Informe

Alquiler entre particulares: te ayudamos a acertar

04 marzo 2016
viajes

04 marzo 2016

Alojarse en un apartamento particular se ha puesto de moda; y no nos extraña, ya que puede resultar una opción cómoda y barata. Aun así, no todo es color de rosa. En OCU, hemos analizado ocho plataformas online para ayudarte a elegir de la mejor manera y que tu experiencia sea inolvidable.

Qué tenemos en cuenta...

En OCU hemos analizado el diseño de las webs de 8 plataformas de alquiler online más utilizadasAdemás,  hemos probado y seguido el proceso de las plataformas. Desde la búsqueda de un alojamiento, pasando por una eventual cancelación, hasta el momento de devolver las llaves. 

Si estás interesado en el alojamiento colaborativo, te recomendamos que eches un vistazo a nuestras impresiones tras las experiencias de reservas en varias ciudades turísticas europeas: Brujas, Lisboa, Madrid y Milán.

Algunas de las experiencias de alquiler que más nos han gustado, de más a menos, han sido: Airbnb, Housetrip, Wimdu y Homeaway. Y la que menos, Rentalia.

Ten cuidado con...

Aunque la mayoría de las impresiones han sido positivas y la experiencia de reserva a través de plataforma nos ha resultado sencilla, hay varios aspectos que conviene tener en cuenta para evitar disgustos:

  • Las fotografías no son infalibles. Algunas no hacen justicia al alojamiento, mientras que otras lo presentan con una luz demasiado favorecedora.
  • Lo ideal es que el precio del alojamiento esté desglosado (tarifa de la estancia, comisión de la plataforma, servicios de limpieza y depósito de garantía si lo hubiere), pero no en todos los casos es así. Un propietario de Housetrip nos pidió, antes de entrar en la casa, 40 euros en efectivo por la limpieza que no figuraban en ningún lugar. Por su parte, el propietario contactado a través de Rentalia, reclamó 30 euros por el mismo motivo y que, según él, la plataforma había olvidado cargarnos. En Niumba no se nos mencionó hasta llegar a la casa el pago de una fianza de 150 euros.
  • Las condiciones para cancelar y la penalización las decide cada anfitrión, pero la operativa depende de la plataforma. Mientras que algunas lo ponen realmente fácil y al alcance de un clic, en Homeaway, Windu, Rentalia o Housetrip el método es menos directo y más aparatoso.
  • No todos los apartamentos son de particulares. Debería estar más claro si vamos a la casa de alguien que la alquila ocasionalmente o a un bloque de apartamentos turísticos administrados de manera empresarial. Las dos fórmulas son legítimas y cada una cuenta con su perfil de cliente, pero tendría que poder distinguirse porque tanto las expectativas como las implicaciones legales son diferentes.









Imprimir Enviar por email