Actualizado el: 13/04/2022

¿Casa amueblada es más barata? ¿Cuáles son sus ventajas?

A veces, cuando encontramos una vivienda de segunda mano de la que nos hemos "enamorado", nos preguntamos si es posible comprarla con los muebles que le dan tanta personalidad y estilo. 

En otros casos, son los propietarios los que nos ofrecen comprar la casa amueblada, negociar un precio de venta más alto o firmar un contrato aparte. 

Pero, ¿estamos realmente interesados en comprar una casa amueblada? ¿Cuáles son las ventajas de comprar una casa con muebles en comparación con la compra de un piso vacío? ¿Cómo se refleja este aspecto en el contrato? ¿Es necesario hacer arreglos especiales?  

¿Vale la pena comprar una casa amueblada y es una buena inversión? La respuesta a estas preguntas no siempre es fácil, ni absoluta, ya que depende de cada caso concreto. 

Sin embargo, cada vez más vendedores deciden dejar los muebles de su antigua casa para evitar la mudanza o porque quieren un estilo de mobiliario diferente en su nueva vivienda. Por eso, comprar una casa amueblada no suele ser mucho más caro que comprar una casa vacía, y la diferencia de precio no es tan alta como la de alquilar un piso vacío o amueblado. 

Por lo tanto, el dinero no debe ser la principal motivación para esta decisión, aunque suponga un ahorro a largo plazo, tanto en dinero como en molestias. 

Ventajas de comprar un piso amueblado 

Algunas de las ventajas de comprar un piso o una casa amueblada son 

Puede ser un "respiro" para tus finanzas. El coste inicial de amueblar una casa suele ser bastante elevado. Además, cuando compramos una casa, prevemos muchos gastos en poco tiempo y necesitamos "sacar" de nuestros ahorros. Teniendo esto en cuenta, una casa amueblada puede darte cierto margen de maniobra para organizar tus finanzas. No tienes que esperar hasta que puedas mudarte a tu nueva casa. En cuanto firmes las escrituras ante el notario, podrás mudarte. Esto supone un ahorro considerable, sobre todo si alquilas. No tienes que perder el tiempo en trámites adicionales como comprar muebles o medir los que ya tienes para ver si caben en tu nueva casa. Además, la mudanza puede ser estresante: Si compras una casa con muebles, sólo tendrás que trasladar tus pertenencias más personales, lo que suele ser cómodo y rápido. También te puede interesar: Consejos importantes para la mudanzaSi quieres, puedes combinar los muebles que has comprado en la casa con los que ya tienes. También puedes vender los muebles que no quieras conservar. El mercado de segunda mano está muy concurrido y no será difícil ganar un poco de dinero extra. 

Desventajas de comprar una vivienda amueblada 

Aunque comprar una casa amueblada puede ser una buena inversión, también debes tener en cuenta las posibles desventajas antes de tomar tu decisión, entre ellas: 

Puede que acabes con un exceso de muebles... y de trabajo. Si ya tienes tus propios muebles, comprar una casa amueblada puede ser un problema, porque tienes que encontrar el punto exacto y ver qué muebles puedes conservar y cuáles puedes tirar, regalar o vender. Además, si no te convence después de colocar los muebles, tendrás que deshacerte de los muebles de la casa, lo que supone el doble de trabajo de vaciar una casa.No sentirás que la casa es "toda tuya". Vivir en una casa cuyos muebles no has elegido o no te gustan puede hacer que te sientas distante o rechazado e incómodo en tu nuevo hogar.  Si tienes que hacer una limpieza a fondo, pintar o renovar, los muebles pueden ser un estorbo. En estos casos, te recomendamos que consideres si quieres comprar la casa amueblada o no. 

¿Qué tipo de muebles quieres conservar?

Además de las cuestiones que acabamos de explicar, antes de comprar una casa con muebles debes tener claro qué elementos te interesan y cuáles no. Algunos de los muebles que debes conservar son 

  • Sofás y sillones 

Uno de los muebles que más podemos aprovechar son los sofás o sillones. Por su tamaño, son difíciles de transportar y, si están en buen estado, pueden ahorrar mucho dinero. Sin embargo, antes de guardarlos, debes comprobar que no tengan insectos. Luego hazlos tuyos con nuevas fundas, cojines, almohadas, etc. 

  • Armazones y colchones de láminas 

Los somieres y los colchones son imprescindibles para mudarse a una casa, y si los tienes, también puedes ahorrar mucho dinero. Si los colchones están en buen estado y no se han usado mucho, puedes conservarlos, aunque lo más habitual es sustituirlos. Puedes utilizar somieres y camas con somier sin ningún problema. 

  • Electrodomésticos 

Otra cuestión importante son los electrodomésticos. Suelen ser bastante fáciles de solucionar. Revísalos, límpialos y ahórrate algo de dinero. 

  • Muebles antiguos o rústicos con personalidad 

Con esta definición nos referimos tanto a los muebles como a los elementos decorativos, como percheros, lámparas, mesas, mecedoras o muebles ocasionales con un encanto especial.

¿Qué hago con los muebles que no me convienen? 

En este caso, puedes tirarlo, venderlo o restaurarlo. Incluso si no te gusta una cómoda, una estantería o una mesa, puedes darles un nuevo estilo dándoles una nueva capa de pintura o algunas pequeñas mejoras como nuevos tiradores. 

Hay cientos de tutoriales o consejos prácticos en Internet que pueden ser útiles. 

¿Estás pensando en comprar una casa amueblada?

Los expertos inmobiliarios recomiendan que sólo consideres la posibilidad de comprar una casa amueblada si no tienes muebles propios, si quieres mudarte urgentemente a tu nueva casa o si no quieres gastar más dinero del necesario en reformas de momento.  

Otro aspecto importante es que, al comprar una casa con muebles, el precio de los mismos debe figurar en la escritura. Lo más habitual es hacer una lista y dar una valoración aproximada. Esta opción es beneficiosa para ambas partes, ya que puede suponer una importante reducción de impuestos.  

Para el comprador, el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP) aplica un porcentaje menor al precio de los muebles que al de la vivienda.  Además, si adquieres un inmueble como inversión en alquiler, puedes amortizar más rápidamente el IRPF del precio aplicado a los muebles.

Para el vendedor, el desglose del precio de los muebles en la escritura también supone un ahorro fiscal, ya que al indicar un precio de venta del inmueble más bajo, la ganancia por la que tiene que tributar en su IRPF es menor. 

Por supuesto, también puedes celebrar un contrato de venta de todo o parte del mobiliario por separado de la venta del inmueble. 

User name

Unirme a la conversación

Participa dejando tu comentatio o pregunta en Financiación de Inmuebles y propiedades.

Comentarios

No hay comentarios