Guía de compra

Cómo elegir la mejor secadora


Secar la ropa al aire libre no siempre es posible. Puede que vivas en una zona muy húmeda, que no tengas tiempo o simplemente que no dispongas de tendedero o de un espacio adecuado.Las secadoras pueden resolverte este problema y facilitar tu día a día.

En los últimos años este electrodoméstico ha evolucionado mucho, son más eficientes y cuentan con mayor número de programas para adaptarse a cada tejido.

Si has decidido poner una secadora en tu vida, esta guía de compra te ayudará a elegir la mejor para ti de entre todos los tipos de secadoras que encontrarás en el mercado. Debes tener en cuenta que una secadora ocupa más o menos el mismo espacio que una lavadora, por lo que debes disponer de un hueco de unos 60 x 60 cm. Revisamos primero el tipo de secadoras que encontrarás en las tiendas y otras características que deberías tener en cuenta.

cómo elegir secadora

¿Secadora de evacuación o de condensación?

Para eliminar la humedad que la secadora va retirando de la ropa existen dos sistemas:

Secadoras de evacuación

Cogen aire del exterior, lo calientan mediante resistencias eléctricas y lo introducen en el tambor donde se carga con la humedad de la ropa. Después, el aire cargado de humedad se expulsa al exterior por un tubo.

  • Ventajas: es una tecnología más sencilla y resultan baratas,
  • Inconvenientes: hay que instalarlas en un lugar exterior o que permita sacar un tubo hacia fuera y son muy poco eficientes, ya que toman continuamente aire frío externo y tienen que calentarlo. Por esta razón, es un sistema que ya se usa poco y no encontrarás ninguna secadora de evacuación en nuestro comparador, pues tratamos de fomentar el uso y la transición hacia electrodomésticos más eficientes. 

Solo serían recomendables si vas a hacer un uso bastante esporádico de tu secadora.

Secadoras de condensación

La diferencia principal con las secadoras de evacuación es que las de condensación funcionan en un circuito cerrado. El aire húmedo, en vez de ser expulsado al exterior, se introduce en un intercambiador refrigerador donde se enfría hasta que la humedad se condensa. El agua se recoge en un depósito que hay que vaciar tras cada ciclo. Ese mismo aire se vuelve a calentar y se inyecta otra vez en el tambor.

  • Ventajas: puedes instalarlas en cualquier lugar (la cocina, un baño, un trastero…) donde tengas una toma de corriente y son más eficientes, pues al no tomar aire nuevo del exterior, es necesaria menos energía para elevar la temperatura.
  • Inconvenientes: el precio medio de las secadoras de condensación es de 360 euros, algo más alto que el de las de evacuación.

¿Resistencias o bomba de calor?

Hasta hace unos años, las secadoras usaban resistencias eléctricas para calentar el aire, igual que hacen las lavadoras para calentar el agua, pero ahora se están imponiendo las secadoras con bomba de calor, una tecnología similar a la que se emplea en los acondicionadores de aire.

Secadoras de resistencias

Son las secadoras clásicas. Utilizan unas resistencias eléctricas que, al calentarse, elevan la temperatura del aire que pasa a través de ellas.

  • Ventajas: son baratas, pues puedes encontrar modelos en nuestro comparador desde poco más de 200 euros. También son más rápidas que las secadoras con bomba de calor, ya que la duración media del programa de algodón en los modelos de resistencias es de 86 minutos.
  • Inconvenientes: consumen más del doble que las secadoras de bomba de calor, 2,76 kW de media en el programa de algodón, y su etiqueta energética no suele superar la letra B, cuando la escala actual alcanza hasta A+++. Esta escala próximamente se va a reajustar para que el máximo vuelva a ser la A. Por eso, solo son convenientes si la vas a utilizar poco, por ejemplo, en una segunda residencia. Para localizar una secadora con resistencias en nuestro comparador, aplica el filtro “condensación – resistencias”.

Secadoras con bomba de calor

Estas secadoras utilizan una bomba de calor para calentar el aire, un dispositivo parecido al que usan los aparatos de aire acondicionado, que aprovecha la temperatura exterior.

  • Ventajas: son hasta 3 o 4 veces más eficientes que las de resistencias. Su consumo medio en programa de algodón es de 1,33 kW, y pueden llevar la etiqueta de máxima eficiencia A+++, aunque debes tener en cuenta que en 2021 se reajustarán las etiquetas y la mejor volverá a ser A.
  • Inconvenientes: el precio medio de las secadoras de condensación con bomba de calor es de 580 euros, pero compensa si vas a usarla mucho. Y también son más lentas que las de resistencias, ya que invierten una media de 135 minutos en el programa de algodón. Para localizar una secadora con bomba de calor en nuestro comparador, aplica el filtro “condensación – bomba de calor”.

Otros tipos de secadoras

Existen también secadoras de gas, que usan ese combustible para calentar el aire en lugar de la electricidad. En España, ningún fabricante comercializa por ahora secadoras de gas, por lo que no podrás encontrar ningún modelo en el comparador.

Otro sistema para acelerar el secado de la ropa son las centrifugadoras, pero también han caído en desuso, dado que las lavadoras actuales pueden alcanzar velocidades de centrifugado muy altas.

¿Y cuáles son las mejores secadoras? Consejos para elegir secadora

El mejor producto es el que se ajusta mejor a lo que necesitas, teniendo en cuenta el uso que le vayas a dar y tu presupuesto. Sin embargo, en el caso de las secadoras, de acuerdo con nuestro comparador, podemos decir que las secadoras de condensación con bomba de calor obtienen por lo general, mejores resultados. Aparte de los tipos que ya hemos explicado, hay otras características en las que deberás fijarte al elegir:

  • Coste. Como pasa con todos los electrodomésticos, debes tener en cuenta no solo el precio de venta, sino también el consumo, pues la vida media de una secadora puede superar los 10 años. Cuando compares precios entre unas tiendas y otras, fíjate bien en las condiciones de entrega. A veces una tienda que parece más barata no incluye transporte, instalación o incluso la retirada del electrodoméstico antiguo. En muchos casos, compensa elegir otra tienda que sí lo incluya.
  • Dimensiones e instalación. Otra característica que debes comprobar es si la secadora tiene algún requisito a la hora de instalarla. Por ejemplo, si es de evacuación ten en cuenta la salida del tubo, o si es de condensación con opción de desagüe deberá estar cerca de la salida de agua.
  • Programas. Existe un falso mito que dice que la secadora estropea la ropa. En realidad, salvo ciertos tejidos que no se deben meter, el resto no corren ningún peligro utilizando el programa adecuado. También es importante la exactitud con la que la secadora ajusta a sus programas, es decir, que el grado de humedad de la ropa sea el que indica el programa.
  • Capacidad. La capacidad de la secadora, al igual que la de la lavadora, se mide en kilos de ropa que puedes introducir cada vez. Nuestro consejo es que elijas una secadora que tenga más capacidad que tu lavadora, ya que la ropa mojada pesa más que la ropa seca.
  • Características de la puerta: con protección para niños si tienes pequeños en casa o que se pueda invertir el sentido de apertura (de manera que sea más fácil cuadrarlo con la lavadora).
  • Programa antiarrugas, consiste en que el tambor gira ligeramente una vez acabado el secado para evitar que se formen arrugas muy marcadas.
  • Aviso de limpieza de filtro, con esta función evitas tener que limpiar el filtro con cada secado, solamente cuando la máquina te avise.
  • Comienzo retardado, poder programar la secadora para que empiece a determinada hora.

Comparador de secadoras