Informe

De viaje con la mejor maleta

08 junio 2016
Guía de compras maletas

08 junio 2016

La maleta es una pieza clave para las vacaciones. Si tienes que comprar una, en el mercado encontrarás una gran variedad de modelos: rígidas, flexibles, con asas extraíbles, con ruedas “upright” o “spinner”… Te contamos todo lo que debes saber para elegir una buena maleta.

¡Cuidado: en todas no cabe lo mismo!

El peso es un criterio importante a la hora de comprar una maleta, ya que aunque se trate de modelos que se transportan sobre ruedas, tarde o temprano hay que cargar con ellas. Ten en cuenta, además, que a este peso hay que añadir el peso del contenido. Lo normal es que las maletas se clasifiquen por el volumen útil interior pero como esa medida es poco intuitiva se suele emplear, para hacerse una idea, la altura de la maleta. En general, los formatos se van estandarizando y suelen hacerse categorías, por ejemplo en cuatro grupos: 55, 69, 75 y 81 cm. A mayor altura, mayor anchura y mayor profundidad de la maleta, es decir mayor volumen. Al final la capacidad de la maleta determina el número de días que cubre el equipaje.  

¿Qué necesito y para qué?

Son las dos preguntar que deberías hacerte al elegir el tamaño de la maleta. Aunque cada persona tiene sus preferencias y, no es lo mismo la temporada de invierno que de verano, ten en cuenta:

  • Tamaño mediano (altura 60-69 cm): 1 semana vacaciones.
  • Tamaño grande (altura 70-79 cm): escapada corta de 4 días de una familia.
  • Tamaño extra-grande (altura > 80 cm): grandes familias y viajes largos.

Cuestión de fondo

En cuanto a la profundidad, existen dos medidas de fondo:

  • “Slim cabin”: es la profundidad de 20 cm que recomienda IATA Cabin OK.
  • “Cabin” (25 cm): la mayoría de las compañías aceptan 25 cm de profundidad, cinco centímetros de más. Este no es el caso de algunas compañías baratas como Vueling o Ryanair; y en otros casos como Easyjet dependiendo de las necesidades del vuelo.