Guía de compra

Cómo elegir un lavavajillas

lavavajillas-mujer-utilizandolo

El lavavajillas no solo ahorra trabajo, sino también energía y agua, sobre todo, si eliges un aparato eficiente. Además, te ayuda a tener la cocina siempre despejada. Pero al elegirlo, hay que tener en cuenta sus características, consumo y prestaciones.

Cómo elegir el mejor lavavajillas para ti

El lavavajillas es un electrodoméstico que no solo aporta comodidad, sino que también ahorra energía y agua con respecto al lavado a mano. Fregando la vajilla a mano dos veces al día gastas entre 60 y 120 litros, dependiendo de si lo haces con la pila llena o con el grifo corriendo, más la energía que necesitas para calentarla. Poner el lavavajillas una vez al día consume menos de 20 litros de agua.

Por supuesto, tanto el ahorro como los buenos resultados del lavado dependen de que elijas un buen aparato: te damos algunas pistas para elegir el mejor lavavajillas para ti.

Tipos de lavavajillas

El lavavajillas perfecto para ti es el que se adapta al espacio que tienes en casa y al número de personas que viven en ella. Las dimensiones  exteriores y la capacidad son determinantes en la elección, así como el tipo de lavavajillas según su instalación.

Dimensiones exteriores

El comparador cuenta con una opción para filtrar los resultados según la anchura del aparato, que puede ser:

Estándar: de más de 46 cm. Lo más habitual es que un lavavajillas mida 60 cm de ancho por 60 cm de profundidad y uno 80 cm de altura, para adaptarse al fondo y altura estándar de las encimeras de cocina. El precio medio es de 430 euros.

Compactos: si tu cocina es pequeña y no sois muchos comensales en casa, puedes optar por modelos estrechos, que miden solo 45 cm de anchoSu precio medio es de 370 euros.

lavavajillas-estrecho-hombre-poniendolo

De sobremesa: en el caso de que no tengas hueco bajo la encimera, puedes optar por modelos compactos que tienen una altura menor y se pueden colocar sobre una mesa o encimera siempre que haya acceso a una toma de agua y un desagüe. La carga de estos lavavajillas compactos es muy cómoda pues no tienes que agacharte para meter y sacar la vajilla. Su precio medio es algo elevado en relación a su capacidad, unos 350 euros.

Integrables de libre instalación

Si quieres que el frente del lavavajillas tenga el mismo aspecto que el resto de los muebles de la cocina, deberás optar por un lavavajillas integrable. Entre estos hay diferencias:

  • En algunos modelos en los que se panela la puerta, pero los mandos quedan vistos.
  • Otros se integran por completo: toda la puerta del lavavajillas queda cubierta y los mandos están ocultos, situados en el canto superior. Son muy estéticos porque aparentan ser un mueble más, pero es más difícil seguir el progreso del lavado.

lavavajillas-mandos-ocultos-puerta-integrable

Los modelos de libre instalación se pueden colocar en cualquier lugar que tenga grifo y un desagüe. También se pueden meter bajo las encimeras ajustando la altura de las patas, pero no se integran con los muebles. Los encontrarás en color blanco o en acero inoxidable.

Número de cubiertos

¿Cuántos personas vivís en casa? Es importante que la capacidad del lavavajillas se ajuste al número de personas y sus costumbres, ya que es aconsejable poner siempre el lavavajillas completamente lleno para no desperdiciar recursos de agua y energía, pero sin que esto implique tener que esperar varios días para usarlo.

  • Las familias de varios miembros necesitarán un modelo de 60 cm de ancho, que suelen ser de 12 o 13  cubiertos. Si sois muchos en casa, hay modelos con hasta 16 cubiertos de capacidad. Lo ideal es usar el lavavajillas solo una vez al día.
  • Las personas que viven solas o en pareja pueden optar por los modelos compactos de 45 cm de ancho, que suelen tener una capacidad de 8 a 10 cubiertos, o incluso los de sobremesa, con capacidad para 4 o 6 cubiertos. De esta forma, no tienen que esperar demasiado para poder llenarlos, ya que con el tiempo se producen olores, los restos se resecan y es más difícil quitarlos.

Otras características en las que fijarse

Además, hay otros aspectos que pueden influir en que aciertes plenamente al elegir tu lavavajillas, pues influyen en la eficiencia, la facilidad de uso y los resultados.

Las cestas

La distribución interior de los lavavajillas está pensada para optimizar el proceso de limpieza y secado variando de unos modelos a otros.

