Actualizado el: 31/05/2019

¿Es realmente más eficiente la bomba de calor que la caldera de gas?

Esta es la típica pregunta que surge en muchos foros cuando se habla del alto rendimiento energético que presenta la bomba de calor. No en vano, el valor medio de su SCOP (seasonal coefficient of performance) es de 4, lo que implica que esta máquina térmica es capaz de suministrar 4 kWh térmicos por cada kWh eléctrico consumido.

Frente al resto de sistemas eléctricos de calefacción no existe duda de que se trata del aparato más eficiente. El motivo es que ellos que emplean resistencias eléctricas que generar calor que se transmite por convección o radiación, y su rendimiento térmico es siempre inferior a la unidad, y por tanto, al de la bomba de calor.  Nos surge entonces la duda de si respecto al sistema de calefacción por caldera de gas natural también la bomba de calor es el sistema más eficiente.

La respuesta es que sí, pero para pronunciarnos con rotundidad en este sentido, debemos de considerar, además de los rendimientos de las propias máquinas, la naturaleza de cada tipo de energía. Esto es así porque existe una eficiencia adicional a considerar en la conversión de la energía primaria a energía final en cada caso, ya que la energía que empleamos en nuestras casas ha sido transformada desde el comienzo, a partir de centrales térmicas  utilizadas y del tipo de combustible empleado, lo cual implica una serie de pérdidas energéticas. Como decimos esto es muy importante, ya que, por tanto, el valor de la eficiencia global para cada sistema térmico es el resultado de dividir el rendimiento de cada aparato entre dicho ratio de conversión de energía primaria a energía final.  

Lógicamente en el caso de que la bomba de calor funcione a partir de electricidad generada por energías renovables (paneles fotovoltaicos o sistemas mini-eólicos), no existe discusión alguna, pero el debate es interesante si consideramos el valor promedio de la generación eléctrica en España. En este sentido, hay que considerar el ratio de conversión de energía primaria a energía final, a nivel peninsular en 2015 es de 2,37 en el caso de la electricidad, mientras que en el caso del gas natural es de 1,20.

En cuanto a los rendimientos térmicos de las máquinas, como ya se ha comentado la bomba de calor tiene una valor 4, mientras que la caldera de gas más eficiente, que es la de condensación “solo” alcanza un valor de 1,09.

Por tanto, al calcular el valor de la eficiencia global de cada sistema y realizar el cociente entre el rendimiento del aparato y la conversión de  energía primaria para cada caso, obtenemos un valor mucho más alto en el caso de la bomba de calor que en la caldera de condensación a gas: 1,68 frente a 0,91, respectivamente.

¿Estás de acuerdo con todo lo expuesto?

Únete

¿Te ha parecido útil esta información? ¿Te ha servido de ayuda?

Únete a nuestra comunidad: sólo debes registrarte. No te costará nada, tardarás un minuto y podrás:

  • Preguntar y pedir consejos
  • Leer las aportaciones de los miembros de la comunidad
  • Participar con tu experiencia
  • Recibir las respuestas de expertos en energías renovables

Regístrate en OCU para participar en la comunidad.

ENTRA o  Regístrate

Comentarios

User name
FRANCISCO MORENO
27/05/2019

A efectos de eficiencia una bomba de calor, por pura definición, siempre es un derroche comparado con una caldera de gas.

User name
Marcos Hogarsense
31/05/2019

Hola,
Estoy de acuerdo con lo que has expuesto.
Y todo eso será aún mejor, cuando, como bien has dicho, consigamos que toda la electricidad se genere por fuentes renovables (solar, eolica, hodraulica, etc.). Es decir, sin la utilización de combustibles fosiles, o de la nuclear.

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud de acuerdo de subvención nº 749402. El contenido de esta publicación no representa necesariamente la opinión de la Unión Europea. Ni el EASME ni la Comisión Europea son responsables del uso que pueda hacerse de las informaciones aquí publicadas.