Guía de compra

Cómo elegir el robot de cocina

madre-hija-cocinando-con-robot-Thermomix

¿Estás pensando comprar un robot de cocina? ¿No sabes de qué tipo ni cuánto te puede costar? Revisamos las funciones, características y precios de los robots de cocina para ayudarte a elegir el modelo que más le conviene a tu forma de cocinar... y a tu bolsillo.

Los robots de cocina están pensados para facilitar la labor culinaria tanto a cocineros inexpertos como a profesionales. Su trabajo consiste en agilizar las tareas más laboriosas y que requieren más tiempo, por lo que pueden convertirse en tu mejor aliado en la cocina.

Aunque su aspecto exterior se parece a una batidora de vaso, el procesador de alimentos puede realizar más tareas y sustituir a varios pequeños electrodomésticos.  Por otro lado, algunos son máquinas muy carasocupan  espacio, son pesadas y pueden resultar algo lentas para realizar algunas tareas. Además, requieren una limpieza bastante laboriosa.

Tipos de robots de cocina

Hay robots y auxiliares de cocina de distintos tipos y precios. Revisa sus funciones para decidir cuál te conviene más en función de tu forma de cocinar y de los demás aparatos de cocina que ya tienes en casa.

Robots de cocina sin cocción

robot-cocina-sin-coccion-con-accesorios-corte

Dependiendo de los accesorios que traiga, un robot de cocina sin cocción puede realizar por ti las siguientes tareas:

  • Picar y triturar carne, verduras, patatas, pan, frutos secos ...
  • Laminar y rallar verduras, queso, etc. Podrá realizar distintos tipos de cortes (cubos, juliana, jardinera…) en función de los accesorios.
  • Amasar: para elaborar bases de pizza y empanadas, bizcochos, tartas, empanadas.
  • Batir huevos, levantar claras, o montar salsas.
  • Mezclar ingredientes.
  • Emulsionar y poder preparar una rica mayonesa casera.
  • Licuar y exprimir. Con los accesorios adecuados que incluyen algunos procesadores de alimentos.

Un robot de cocina sin función cocción lo podrás encontrar por un precio que oscila entre los 55 y los 700 euros.

Robots de cocina con cocción

robot-cocina-Thermomix-pantalla-a-color

Por otro lado, hay robots de cocina que, además de estas funciones de corte y trituración, incluyen la opción de cocinar, pues calientan el vaso hasta temperaturas de más de 100 ºC. De esta forma, puedes elaborar la receta hasta el final dejándola lista para presentarla en la mesa.

Muchos de ellos llevan un accesorio para cocinar al vapor, con separadores que facilitan el cocinado de varios alimentos al mismo tiempo, pero de forma independiente. Así, podrás cocina un alimento en el vaso a la vez que otros (uno o varios, dependiendo del número de niveles de cocción al vapor) en la bandeja de cocción al vapor.

Algunos modelos incluyen nuevas maneras de cocinar como cocción a alta temperatura, al vacío, cocción lenta o función de fermentación.

Dentro de los robots de cocina con función cocción, puedes encontrar:

  • Robots sin wifi, cuyo precio varía entre los 150 y los 700 euros.
  • Robots con conectividad wifi: facilita la actualización y descarga de recetas, noticias, actualización de software, etc. El precio puede variar entre los 300 y los 1.300 euros. Además de esta característica, estos modelos avanzados suelen tener otras prestaciones como cocción al vapor, báscula incorporada, etc. El modelo de este tipo más popular es la Thermomix, pero hay otros modelos de distintas marcas, que puedes encontrar en nuestro comparador:

Comparador de robots de cocina

Ollas programables

olla-programable-Cookeo

En el mercado también encontramos ollas programables que pueden amasar y cocer para tener lista la comida a la hora deseada. En estas ollas, tendrás que poner los ingredientes, programarla (normalmente hasta con 24 horas de antelación) y dejar que el aparato se encargue de mezclar y cocinar los ingredientes para tener la comida lista a la hora deseada. Algunos modelos, como el popular Cookeo, traen las recetas preprogramadas.

olla-coccion-lenta-CrockPot

Dentro de las ollas programables, existe una versión las ollas de cocción lenta: suelen tener menos programas y su principal reclamo es que cocinan los platos a fuego lento, calentándolos a un punto inferior al de ebullición durante horas. Vamos, “como cocinaba nuestra abuela”. Su precio oscila entre los 35 y los 140 euros.

