Alerta

¿Sustancias peligrosas en pañales? No en nuestro análisis

24 enero 2019
bebe pañal

24 enero 2019
En Francia se ha alertado de la presencia de sustancias químicas potencialmente peligrosas para los bebés en algunos pañales desechables. Nuestro último análisis, con las marcas más representativas, no ha detectado este problema, lo que es un dato tranquilizador. No obstante, siempre es preciso extremar los controles en los productos destinados a los bebés.

El estudio de pañales que ha realizado en Francia la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de alimentación, medioambiente y trabajo ha detectado la existencia de sustancias químicas que podrían entrañar riesgos para los bebés. Entre esas sustancias están perfumes alergénicos, dioxinas e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). El gobierno francés ha solicitado a los fabricantes la eliminación de estos compuestos en la fabricación.  

Un problema que en España ya es historia

OCU, en colaboración con otras organizaciones de consumidores europeas, también analiza regularmente los pañales para bebés, prestando atención a su calidad (eficacia a de la absorbencia, riesgo de fugas…) tanto como a la seguridad.

En el anterior estudio, realizado en 2015, detectamos la presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) en 2 de las 13 muestras, encontramos fenantreno y naftaleno, en cantidades muy pequeñas, por debajo del límite legal. Pero a nuestro juicio, como éstas son sustancias potencialmente cancerígenas, no pueden estar en productos destinados a bebés, ni siquiera en esas cantidades mínimas.

Sin embargo, posteriores estudios han demostrado que este problema ya es historia. En nuestro último análisis de pañales, cuyos resultados ya se pueden consultar online y aparecerán publicados en un completo artículo en OCU-Compra Maestra, hemos analizado 14 pañales desechables de 9 marcas, de las más vendidas en nuestro país para niños de 9 meses a 2 años (talla 4), y no se ha detectado presencia de estos productos químicos perjudiciales en ninguno de ellos, a diferencia de lo sucedido en el anterior.

Hacen falta más controles en los productos para bebés

Afortunadamente, los datos de nuestro estudio son tranquilizadores, si bien los resultados de Francia deben hacernos pensar. Por eso, siguiendo las recomendaciones de la Agencia de Seguridad Sanitaria Francesa, y como venimos haciendo desde hace años en nuestras publicaciones, pedimos a los fabricantes que eviten utilizar sustancias potencialmente peligrosas en la composición de los productos para bebés, por ejemplo las fragancias alergénicas o los residuos de fabricación como HAP. También hacemos nuestra la petición de un mayor y mejor control del origen de las materias primas usadas, en especial en productos como estos, destinados a un público tan sensible.

Análisis comparativo de pañales desechables