Consejos

Piscinas portátiles: cómo elegir y usarlas bien

Seguridad de piscinas hinchables y desmontables

Restricciones de aforo, precauciones, distancias difíciles de mantener. Este verano, disfrutar de la playa y la piscina va a ser más complicado que otras veces, lo que ha llevado a muchas personas, en especial a quien tiene niños pequeños, a optar por piscinas desmontables o hinchables. Pero cuidado: no son un juguete, hay que elegirlas bien, instalarlas con atención, cuidar su mantenimiento y usarlas con mucha cabeza.

24 junio 2020
pisicna toy

Ya está aquí el verano, y con él el calor y las piscinas. Todos sabemos que este será un verano diferente, también en lo que respecta a las piscinas: limitaciones de aforo, algunas piscinas que directamente han decidido no abrir, medidas preventivas, de higiene, de distancia, que no siempre son fáciles de cumplir…. No es de extrañar que muchas personas se estén planteando alternativas, como las piscinas portátiles, piscinas desmontables o piscinas toy.

Tras el papel higiénico, los guantes y mascarillas o la levadura, las piscinas portátiles son el último objeto de deseo, que ya está agotado en muchas tiendas. ¿Ya tenías una de ellas? ¿Has comprado una o planeas hacerlo?

Antes de nada, hay que tener las cosas claras, porque no son un juguete: te contamos qué opciones de piscinas desmontables hay, cómo se instalan, las normas de seguridad que debes respetar y otros consejos de uso de este tipo de piscinas: es muy importante tenerlos en cuenta para evitar graves accidentes, como el sucedido en Elda.

Tipos de piscinas desmontables

Básicamente hay dos grandes tipos de piscinas portátiles. ¿Cuál es la mejor piscina portátil? ¿Qué tipo de piscina es más barata?

Piscinas de estructura de tubos (tubulares), que llegan a ser algo más grandes: Se pueden encontrar por unos 200 euros.

pisicina tubular

Piscinas hinchables. En realidad se trata de un anillo hinchable en la parte superior que flota conforme se va llenando la piscina, son más sencillas, y se pueden encontrar desde unos 100 euros.

de goma

A la estructura de la piscina hay que añadir otros elementos:

  • Una depuradora básica para tratar el agua. Hay dos tipos, de arena (desde unos 150 euros) o de cartucho (desde unos 40 euros).
  • Si la piscina es alta compensa tener una escalera de acceso que apoya dentro y fuera (desde unos 65 euros).
  • Además, hay que tener cuidado de proteger la lona del suelo de la piscina.

Atentos a la lona

La lona con la que está fabricada la piscina necesita un cuidado y mantenimiento diario para mantener el agua limpia, hay que cepillarla diariamente para quitar la suciedad y las algas que se pueden depositar sobre su superficie.

La lona de las piscinas de tamaño mediano y grande se fabrica con tres capas. Los materiales más usados son PVC por su resistencia a la luz, y poliéster, siendo la capa intermedia con forma de malla para darle más resistencia.

En general, a más grosor más resistencia.

Cuidado con las ofertas

Una piscina desmontable con todos los elementos necesarios puede costar de 200 a 300 euros.

En el mercado, en páginas online se ven productos mucho más baratos. Hemos encontrado piscinas infantiles de 24 cm de altura y 1,20 cm de diámetro por 20 euros. Sin embargo, conviene no fijarse únicamente en el precio, sino en la resistencia del plástico, que no se nos rompa a los pocos usos.

Instalación de piscinas portátiles

¿Dónde puedo instalar mi piscina desmontable? ¿Qué cuidados hay que tener en la instalación de una piscina de este tipo? ¿Qué se necesita para tener una piscina asi en tu casa?

Elige bien el lugar

Hay que tener cuidado con dónde se instala y se coloca una de estas piscinas.

No la coloques en una terraza o azotea: aunque te parezca que hay sitio, no resisistirá el peso de una piscina llena y puede ocurrir una catástrofe. Colócala sobre el suelo, en un patio, en un jardín…  Lo ideal es instalarla como si fuera una piscina de obra.

