Informe

Precios en supermercados: muchos errores

Etiquetado correcto

Así sería una buena etiqueta. Con el nombre del producto, su marca, el precio de venta, el peso o capacidad del producto, el código de barras y el precio equivalente.

Según nuestro análisis, hemos descubierto que los fallos más comunes en la indicación de precios equivalentes estaban en los errores de cálculo y en el uso de una medida que no es la que establece la normativa.

Hay que marcarlo así

Parece que los súper están teniendo problemas a la hora de elegir la medida equivalente que debe aparecer en el etiquetado, si en litros, en cacitos, en docenas... Tenemos la solución, tan solo nos leemos la normativa. Todos los productos de misma categoría deberían tener la misma medida equivalente para poder comparar.

  • El precio equivalente siempre por docena. Por ejemplo en los huevos sería la docena, aunque se vendan en envase de media docena.

  • Peso neto escurrido conservas. En latas de conservas el precio equivalente debe calcularse sobre el peso neto escurrido y no sobre el precio neto, ya que parecerá más barato si se compara con otro que sí lo ha marcado correctamente.

  • Precio equivalente en detergentes a máquina. Los precios equivalentes que han de aparecer en los detergentes a máquina es por cacito y no por litro o kilo.

  • Geles de baño. El precio equivalente de los geles de baño y de los desodorantes roll-on es de 100 ml y nunca de litro, al igual que los productos cosméticos.