Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad, consumo sostenible y RSE

OCU considera positivas pero insuficientes las medidas “Ecodiseño” propuestas por la UE

02 oct 2019
Según OCU, las medidas deberían haber sido más ambiciosas e incluir más categorías de productos
La Organización de Consumidores cree que se debería facilitar a los consumidores la reparación de sus productos por sí mismos 
 

La UE acaba de aprobar el paquete "Ecodiseño" que mejorará cinco tipos de productos que la mayoría de los consumidores poseen en sus hogares: bombillas, refrigeradores, televisores, lavavajillas y lavadoras. Según estas nuevas medidas, además de ser más eficientes enérgicamente, los electrodomésticos tendrán que ser más fáciles de reparar y, en algunos casos, más seguros. 

La Organización de Consumidores y Usuarios valora de forma positiva estas medidas, sin embargo, cree que deberían haber sido más ambiciosas. Por un lado, porque la regulación debería incluir en el mismo sentido más categorías de productos. Y, por otro, porque se debería de facilitar a los consumidores la reparación de sus productos por sí mismos y mejorar la durabilidad. 

Según OCU, algunas piezas de repuesto y consejos de mantenimiento solo estarán disponibles para reparadores profesionales. Esto significa que las personas que están dispuestas a reparar por sí mismas sus aparatos, especialmente por razones económicas, no podrán hacerlo. Así, OCU cree que, si se pretende que los consumidores realmente disfruten de su derecho a reparar, los fabricantes deberían hacer que la reparación fuera accesible. 

Además, OCU cree que las nuevas medidas deberían haber ido más allá para facilitar a los consumidores tener bienes más duraderos: es útil que haya repuestos disponibles, pero el tiempo de entrega máximo de 3 semanas es demasiado largo, por ejemplo, para una familia con una lavadora rota. En la práctica, el inconveniente continúa durante al menos un mes, porque una vez que se entrega la pieza de repuesto, la lavadora aún debe repararse. 

OCU lleva tiempo solicitando que se tomen medidas contra la obsolescencia prematura de los productos y tiene en marcha la campaña “larga vida a lo que compro”, a través de la que solicita una ley que, igual que establece que un producto debe ser seguro, obligue también a que sea duradero. Esta ley deberá además proteger al consumidor a la hora de denunciar y reclamar sus derechos.

Además, a través de esta campaña OCU pide que:

  • El producto sea diseñado de forma que no haya piezas de calidad deficiente que se deterioren prematuramente, que sean demasiado frágiles para el uso normal del dispositivo o se use un ensamblado con materiales que impidan su apertura para reparación.
  • Reparar el producto tenga un coste notablemente inferior al de comprar un producto nuevo.
  • El precio de los consumibles no pueda ser superior al del producto nuevo.
  • La garantía sea superior a los dos años obligatorios actualmente en España. Y que esa garantía sea real (ahora solo se atribuye a problemas del producto durante los primeros 6 meses).
  • Los fabricantes informen claramente sobre el producto: sobre su vida útil prevista, sus repuestos, las posibilidades de reparación, etc.

OCU lamenta que sigamos inmersos en un modelo de economía lineal (de comprar, usar y tirar) y considera necesario evolucionar hacia un modelo circular en el que los productos duren el máximo y minimizar así el impacto que sobre los recursos y el medioambiente implica producir otro nuevo cada poco tiempo. 

A pesar de que todos los aparatos tienen fecha de caducidad y que en algún momento necesitarán una reparación, la Organización de Consumidores considera que este momento suele llegar demasiado pronto. Según una encuesta reciente realizada por OCU, al menos la mitad de los móviles y las lavadoras sufre algún daño antes de que pasen cinco años. 

La Organización recuerda además que hay opciones alternativas para evitar desechar los aparatos, como venderlos en canales de segunda mano o entregarlos gratuitamente en los establecimientos de venta para que sean reciclados.

Para más información (medios de comunicación): Teléfono: 91 722 60 61 – prensa@ocu.org www.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.