Noticia

Ruidos molestos, ¿qué hacer?

05 septiembre 2018
Ruidos molestos

05 septiembre 2018

Cuando el ruido en el vecindario no te deja descansar y la buena educación no es suficiente para recobrar la paz, hay recursos legales para combatirlo. Te contamos cómo actuar según la Ley del Ruido y los límites sonoros permitidos (decibelios) por las ordenanzas municipales, diferentes en cada localidad.

El 16 % de los hogares españoles sufre ruidos producidos por vecinos o en el exterior, según el Instituto Nacional de Estadística (2016). ¿Sabías que sobrepasar los niveles de ruido legales, perturbando la tranquilidad de nuestro hogar, se considera una violación del derecho a la intimidad personal y familiar recogido en la Constitución Española?

Límites sonoros permitidos

Con el objetivo de prevenir, vigilar y reducir la contaminación acústica se creó en 2003 la Ley del Ruido, a la que se han ido uniendo distintas normas europeas, autonómicas y municipales. Las ordenanzas municipales establecen los niveles de ruidos permitidos en cada horario en función de la zona (residencial, industrial, docente, etc.). Hay localidades donde el ruido está más tolerado que en otras. Así, por ejemplo, en Bilbao, Valencia o Zaragoza se prohíbe hacer obras en viviendas desde las 22:00 hasta las 8:00 en días laborables (9:30 en sábados y festivos) mientras que en Barcelona y Madrid la prohibición comienza antes, a las 21:00. El número máximo de decibelios en el interior de una vivienda también está regulado localmente: en Bilbao, por ejemplo, es más bajo que en Sevilla.

   En interior de dormitorios  En demás estancias
   Día y tarde  Noche  Día y tarde Noche 
Andalucía  40 30  45 35
Barcelona   30 25   35 30
Bilbao  35 25  35 25 
Madrid  30 25  35 30
Valencia  40 30  45 35
Zaragoza  40 27  45 30
Problemas con los vecinos

¿Qué se puede hacer cuando los inquilinos del piso de arriba, estudiantes universitarios, montan una fiesta multitudinaria cada vez que terminan los exámenes? ¿Y si al de la puerta de al lado, pianista retirado, le da por montar una academia en casa? Te damos tres claves para solventar el ruido en tu comunidad de propietarios:

  • Por las buenas. Como siempre, intenta de forma amistosa que su vecino deje de hacer ruido.
  • Al presidente de la comunidad.  Si la vía amistosa no funciona, dirígete al presidente de la comunidad de propietarios para que requiera la cesación inmediata de la actividad que produce el ruido molesto. La Ley de la Propiedad Horizontal establece en su artículo 7 que el presidente, a iniciativa propia o de los propietarios (o inquilinos) afectados, requerirá a quien realice las actividades prohibidas su inmediata cesación.
  • La comunidad presenta una demanda. Si el problema continúa, el presidente puede convocar una junta de propietarios en la que se autorice la presentación de una demanda contra el propietario ruidoso (o, en su caso, contra el inquilino). Si la sentencia es estimatoria, además de la cesación inmediata de la actividad podría exigirse una indemnización por daños (tratamiento médico, baja laboral, etc.) y privar del derecho al uso de la vivienda o local por un periodo de hasta 3 años (y el fin del contrato si es inquilino). En este caso, sería interesante comprobar que se están sobrepasando los niveles máximos de ruido a través de una denuncia a la policía, que hará mediciones, o encargando un peritaje a una empresa especializada para que tenga valor ante un juez. En la demanda conviene incluir a todos los residentes en la vivienda, ya que cuando hay indemnización se concede por cada afectado. También resulta práctico asociar a otros perjudicados para que la demanda tenga más fuerza. Si la comunidad se negase a actuar, podrías ir tú mismo a los tribunales, o mejor aún, encargárselo a tu seguro de hogar si tiene la cobertura de reclamación de daños.
Frente a los ruidos de la calle: mejor unidos que en solitario

¿La puerta del garaje del edificio de enfrente chirría de forma exagerada cada vez que sale un coche? ¿Vives en una ciudad muy limpia pero a costa de que la barredora municipal toque diana los domingos a las siete y media de la mañana? Otra situación que provoca también mucho malestar es tener debajo de casa un bar con música hasta altas horas de la madrugada. Seguro que no eres el único que sufre estos ruidos, habla con tus vecinos y trata de solucionarlo como colectivo. Se podría implicar al presidente de la comunidad de propietarios para que en representación de los afectados solicite al responsable del ruido que tome medidas para solucionarlo:

  • Vía amistosa. Lo primero es hablar con el causante del ruido para pedirle de forma cordial que deje de hacerlo.
  • Vía administrativa. Si amablemente no se consigue nada, presenta una denuncia administrativa. En función de la urgencia, pon una denuncia en el ayuntamiento o llama directamente a la policía municipal. Si resulta que el número de decibelios supera el permitido, se abrirá un expediente contra el responsable, a quien podrán sancionar y exigir medidas correctoras.
  • Vía judicial. En caso de que la actividad molesta continúe, podrías demandar al responsable. Las mediciones realizadas por la policía o por un perito son fundamentales. Debe valorarse con un abogado el mejor modo de lograr que cese la molestia y que le indemnicen por el daño. A veces cabe la vía penal.

Cuando el responsable del ruido es el propio ayuntamiento, la forma de actuar ha de ser más imaginativa y cuestionar, por ejemplo, que si el ruido que hace la barredora está dentro de lo permitido tal vez sea porque los límites en su ciudad son demasiado permisivos. Una campaña con recogida de firmas a través de plataformas y denuncias en redes sociales puede ser de gran ayuda para que se baje el nivel de ruido tolerable o, al menos, cambien a barredoras más silenciosas.

¿Tienes algún problema de ruidos en la calle o en tu comunidad de propietarios?

Reclama con OCU


Imprimir Enviar por email