Informe

Bitcoin, ¿buen negocio o burbuja?

El bitcoin es la moneda virtual más conocida. En este año, se ha revalorizado más de un 2.000% y sube cada día. ¿Comprar bitcoins es una manera fácil de ganar dinero… o estamos ante una ilusión? Los expertos de OCU Inversiones nos ayudan a aclarar las cosas. 

20 diciembre 2017
bitcoin

No hay un mercado organizado, ni ninguna entidad que publique un cambio oficial… pero lo cierto es que en diciembre de 2016 un Bitcoin se compraba por menos de 800 dólares, y un año después, se han llegado a pagar por la misma moneda más de 19.000 dólares, sin motivo aparente. Y su valoración sigue al alza, en lo que para muchos es una manera fácil de ganar dinero. ¿Es tan buen negocio como parece?  

El bitcoin no es una divisa

El bitcoin es un medio de pago digital fácil de transmitir, y casi imposible de falsificar, gracias a su tecnología. Pero para ser considerado como una divisa debería ser también un medio de pago generalmente aceptado… y en la práctica esto no es así: salvo excepciones, no se los admitirán como pago.

¿Cómo funciona el Bitcoin?

Los Bitcoin se guardan en una billetera o monedero digital, que tiene una dirección pública identificativa, si bien para poder acceder a ese billetero es necesario contar con una clave privada. Con la dirección pública de destino y la clave privada de origen se puede ordenar una transacción en Bitcoin, entre particulares, simplemente con la conexión por Internet de ordenador a ordenador, sin que medie ningún banco. Sin más documentación, como no puede asociarse el nombre del titular a la dirección del monedero, no hay forma de saber a quién pertenecen esos Bitcoin, ni quien los está enviando, ni quien los está recibiendo.

Los Bitcoin están fuera del sistema, funcionan anónimamente, nadie puede acceder a ellos si no es con la clave, y por tanto están libres de sufrir embargos, corralitos… Además, al no estar emitidas ni controladas por gobiernos o banco centrales, su precio no depende de políticas monetarias, no pueden ser devaluadas, ni están vinculadas a la inflación, ni a la buena o mala marcha de la economía de un país concreto.

Ese anonimato y desvinculación son factores que en parte explican su éxito, pero también sus puntos débiles: al estar al margen, no hay ninguna autoridad que controle la emisión, ni reservas que respalden su contravalor.

Una opción arriesgada

El precio del Bitcoin, como la de las demás criptomonedas depende del interés o que despierte y la confianza que se tenga en el sistema. El Bitcoin seguirá subiendo de precio mientras que haya más gente que desee adquirirlo que gente que desee desprenderse de ellos, y caerá cuando ocurra lo contrario: en apenas unos días puede duplicar su precio o perder todo su valor. Ahora está de moda y no para de subir, pero… ¿y mañana? Podrías perder todo lo que inviertas, y no sería la primera “burbuja” que explota en la cara a los ahorradores.

Mejor confía en OCU Inversiones

La mejor manera de invertir tus ahorros es a través de una cartera diversificada a largo plazo y siguiendo a los expertos de OCU Inversiones:, que te ofrecen información clara y detallada sobre las diferentes opciones, así como consejos que te ayudarán a optimizar sus inversiones minimizando los riesgos.

Si eres socio de OCU, podrás seguir la cartera recomendada de manera sencilla y con condiciones especiales gracias a un fondo especialmente pensado para ti.


Imprimir Enviar por email