Amasadoras

amasadora-electrica

Otro electrodoméstico “similar” son las amasadoras, recomendadas para los aficionados a la repostería y los postres. Sus funciones principales funciones son amasar, batir y montar. Se trata, por tanto, de modelos menos versátiles que los robots de cocina, pero suelen tener capacidad para preparar una cantidad mayor de masa y, al ser más sencillas que los robots, también son en general más baratas. Las batidoras amasadoras puedes adquirirlas a partir de 15 euros y los modelos más caros no suelen costar más de 70 euros.

También existen amasadoras profesionales, con mayor capacidad y potencia, que ofrecen resultados muy superiores. El precio de los modelos más profesionales puede alcanzar los 700 euros.

Robots de cocina: en qué aspectos debes fijarte

Si has decidido que lo tuyo es un robot de cocina, con función cocción o sin ella, debes valorar también sus características, que marcan diferencias.

 El vaso, mejor que sea de gran capacidad

Uno de los principales aspectos a valorar es la capacidad del vaso. En los robots con cocción el volumen útil del vaso suele oscilar entre 2 y 3 litros. Independientemente del número de personas para las que se vaya a cocinar, es preferible elegir un robot con un vaso de gran capacidad donde se acoplarán mejor los alimentos de tamaño grande sin tener que trocearlos previamente. De todas formas, debes fijarte también en las dimensiones exteriores del aparato, sobre todo, si tu cocina no es muy amplia, porque a mayor capacidad del vaso mayor será el espacio que ocupará el robot.

Respecto al material, siempre es recomendable que sea de acero inoxidable, un material resistente, fácil de limpiar y que no transmite olores. Casi todos los modelos llevan este tipo de vaso, aunque en la Thermomix TM6 nuestros análisis detectaron algunos problemas de óxido que hemos denunciado.

Pregunta también si se puede desmontar y lavar en el lavavajillas.

¿Por qué comprar un robot de cocina?

A mayor potencia, más fuerza

En los modelos con cocción, hay que distinguir entre la potencia eléctrica (W) del motor para mover las cuchillas y la que emplea para calentar los alimentos.

Normalmente, la potencia eléctrica del motor va relacionada con su rapidez para, por ejemplo, picar frutos secos o hielo: a mayor potencia, más velocidad y menos probabilidad de que el aparato se recaliente, aunque también influyen el diseño y otros factores.

Por otro lado, una potencia de cocción más alta permitirá cocinar los alimentos en menos tiempo, aunque también provoca un consumo eléctrico más elevado. La potencia de un robot con resistencias puede andar próxima a los 2.000 W.

Con inducción, más rapidez, menos consumo

Los modelos con cocción pueden calentar los alimentos mediante una resistencia eléctrica o con inducción, como las placas de cocina más modernas. Ambos métodos alcanzan altas temperaturas y permiten cocinar hasta 120 ºC, pero la inducción cocina más rápido y consume menos energía.

Báscula integrada, cómodo pero no imprescindible

Algunos modelos tienen una báscula en el propio aparato que te sirve para pesar los alimentos antes de ponerlos en el vaso, pero los modelos más avanzados pesan los ingredientes según los vas introduciendo en el propio vaso, lo que resulta particularmente cómodo y te ahorra cacharros.

Los modelos más sencillos carecen de báscula o la ofrecen como un accesorio separado, lo que obliga a emplear otros recipientes para pesar los alimentos antes de añadirlos.

La seguridad ante todo

La seguridad es un factor importante en cualquier pequeño electrodoméstico y como es lógico también en los robots de cocina. Es importante que cuenten con patas de goma o ventosas para que no se deslicen cuando están funcionando, que el cierre sea hermético e impida la puesta en marcha si no están bien cerrados, que las partes eléctricas estén protegidas contra los líquidos… Todas estas características son difíciles de comprobar en el momento de la compra, pero en nuestros estudios analizamos la seguridad de los robots y todos aprueban. Si detectamos algún fallo, como ocurrió con un modelo de Cecotec y con la Thermomix TM31, avisamos al fabricante para que los solucione.

No obstante, no se pueden eliminar todos los riesgos, pues las cuchillas son afiladas y pueden cortar al manipularlas. Ten cuidado cuando las desmontes y al limpiarlas y sigue estos consejos de seguridad.

