Informe

Seguro de coche: cómo escoger el mejor

11 enero 2021
seguro coche

Si tienes coche, tienes que tener un seguro de coche: contratar un seguro de automóvil es obligatorio. Te ayudamos a saber qué necesitas para estar bien asegurado según tu caso... y sin pagar de más.

OCU te ayuda en tu búsqueda

Es obligatorio contratar un seguro de automóvil para poder circular con tu coche.

Llegado el momento de elegir un nuevo seguro para tu coche, puede que te hagas muchas preguntas sobre los tipos de seguro y las ofertas que se pueden encontrar. En OCU queremos facilitarte la tarea: si quieres empezar por comparar calidad y precio, usa nuestro comparador de seguros de coche.

USA NUESTRO COMPARADOR PARA ENCONTRAR LAS MEJORES OFERTAS

¿Cuál es el seguro que tu coche necesita?

A lo mejor estás preguntándote ¿Qué tipo de seguro me conviene más? Puede que estés meditando sobre tu caso, el estado o la novedad de tu coche, tu experiencia y años de carné e incluso tu capacidad económica para afrontar gastos imprevistos.

Según estas variables propias a cada uno, puede que te interese más escoger un seguro a terceros o bien uno a todo riesgo. Por ello, te contamos aquí, en qué circunstancias conviene más uno que otro y qué posibilidades tiene cada seguro para adaptarse mejor a tus necesidades.

Seguro automóvil

Seguro obligatorio de automóvil: lo mínimo

Este seguro, corresponde con el mínimo obligatorio legal. Es decir, cómo poco, tendrás que contratar esta cobertura. Está fijada por ley y es válida en la Unión Europea, así como en Andorra, Islandia, Noruega y Suiza. ¿Qué cubre y qué no cubre el seguro mínimo legal?

Sí que cubre:

  • Hasta 15 millones de euros en caso de daños materiales
  • Hasta 70 millones, independientemente del número de víctimas.

No cubre:

  • Al conductor del vehículo si ha causado el accidente, es decir, a ti o al que lo haya cogido en el momento del accidente
  • Si provocas el accidente careciendo de carné, por mala fe, bajo los efectos de drogas o alcohol. De hecho, repercutirán en ti en este caso, las compensaciones a víctimas.

Está opción no se comercializa por sí sola. Si has sido rechazado por escrito, por dos compañías puedes dirigirte al Consorcio de Compensación de Seguros (tel. 902 222 665), que se encargará de proporcionarte esta cobertura mínima.

El seguro a terceros

Si tu coche ya no es muy nuevo, o si puedes permitirte el riesgo de perderlo y afrontar el gasto de un coche nuevo, lo habitual es contratar un seguro a terceros.

Un seguro a terceros ofrece las siguientes ventajas:

  • Además de la cobertura obligatoria, una adicional de responsabilidad civil, que cubre los daños que cause tu vehículo, y amplía la indemnización hasta 50 millones de euros (en lo que exceda a la obligatoria). 
  • No está de más incorporar alguna garantía específica, como la que cubre la posibilidad de que un hijo menor de edad conduzca sin permiso. 
  • Por otro lado, este seguro debe contar con cobertura de defensa penal y de reclamación de daños. Así, la compañía se hará cargo de los gastos que cause dicha reclamación. Asegúrate de que la cobertura de reclamación de daños asciende al menos hasta 3.000 euros, para poder elegir al abogado que prefieras. Aunque, también tienes la opción de confiar la reclamación de daños a una compañía especializada.
  • Suele incluir por defecto la garantía de asistencia en viaje.
  • Cuenta además automáticamente con la cobertura de riesgos extraordinarios del Consorcio de Compensación de Seguros.
  • ampliar la cobertura a lunas, incendio y robo, contratando el llamado seguro a terceros ampliado, ya que no suele resultar mucho más caro y, además de las mencionadas, quizá también permita añadir algunas garantías interesantes como la de daños por colisión con especies cinegéticas o la indemnización en caso de pérdida total.

Seguro obligatorio de automóvil

Cubierto a todo riesgo

Si el coche es más nuevo, lo mejor es contratar un seguro a todo riesgo. Al cubrir los accidentes más frecuentes, cobra primas muy elevadas, por eso debes plantearte, cómo de nuevo es tu coche. Si tiene más de 5 años, no suele resultar rentable contratar un seguro a todo riesgo.

Además de las garantías descritas en los apartados anteriores, incorpora la de daños propios incluyendo el riesgo de lunas, incendio y robo. Cubre hasta los casos de destrozo vandálico, daños con un responsable identificado o causados por el mismo propietario del seguro, como, por ejemplo, si rozas el coche con una columna.

Existe la posibilidad de acordar con la compañía un gasto compartido en caso de accidente y contratar así un seguro a todo riesgo con franquicia. Esto reduce las primas a pagar por el seguro.

Descubre con OCU el mejor seguro

Y para tu coche... ¿qué te interesa más? Tanto si buscas un seguro a todo riesgo (con o sin franquicia) como si prefieres un seguro a terceros, te ayudamos a escoger la mejor póliza: compara las opciones y escoge la tuya

Compara y elige el mejor seguro de automóvil