Informe

Crowdfunding: colaborando con micromecenazgo

01 marzo 2016
crowdfunding

Varias plataformas de internet permiten apoyar proyectos como mecenas a través de pequeñas aportaciones. Sin embargo, si el objetivo es invertir en busca de rentabilidad conviene ser más precavidos y pensárselo dos veces. En estos casos, se puede llegar a perder todo el dinero.

¿En qué consiste el crowdfunding?

El crowdfunding es una fórmula de economía colaborativa. Diversas plataformas online ponen en contacto a personas que desean desarrollar un proyecto (publicar un libro, sacar un disco, rodar un documental...) con otras que están dispuestas a realizar pequeñas aportaciones, convirtiéndose en mecenas.

Crowdfunding colaboración micromecenazgo

En un principio solo se trataba de iniciativas sociales y culturales. De hecho, una de las primeras grandes experiencias de micromecenazgo se remonta a 1997. El grupo británico Marillion logró sumar 60.000 dólares de sus fans estadounidenses para sufragar su gira por los Estados Unidos.

No obstante, con posterioridad han ido surgiendo otras variantes de crowdfunding de tipo empresarial, basadas en el interés económico. También a través de plataformas se ofrece rentabilidad o participación accionarial a cambio de una inversión. A diferencia de las acciones de mecenazgo de tipo social o cultural, que no entrañan mayor problema, cuando se trata de invertir para ganar dinero se debe andar con ojo, ya que existe el riesgo de perderlo todo.

Sí al micromecenazgo de proyectos

El crowdfunding de mecenazgo es una práctica fácil para colaborar en pequeños proyectos con fines altruistas o de afinidad personal a través de la satisfacción de ayudar a crear algo aportando una cantidad de dinero.

Ya sea en los proyectos de “donación” como en los de “recompensa” o de “precompra” la aportación únicamente se hace efectiva cuando se ha reunido el importe total del dinero solicitado. Este montante  se va depositando en una cuenta de la plataforma y si la iniciativa no saliera finalmente adelante, la plataforma se compromete a devolver el dinero a cada uno de los mecenas.

¿En qué consiste el crowdfunding?

Por otra parte, ten en cuenta que la financiación de iniciativas de ONG y fundaciones se beneficia de una deducción fiscal. En este sentido, no te olvides de solicitar la documentación en la que conste la aportación realizada, para poder presentarla en la declaración del IRPF. 

Precaución con el crowdfunding de inversión

El crowdfunding de inversión es arriesgado. Dicho riesgo no tiene tanto que ver con las plataformas intermediarias como con los propios proyectos. Pero hasta cuando todo se desarrolla sin problemas el inversor pasará a ser accionista minoritario de una empresa que no cotiza, lo que implica falta de liquidez para recuperar la inversión y dependencia de las decisiones de los accionistas mayoritarios.

Estos son, en todo caso, los requisitos que por ley tienen que cumplir las plataformas que se dedican al crowdfunding de inversión:

  • Deben estar inscritas en un registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que da la apariencia de un cierto control sobre su gestión del dinero. Pero de poco sirve de cara a garantizar la solvencia de los proyectos y, por lo tanto, la seguridad del pequeño inversor.
  • Están obligadas a disponer de un capital social de por lo menos 60.000 euros y contar con un seguro de responsabilidad civil con una cobertura mínima de 300.000 por reclamación de daños y 400.000 euros para cualquier otra reclamación. Ten en cuenta que solo responden de sus actos, no del éxito o fracaso de los proyectos que intermedian.
  • Su domicilio social y efectiva administración debe radicarse en el territorio nacional o en otro estado miembro de la Unión Europea para facilitar las eventuales reclamaciones de los financiadores-inversionistas.

Micromecenazgo de proyectos

Tipos de crowdfunding y plataformas

Como hemos visto, el crowdfunding se divide en las iniciativas de micromecenazgo social o cultural y en las que buscan una inversión ofreciendo una supuesta rentabilidad.

De mecenazgo:

  • Donación: Su objetivo es apoyar un proyecto por el que sintamos afinidad por puro altruismo. Por ejemplo, para pagar la edición de un libro o costear una iniciativa social determinada.
  • Recompensa: A cambio de una pequeña aportación se recibe una recompensa simbólica: una copia firmada del libro, aparecer en los créditos de la película...
  • Precompra: Se adelanta una cantidad para financiar y recibir, pasado un tiempo, un producto distinto o novedoso.

Las principales plataformas de crowdfunding de mecenazgo son:

  • Verkami
  • Lánzanos
  • Kickstarter
  • Indiegogo
  • Goteo

De inversión:

  • Préstamo: Se presta dinero para financiar un proyecto a cambio de un tipo de interés pactado a un plazo de tiempo determinado. Por ejemplo, para la reforma de la vivienda de un particular, que ofrece a cambio un interés del 18 % a un año; o para obras varias en una estación de servicio a cambio de un interés del 20% a un año.
  • Inversión: Se invierte en una empresa que necesita financiación a cambio de una participación accionarial que varía dependiendo de la cantidad que se aporte. Por ejemplo, una cadena de restaurantes de comida ecológica, que ofrece además derecho a voto a partir de una inversión de 20.000 euros.
Las principales plataformas de crowdfunding de inversión son:
  • Crowdcube
  • The Crowdangel
  • SociosInversores
  • Comunitae
  • Bestaker
  • Lendico