Programas y facilidad de uso

Es importante que el manejo te resulte intuitivo y, en esto, influyen tus preferencias personales. ¿Te aclaras mejor con un robot que lleve botones físicos o prefieres un modelo digital que se programa mediante una pantalla táctil? Los robots con conexión wifi, como Thermomix o MyCook, te permiten incluso seguir las recetas en línea sin necesidad de tener a mano el tradicional libro de recetas: esto ayuda a las personas más inexpertas, pero puede ser superfluo si tienes amplia experiencia y prefieres preparar tus propias recetas.

Algunos de esos canales de recetas son de suscripción y hay que pagar el acceso.

Limpieza, más fácil en lavavajillas

Si tienes lavavajillas, te será útil un robot cuyos accesorios se puedan desmontar fácilmente y que resistan la limpieza en el lavavajillas.

Una manera sencilla de limpiar el vaso es llenarlo con un poco de agua y unas gotas de detergente y ponerlo en marcha unos minutos para que se desprendan los restos. Si añades unas gotas de limón, además eliminarás los olores.

Accesorios, solo si los vas a utilizar

Estos robots pueden incluir un buen número de accesorios, como vaporera, espátula, cestillo, aspas para remover, etc. Échales un vistazo y valora los que crees que vas a utilizar a menudo. Normalmente, cuantos más accesorios, más se eleva el precio, pero tampoco tiene sentido optar por un robot muy económico si luego tienes que adquirir todos los accesorios aparte.

robot-de-cocina-con-accesorios

Una comunidad para compartir

Los usuarios de algunos modelos han creado comunidades en redes sociales en las que comparten trucos y recetas. Siempre es interesante echar un vistazo para descubrir nuevas preparaciones o soluciones que otros usuarios hayan encontrado antes que tú.

Ruido: fíjate en los decibelios

Los robots de cocina pueden hacer mucho ruido, por ejemplo, al rallar alimentos duros como queso o pan. Si tienes un bebé en casa, eres sensible al ruido o tienes un vecindario quisquilloso, es recomendable que optes por los modelos menos ruidosos.  Desafortunadamente, los robots de cocina no cuentan con un etiquetado energético donde figure esta característica, pero en nuestras pruebas, medimos los decibelios a medio metro de distancia, a bajas y altas temperaturas y con la función turbo. Puedes consultar los resultados en el comparador.

Comparador de robots de cocina

Preguntas frecuentes sobre robots de cocina

¿Por qué comprar un robot de cocina? 

Puede serte útil si:

  • Preparas recetas elaboradas.
  • Lo usas al menos 3 o 4 veces por semana.
  • Sueles triturar, batir, montas nata, claras, amasas, haces zumos o batidos
  • Tienes sitio para instalarlo y donde guardar los accesorios
  • No cuentas con todo un arsenal de otros aparatos: licuadoras, batidoras, picadoras.

¿Cuánto vale un robot de cocina?

El rango de precios es muy amplio y depende del tamaño del robot, sus accesorios, si el aparato cuenta o no con función de cocción, conectividad wifi, etc. Para que te hagas una idea:

  • Robot sin función de cocción: desde 55 a 700 euros
  • Robots con cocción: de 300 a 1.300 euros, que es el precio de la Thermomix.
  • Amasadoras: de 15 a 70 euros y hasta 700 euros si es un modelo profesional.

¿Cómo funciona un robot de cocina?

La mayoría de los robots cuentan con una base y un vaso de acero o cristal que se soloca sobre ella y que lleva en el fondo unas cuchillas que giran a diferentes velocidades para mezclar, batir, rallar o triturar.  Tambén hay robots con accesorios en la boquilla de entrada que permiten cortar los alimentos con distintas formas. Los robots con cocción incorporan además una resistencia eléctrica o una bobina de inducción que calienta el vaso a más de 100 ºC para que los alimentos se cocinen. La temperatura y el tiempo son programables. Los modelos más avanzados muestran en una pantalla los distintos pasos para preparar las recetas.

¿Cuál es el mejor robot de cocina?

Hay modelos muy caros y completos, con conexión a internet, báscula integrada, inducción... pero el caso es que no siempre lo más completo es lo mejor. En primer lugar, porque no merece la pena pagar por cosas que no vayas a utilizar y, también, porque un precio más alto no implica necesariamente mayor calidad. En el comparador podrás encontrar modelos que aúnan una buena calidad con un precio asequible, como la Compra Maestra o la Compra Ventajosa:

Comparador de robots de cocina