  • Fíjate en el diseño de las cestas del lavavajillas. El fondo no debe ser demasiado abierto, para que no se cuelen las piezas pequeñas o los mangos de los cacharros. Los soportes para los platos deben ser capaces de sostenerlos bien separados, con espacio para que circule el agua. Es útil que las varillas sean abatibles por si en algún momento vas a colocar fuentes o cacerolas en lugar de platos.
  • ¿Cesta portacubiertos o bandeja extraíble? La mayoría de los aparatos tienen un cestillo para los cubiertos en la bandeja inferior; otros modelos llevan una tercera bandeja extraíble solo para los cubiertos. Si sueles fregar muchas cacerolas y cacharros, te puede interesar un lavavajillas que tenga una de estas bandejas portacubiertos, pues te dejan mucho espacio libre en la cesta inferior, aunque requieren un poco más de cuidado al colocarlos, ya que deben ir cada uno en su ranura y puestos de costado para que se laven bien.

lavavajillas-cesta-portacubiertoslavavajillas-bandejas-portacubiertos

  • Es práctico que la cesta superior del lavavajillas se pueda regular en altura, especialmente si habitualmente usas vasos altos o copas. Mejor si es mediante un sistema de clips, ya que los que llevan unas ruedecitas obligan a sacar la cesta para realizar el ajuste.

Los programas de lavado

El lavavajillas perfecto para tu casa debe tener los tipos de lavado que precises (no por tener más es mejor). Siempre resulta útil que tenga un programa de media carga, otro eco y uno rápido o suave.

Nuestros análisis han demostrado que, en muchos casos, la duración del programa normal es excesiva (ronda o incluso supera las dos horas). Y si nos decantamos por el programa ECO, el lavado puede prolongarse aún más. Por eso es importante que tenga programas más rápidos para vajilla no muy sucia y con restos recientes. Usar un programa largo para una vajilla poco sucia equivale a un despilfarro de energía y agua. Por eso, los modelos más sofisticados cuentan con un sensor de carga que adapta el lavado a la cantidad de vajilla y a su suciedad.

La protección anti-desbordamiento

Valora la presencia de sistemas anti-desbordamientos y contra las fugas de agua, que algunas marcas denominan "aquastop", porque te pueden evitar inundaciones y problemas.

Para evitarlos, la mayoría de los lavavajillas llevan tuberías dobles: si se produce una fuga en la tubería interior, el goteo queda retenido por la cubierta exterior. Algunos modelos más sofisticados disponen de un flotador que pone en marcha la bomba de desagüe si el agua de la cubeta supera cierto nivel. En los lavavajillas más completos, la válvula recibe además la orden de cortar la entrada de agua.

El control por el móvil

IoT (Internet of things) también ha llegado a los lavavajillas y ya encontramos en el mercado modelos que pueden encenderse, programarse, avisar si necesitan abrillantador o sal y todo desde cualquier lugar a través del teléfono móvil

El ruido

Para encontrar el lavavajillas más silencioso debes fijarte en los decibelios que figuran en la etiqueta energética. Para que te hagas una idea, los mejores lavavajillas emiten poco más de 40 dB, el volumen de sonido que hay en una biblioteca, mientras que los más ruidosos superan los 50 dB, acercándose al volumen de una conversación normal (60 dB). Este sonido puede resultar algo molesto si sueles usarlo por la noche para aprovechar la discriminación horaria o si tu cocina está abierta al salón. El nivel de ruido es uno de los datos que puede consultar en el comparador de lavavajillas.

Calificación energética del lavavajillas

El lavavajillas ahorra tiempo y también agua. No solo lava la vajilla, sino que también la seca.

Debes prestar atención a la calificación energética: la eficiencia en el consumo eléctrico y de agua se muestra en los aparatos mediante un sistema de letras y colores. Este etiquetado energético acaba de reescalarse para ajustarse mejor a los consumos actuales y evitar el uso de etiquetas A+, A++ y A+++, que resultaban confusas. A partir de marzo de 2021, las etiquetas energéticas de los lavavajillas que se verán en las tiendas van desde la A (los modelos más eficientes) a la G (los menos ahorradores). Los modelos con mayor etiqueta energética suelen ser más caros, pero a la larga, se ahorra dinero.

lavavajillas-etiqueta-energetica

Consulta el comparador de lavavajillas

Preguntas frecuentes sobre lavavajillas

¿Qué detergente para lavavajillas es mejor?

En el mercado encontrarás detergente para lavavajillas en diferentes formatos.

  • Pastillas: Pueden contener detergente o ser del tipo 2 en 1, que incluye también, abrillantado y sal. Suelen ser eficaces y las más cómodas, aunque deben mejorar en el secado. Puedes localizar las mejores en el comparador de detergente para lavavajillas.
  • Gel: Aunque han ido ganando en fama, los geles resultan menos eficaces que las pastillas.
  • Detergentes en polvo: perfectos para las zonas donde el agua es tan dura que deja en la vajilla restos de cal. Si se usan junto con abrillantador y sal, el lavado puede ser óptimo. Usar tres productos separados es más molesto, pero permite ajustar mejor la dosis de cada uno de ellos.

