Noticia

Hábitos alimentarios durante el confinamiento

Comemos más, planificamos mejor, tiramos menos

El coronavirus nos ha cambiado la vida, no solo nos deja en casa, sino que nos ha llevado a modificar nuestros hábitos en cosas tan básicas como la alimentación.

28 abril 2020
familia confinada en la cocina

OCU ha realizado una encuesta a los consumidores españoles para conocer cómo estamos viviendo esta crisis provocada por el coronavirus. De las más de 1.000 respuestas recibidas, podemos extraer algunas interesantes conclusiones. ¿Cómo afecta el confinamiento a nuestra comida, a nuestros hábitos alimentarios y culinarios?

Los españoles cocinamos más que antes del COVID-19

Esta es la primera conclusión. Son muchos los factores que lo explican: estamos en casa, familias reunidas, no podemos comer fuera de casa, disponemos de más tiempo para probar nuevos platos o cocinar nuestras recetas favoritas... es un hecho que se pasa más tiempo (y de más calidad) en la cocina. Pero además...

  • El 51% cocina más que antes del confinamiento.
  • El 46% pide menos comida preparada.
  • El 35% planifica más las comidas.  En línea con esto, el 40% prepara listas de la compra con más frecuencia que antes.
  • El 33% reutiliza las sobras ahora más que antes.
  • Un 35% tira menos comida.

tirar comida

Comemos más, ¿pero mejor?

  • El 37% de los encuestados afirma comer más durante el confinamiento.
  • Un 20% de hogares dice que ahora come de manera más saludable, pero casi el mismo porcentaje 19%  afirma lo contrario.

Otras cosas en el carro

Pensamos más los que vamos a comer, a cocinar, a comprar.

El 40% de los encuestados hace ahora más que antes una lista de la compra. Y obligados por las circunstancias, también ha cambiado la composición de nuestras cestas de la compra:

  • El 27% compra ahora más cosas enlatadas, un 26% de los encuestados dice comprar ahora más productos congelados y hasta un 35% afirma comprar ahora más bocadillos. En cambio, solo un 23% dice que ahora compra más productos frescos que antes.
  • Un 29% dice mirar ahora más el precio de los productos que compra.
  • En cambio, un 17% de los encuestados mira ahora menos la etiqueta que antes.

Compramos más, pero menos a menudo

Una de las pocas salidas que permite el confinamiento es para abastecerse de los productos de primera necesidad, ya sean alimentos u otros productos: como sabemos, un 83% de los usuarios salen solo para esto, una o varias veces a la semana. Esa menor frecuencia se deja sentir:

  • El 51% dice que van menos que antes al supermercado y un 57% va menos al mercado.
  • También las tiendas de barrio se resienten, pero algo menos que las otras opciones: un 45% de los usuarios compra allí menos que antes.
  • Las compras online se mantienen: un 47% dice que compra más o menos con la misma frecuencia que antes (el resto, se reparten a partes iguales entre los que tiran más del super online ahora o lo hacen menos que antes).
  • Los que compraban directamente a productores locales o de cercanía siguen haciéndolo en bastantes casos: un 50% tanto como antes, y un 11% ahora compra más.

encuesta habitos compra