  • Busca un lugar llano, firme y resistente, sin pendiente.
  • Cerciórate de que la piscina esté alejada de otros peligros, como cosas que puedan caerle encima, evita colocarla bajo cableados eléctricos o donde pasen conducciones subterráneas.
  • Elige si es posible una zona soleada, protegida del viento y sin árboles cercanos que puedan ensuciar el agua.
  • Si es posible, que no esté lejos de un sumidero puesto que tendrá que vaciarla, o cabe la posibilidad de que tenga una fuga o incluso una rotura.
  • También necesitarás una toma eléctrica cercana para la depuradora: sé cuidadoso con la protección eléctrica.
  • Ten en cuenta que poner un cobertor cuando no se está usando ayuda a protegerla, incluso por el día sirve para protegerla del sol que, a la larga, siempre desgasta los plásticos, aunque sean resistentes a la radiación ultravioleta. Hay lonas de cubierta que aprovechan el sol para calentar el agua.

Antes de instalarla

  • Sigue las instrucciones del fabricante y pregunta por todos aquellos detalles que no estén claros.
  • Coloca la piscina donde tengas suficiente espacio alrededor para moverse con comodidad.
  • Limpia el terreno, eliminando piedras o raíces que puedan dañar la lona. Compacta el terreno y nivela bien la base.
  • No la coloques sobre una capa de arena, ni de madera; sin embargo, un suelo vinílico se comporta bien y si se trata de una piscina de grandes dimensiones probablemente lo mejor es que la instale sobre una solera de hormigón.
  • Cuando la vayas a vaciar, desmonta la piscina, no la dejes sin agua, el peso del agua ayuda a la estabilidad de la estructura.

Consejos para un baño seguro en piscinas portátiles

Las piscinas portátiles pequeñas pueden incluso acompañarnos a la playa o a otras instalaciones para que los más pequeños se refresquen con seguridad. Pero sea lo que sea lo que hagas, hay cosas que debes tener en cuenta:

No pierdas de vista a los niños pequeños mientras se bañan. Todos los veranos tenemos que lamentar trágicos accidentes.  Las cifras son muy elocuentes: el año pasado se produjeron 20 ahogamientos en piscinas domésticas, hinchables o portátiles.  En 2011 un estudio sobre accidentes infantiles en Estados Unidos alertaba de que cada cinco días se ahoga un niño en una piscina hinchable durante el verano. En Australia, entre 2007 y 2014, el 17% de los ahogamientos infantiles en piscinas privadas ocurrieron en piscinas portátiles. Los niños han de estar vigilados por un adulto que se mantenga cerca de ellos. Recuerda queun niño puede ahogarse en 30 cm de agua, y un bebé puede ahogarse con menos de 5 cm de agua.

El uso de ayudas a la flotación es igual de recomendable que en otro tipo de piscinas, ya sea chalecos, manguitos o similares... recurre a ellos como si de una piscina pública o de la playa se tratara.

Una terraza no es un lugar adecuado para colocar una piscina desmontable. La resistencia de un forjado se calcula para una carga de uso admisible de 200 kg/m2, el equivalente a una piscina infantil de 20 cm de profundidad que ocupara toda la terraza; a eso hay que sumar el peso de los niños y de los adultos. Insistimos: una terraza no es el sitio para colocar una piscina portátil.

Limita los juegos peligrosos como las carreras y tirarse a la piscina.

Evita las horas centrales del día, de mayor exposición a la radiación ultravioleta.

Protege el acceso a la piscina: si tiene una escalerilla de acceso, necesita un cierre para impedir que un niño pueda subir por sí solo.

Recuerda que la mejor medida de seguridad es que los niños aprendan a nadar cuanto antes

Consejos de limpieza 

Es necesario limpiar con frecuencia las paredes y el fondo, retirar las hojas, papeles y restos que caigan en el agua, y además filtrar el agua y depurarla. Hay distintas alternativas, unas más cómodas y otras más baratas, pero no queda otro remedio si queremos mantener una piscina limpia en la que nos apetezca bañarnos.

Una alternativa es una piscina pequeña para los niños que se llena y vacía en cada uso, pero con una piscina media o grande hay que buscar una solución para depurar.

Y por supuesto, hay que recordar una mínimas normas de higiene: ducharse antes de entrar en el agua y limpiarse los pies, convencer a los niños de que no hagan pipi en la piscina, mantener lejos del agua de la piscina comidas y bebidas y también los vasos de cristal.