Si te preocupa el medio ambiente, ya es posible encontrar productos ecológicos que limpian de manera suficientemente eficaz sin usar ingredientes químicos agresivos, como fosfatos, perfumes alergizantes o conservantes tóxicos. Puedes encontrarlos en el comparador de detergentes.

¿Cómo mejorar el lavado en el lavavajillas?

  • Coloca con cuidado la vajilla en el lavavajillas. Procura que los platos no se toquen entre sí, que las zonas cóncavas de los cacharros y cucharones queden hacia abajo (así no se acumula agua) y comprueba que las aspas giran sin tropiezos.
  • Revisa los niveles de abrillantador y sal del lavavajillas, y rellena los depósitos cuando sea necesario.
  • Si vives en una zona de aguas duras, programa el descalificador para que se regenere con mayor frecuencia.
  • Mantén siempre limpios los filtros de tu lavavajillas. Procura al menos eliminar los restos más gordos después de cada lavado y cada semana haz una limpieza más a fondo. Un par de veces al año también es conveniente desatornillar las aspas para limpiar las ranuras (¡es más fácil de lo que parece!).
  • Una vez terminado el programa de lavado, deja la puerta del lavavajillas cerrada al menos media hora. Si abres enseguida, los platos se enfrían rápidamente y se condensa el vapor dejando gotas. Sin embargo, en el lavavajillas cerrado, el calor contribuirá a que se evaporen los restos de humedad.

¿Cuánto consume un lavavajillas?

Depende del ciclo que utilices, pero un modelo muy eficiente en el programa normal puede gastar tan solo 10 litros de agua y algo menos de 1 kWh de energía. Un modelo menos ahorrador puede consumir unos 16 litros de agua y 1,20 kWh en programa normal. En cualquier caso, bastante menos de lo que se gasta al fregar a mano. Puedes consultar todos los resultados y los consumos en el comparador.

¿Cuáles son las mejores marcas de lavavajillas?

Los análisis comparativos de OCU analizan las prestaciones de cada modelo en concreto y también tienen en cuenta la fiabilidad de cada marca y la satisfacción con sus productos, de acuerdo con las encuestas que realizamos periodicamente. Si quieres saber cuáles son los mejores lavavajillas, puedes consultar nuestro comparador.

¿Hay que aclarar los platos antes de ponerlos en el lavavajillas?

No, los platos no se deben aclarar porque es un gasto de agua y tiempo innecesario: el lavavajillas puede conseguir una limpieza perfecta sin ese paso previo. Eso sí, el lavavajillas no es un cubo de basura. Por eso, hay que retirar bien los restos de comida usando los cubiertos o una servilleta de papel usada antes de meter la vajilla.

¿Se puede meter todo en el lavavajillas?

Hay algunos tipos de menaje que no se pueden lavar a máquina porque resultarían dañados por las altas temperaturas: no metas las vajillas pintadas a mano, las que tengan decoraciones de metal o el vidrio sopladoTampoco se deben meter los recipientes de plástico que no lleven la indicación de “aptos para lavavajillas”, las cosas de madera, hojalata o las cazuelas de hierro fundido. Las sartenes con recubrimiento antiadherente es preferible lavarlas a mano,pues los detergentes del lavavajillas pueden estropearlas.

¿Por qué la vajilla no se seca bien?

Puede tratarse de falta de abrillantador: prueba a aumentar algo la dosis. Si estás usando pastillas todo-en-uno, puede ayudar añadir además abrillantador en el depósito. También debes procurar dejar la puerta cerrada al menos media hora después de que se termina el lavado, porque si la abres de inmediato, la humedad se condensa y vuelven a formar gotas.

¿Cómo evito el velo blanquecino en los vasos y copas?

Este problema suele aparecer por un exceso de cal en el agua o por un detergente demasiado agresivo. Añade más sal al descalcificador o prueba a cambiar de marca de detergente.

¿El lavavajillas desinfecta los platos?

El lavavajillas garantiza una óptima acción desinfectante gracias a las temperaturas que alcanza, que rondan los 50°- 65°, mucho más que lavando a mano en el fregadero. Además, la limpieza es mejor. Cuando se lava a mano, lo más importante es frotar bien, mientras que en el lavavajillas todos los factores que influyen (tiempo, acción mecánica, acción química del detergente, temperatura…) están más equilibrados. 

¿Son útiles los desodorantes para lavavajillas?

No, lo único que hacen es añadir más químicos al agua. Para evitar los malos olores, procura mantener los filtros limpios.