Modelos

Requerimiento a un vecino para cese de actividad molesta

20 diciembre 2018
modelo comunidad vecinos

¿Ruidos, olores...? ¿Hay algún vecino que no respeta la armonía de la convivencia o realiza reiteradamente alguna actividad molesta? Si la comunidad de vecinos ha intentado resolver el problema verbalmente con él y no ha habido respuesta positiva, podéis requerirle para que cese en su actitud utilizando este modelo de carta para pedir el cese de la actividad molesta.

Vecinos molestos, ¿qué hacer?

Vivir en comunidad no siempre es sencillo. Hay que respetar una serie de reglas y normas de convivencia, para que todo vaya bien, pero... ¿qué pasa si se plantean problemas por las actividades molestas? ¿Qué se puede hacer con unos vecinos ruidosos? ¿Puedo denunciar a la comunidad de vecino por el ruido excesivo?, ¿recoger firmas para echar al vecino molesto?, ¿denunciar por ruidos molestos al vecino?

Los problemas de ruidos son de los más frecuentes, pero no los únicos: las actividades molestas también podrían generar malos olores, por ejemplo. Padecer un problema así puede ser realmente insufrible: veamos cuáles son los pasos que se pueden dar para tratar de solucionarlo, y que pasarán por solicitar al modelo que suspenda esas actividades molestas: te proponemos un modelo de requerimiento de cesación de actividades molestas, una carta formal que puede servir de advertencia al vecino molesto.

¿Cuándo se considera que un ruido es molesto?

No hay una norma estándar respecto a los niveles de ruido permitidos, depende de las normativas municipales. Por ejemplo, en Madrid el límites en estancias es de 35 dB para el día y la tarde y 30 dB de noche, y en dormitorios de 30 dB de día y tarde y 25 dB de noche. En Sevilla, en cambio, los niveles son de 45 dB día y tarde y 35 dB por la noche; y en dormitorios, de 40 dB día y tarde y 30 dB de noche.

Cómo acabar con las actividades molestas

¿Qué se puede hacer cuando tenemos un vecino molesto, que incumple la normativa sobre ruidos, o cuando el ruido o vibraciones proceden de instalaciones de la propia comunidad?

Intentar un acuerdo amistoso

Como en cualquier otro conflicto vecinal, para conseguir que cese el ruido lo primero es tratar de resolver el problema por la vía amistosa, directamente o a través de otras personas, como el administrador o el presidente de la comunidad.

  • El Administrador podría enviar una carta al vecino como requerimiento de cese de las actividades molestas. Hay casos donde esta carta de queja del administrador es suficiente.
  • Si no es así, habrá que seguir el procedimiento formal para el cese de actividades molestas, recogido en la la Ley de Propiedad Horizontal (artículo 7). Se manda en ese caso una notificación de requerimiento de cesación de actividades molestas, siguiendo este modelo.
  • Este modelo puede enviarlo el presidente de la comunidad de vecinos, a iniciativa propia o de los propietarios u ocupantes afectados.

Si hacen caso omiso, habrá que pasar a mayores.

Interponer una denuncia administrativa

Probablemente la opción más eficaz para solucionar el problema puede ser llamar a la policía para que acudan y hagan mediciones e inicien el procedimiento, con lo que el Ayuntamiento tomará las medidas oportunas

Acudir a los tribunales

Si no consigues resolver el problema, habrá que recurrir a la justicia para plantear una demanda judicial por la vía civil, una opción que puede salir muy cara, y no solo en términos económicos.