y se planche luego más fácilmente. Los modelos más modernos cuentan con programas que ajustan la humedad de la colada a los valores deseados: ropa lista para guardar en el armario, ropa lista para planchar, etc.
  5. Otra opción muy práctica es el indicador de limpieza del filtro anti pelusas. De lo contrario habrá que limpiarlo después de cada uso. Algunos fabricantes están desarrollando condensadores con filtro de pelusas auto limpiable, lo cual supone un ahorro de tiempo y de energía.
  6. La mayoría de los modelos incluyen un ciclo especial antiarrugas.
  7. Una secadora con una capacidad de 5 kilos es más que suficiente para una familia de cuatro miembros.

Grandes variaciones de precio

Las secadoras de evacuación suelen ser más baratas que las de condensación; aun así, su precio medio supera los 300 euros. Oscila mucho en función del establecimiento de compra. Según nuestro estudio, los comercios más baratos para comprar una secadora son los hipermercados y las grandes superficies especializadas.

Pero el precio de compra no es el único criterio a tener en cuenta. Este aparato consume una considerable cantidad de electricidad. El coste anual, usándolo cuatro veces a la semana, ronda los 50 euros; y eso si es una secadora con clase energética A+(por el momento, la más desarrollada de las fabricadas).


Imprimir Enviar por email