Noticia

Reparar productos estropeados: ¿merece la pena?

26 septiembre 2019
reparabilidad

26 septiembre 2019
A menudo nos quejamos de que los productos duran poco, que dejan de funcionar antes de lo esperado, y hablamos de obsolescencia... ¿Qué hacemos cuando se nos estropea un aparato (el móvil, la tele, la lavadora o un ordenador)? ¿Lo arreglamos o directamente compramos otro? Los socios de OCU nos dicen que esa decisión depende de los años que tenga el dispositivo y de lo que cueste el arreglo.

¿Lo reparo o no?

Llega un momento en que todos los dispositivos se acaban estropeando y dejan de funcionar y necesitan una reparación ¿Qué hacemos entonces? Hemos realizado una encuesta a 1.000 usuarios para conocer su experiencia sobre la durabiliad y reparabilidad de sus dispositivos electrónicos y pequeños electrodomésticos y esto es lo que nos han contado

  • De entrada, si el aparato tiene más de 8 años, los consumidores ni siquiera acuden al taller a pedir presupuesto.
  • Si el aparato es más moderno pero la reparación es cara, tampoco se repara: en general, si el dispositivo tiene mas de 2 años y el coste del arreglo ronda el 30% de lo que costó, lo cambiamos por otro.

La imagen muestra el porcentaje de aparatos que se estropearon en los últimos 5 años, y el porcentaje de usuarios que decidieron desecharlos en vez de repararlos (por el precio, porque no merecía la pena por coste y antigüedad o por otros motivos).

datos encuesta reparabilidad

Cuando no se puede reparar

  • En ocasiones el aparato estropeado no puede repararse, algo que según la encuesta sucede 1 de cada 5 veces en el caso de los móviles y las aspiradoras. La ley de garantía solo establece el compromiso de la marca de, en caso de no poder repararse, se  cambie por un modelo nuevo o devolver el precio pagado si el daño se produce durante los dos primeros años desde la compra en el caso de que no pueda repararse.
  • En otros casos, el problema que impide la reparación del aparato es la falta de piezas de repuesto, ya que el fabricante solo tiene la obligación de facilitarlas hasta cinco años después de haber dejado de venderlo.

¿Dónde se repara?

También preguntamos a los encuestados por el tipo de servicio de reparaciones al que acuden los usuarios. En general, la mayoría de los usuarios llevan el producto estropeado a la tienda donde se compró o al servicio técnico oficial de la marca.

La excepción son los portátiles: en eses caso, los consumidores prefieren visitar un servicio multimarca (30%), llamar a un técnico particular (17%) o o incluso repararlo por su cuenta (14%).

Medidas "Ecodiseño" de la UE: positivas, pero insuficientes

La Unión Europea aprueba el paquete "Ecodiseño" que mejorará cinco tipos de productos que la mayoría de los consumidores poseen en sus hogares: bombillas, refrigeradores, televisores, lavavajillas y lavadoras. Según estas nuevas medidas, además de ser más eficientes enérgicamente, los electrodomésticos tendrán que ser más fáciles de reparar y, en algunos casos, más seguros. 

Desde OCU valoramos de forma positiva estas medidas, pero creemos que deberían haber sido más ambiciosas:

  • La regulación debería incluir en el mismo sentido más categorías de productos.
  • Se debería facilitar a los consumidores la reparación de sus productos por sí mismos y mejorar la durabilidad

Creemos que las piezas de repuesto y consejos de mantenimiento solo estarán disponibles para reparadores profesionales. Además, las nuevas medidas deberían haber ido más allá para facilitar a los consumidores tener bienes más duraderos: es útil que haya repuestos disponibles, pero el tiempo de entrega máximo de 3 semanas es demasiado largo, por ejemplo, para una familia con una lavadora rota.

Llevamos tiempo solicitando que se tomen medidas contra la obsolescencia prematura de los productos y tenemos en marcha la campaña “Larga vida a lo que compro, a través de la que solicita una ley que, igual que establece que un producto debe ser seguro, obligue también a que sea duradero. Esta ley deberá además proteger al consumidor a la hora de denunciar y reclamar sus derechos.

Asimismo, insistimos en la conveniencia de evolucionar hacia un modelo circular de economía, en que los productos duren más y se aprovechen al máximo, en el que apostemos por la sostenibilidad y buscar alternativas al usar y tirar.

Elige las marcas más fiables

No todos los productos son iguales: hay marcas que duran más que otras. En los análisis de OCU recogemos toda la información sobre fiabilidad y satisfacción de los usuarios. Tenlo en cuenta y elige en consecuencia.

Consulta los comparadores de OCU