Noticia

Cláusula suelo: no te dejes engañar

24 noviembre 2014
Cláusula suelo

24 noviembre 2014

Obligados por las victorias judiciales de los consumidores en sus combates contra las cláusulas suelo, los bancos cambian de estrategia y optan por negociar para evitar pleitos: mucho cuidado con lo que aceptas, pues proponen soluciones que solo les benefician a ellos.

Las cláusulas suelo son abusivas si no cumplen unos criterios de transparencia… que no se dan en la práctica totalidad de contratos firmados por los consumidores. No lo dice la OCU: lo ha dicho el Tribunal Supremo.

A pesar de ello, hasta ahora las entidades financieras se han negado a dejar de aplicar el suelo a sus clientes de manera voluntaria,  para evitar que se resientan sus cuentas de resultados. Y ante eso, a los consumidores no les ha quedado más remedio que acudir a la justicia para hacer valer sus derechos: la práctica totalidad de las sentencias que se pronuncian son favorables a los consumidores, y además los bancos acaban condenados en costas.

Los bancos cambian de estrategia

Esto está suponiendo un alto coste a las entidades financieras tanto en términos económicos como de reputación, además de producir un efecto llamada: por ahora, son pocos los consumidores que están reclamando judicialmente, pero si ven resultados favorables, otros muchos pueden animarse a reclamar en los tribunales… y eso es algo que no les interesa en absoluto.

Todas estas razones están provocando un cambio de estrategia en los bancos, que están empezando a negociar con los clientes que solicitan la supresión del suelo de sus contratos.

Cuidado con lo que firmas

Pero atento: lo que buscan es que la supresión de la cláusula suela tenga para ellos el menor impacto posible. Para ello, pueden ofrecer a quienes negocian alternativas como:

  • Bajar el suelo para que te baje la cuota, pero sin suprimirlo totalmente
  • Quitar la cláusula suelo a cambio de aumentar el diferencial inicialmente pactado.
  • Eliminar la cláusula suelo a cambio de contratar productos adicionales, como planes de pensiones o seguros de vida.
  • Alargar el plazo del préstamo para reducir la cuota a pagar, pero sin suprimir el suelo

Cualquier modificación del préstamo que firmes se considera un pacto entre las partes, es totalmente válido y quedará reflejado en un contrato de novación (puede ser un documento privado, pero lo más probable es que te hagan firmar una escritura de novación, que incluye gastos adicionales, notario, registro, tasación o gestoría…).

Que no te líen

Cualquier opción que no sea suprimir el suelo sin más condiciones y que te devuelvan las cantidades pagadas de más te perjudica.

Nuestra recomendación es que no aceptes y valores la posibilidad de acudir a los tribunales de justicia: OCU te ayuda a reclamar ante la justicia en condiciones muy interesantes.


Imprimir Enviar por email