Informe

El consumidor y los servicios financieros

08 marzo 2012
consumidor y finanzas

08 marzo 2012

Queramos o no, bancos y entidades financieras forman parte de nuestra vida: a ellos confiamos nuestro dinero... y resulta evidente que, en sus frecuentes relaciones con bancos y entidades financieras, el consumidor es siempre la parte más débil. Buena prueba de ello son los miles de reclamaciones que cada año recibimos en la asesoría de la OCU.

Necesito dinero, ¿qué hago?

Comprar un coche, una reparación importante, obras en casa, la celebración de un acontecimiento… son muchos los motivos que pueden llevarnos a necesitar en un momento dado más dinero, más liquidez.

Lo ideal es no endeudarse, pero si no tienes más remedio que hacerlo, más vale optar por la alternativa en que ese dinero te vaya a salir más barato.

Si te decides por pedir un préstamo al consumo, no dejes de consultar antes nuestros análisis comparativos, siempre actualizados, con los mejores préstamos personales del mercado.

Recuerda:

  • Ten cuidado con no sobrepasar tu capacidad de endeudamiento, algo que te puede pasar si te dejas llevar por las posibilidades de financiación sencilla, productos pensados para proporcionar dinero rápido, créditos preconcedidos…
  • Para valorar lo que te cobrarán por el dinero, no te fijes sólo en el interés que te ofrecen, sino también en las comisiones.
  • Si ves un préstamo que te interesa, pide al banco una oferta vinculante: deben mantener esa oferta durante 10 días, tiempo suficiente para valorar si es la mejor opción para ti.
  • Solicitar una ampliación de la hipoteca es también una opción a considerar, en especial si necesitas bastante dinero, y a bastante plazo. Plantéatelo.