Consejos

Diez trucos para ahorrar al volante

05 agosto 2016
ahorrar al volante

05 agosto 2016

Conducir no es sólo subirse al coche y emprender la marcha. Puedes ahorrar dinero y esfuerzos al volante si cambias de hábitos y haces que tu conducción sea más eficiente. Sigue nuestros consejos y seguro que lo notarás tú y tu bolsillo.

Puedes ahorrar si conduces tu coche de otra manera y sigues nuestros consejos para ser más eficiente al volante. Si cambias de hábitos, tu bolsillo lo notará.

Planifica

Plantéate la opción de compartir tu coche para ahorrar gastos en tus viajes. Escoge marchas más suaves y utiliza el GPS para realizar trayectos alternativos. Calcula la duración de los viajes siempre con tiempo de más. Así evitarás estresarte y acelerar bruscamente. Infórmate del tráfico que se prevé en tu ruta y verifica bien la duración del viaje antes de salir. Evita zonas congestionadas y para cada cierto tiempo.

Prepara el viaje

Mantén tus neumáticos con la presión adecuada. Compruébala al menos una vez al mes y siempre que vayas a salir de viaje. No es en absoluto necesario calentar el motor del coche. Arranza en primera y cambia rápido a segunda. Evita el aire acondicionado, sobre todo a baja velocidad.

Técnicas de conducción

Usa el acelerador con suavidad y resístete a la tentación de abusar del pedal. Evita las aceleraciones con cambios de marcha por encima de las mil revoluciones por minuto. Siempre que sea posible, retira el pie del acelerador, cuanto menos pises el acelerador, menos consumirá el vehículo.

Tácticas

Utiliza el motor como freno y circula a marchas bajas. Usa el acelerador en el momento preciso. En las subidas es necesario acelerar, pero puedes hacerlo algo antes de llegar y forzarás menos el motor.

Anticipación

Prevé lo que va a ocurrir al circular, mantén una buena distancia de seguridad con el vehículo que te precede, evitando frenazos y acelerones. Al llegar a rotondas, intersecciones y cruces donde no sea necesario detenerse por completo, acércate lentamente para evitar paradas innecesarias.

Semáforos

Avanza a la misma velocidad que llevas cuando te acerques a un semáforo en verde, no aceleres para tratar de pasarlo a toda costa. Si el semáforo está en ambar, ve reduciendo la velocidad lentamente utilizando el motor como freno.

En la autovía

Aprovecha las bajadas para aumentar la velocidad del coche sin necesidad de acelerar. No uses el regulador de velocidad en trayectos con muchas subidas, sobre todo si éstas son muy pronunciadas. Tampoco lo uses si el tráfico es intenso y debes detenerte cada poco tiempo. Evita velocidades elevadas, por encima de los 110 km/ hora, el consumo se dispara.

Para el coche

Apaga el motor si prevés que vas a detenerte durante más de 30 segundos, en un semáforo o cruce, por ejemplo. Aprovecha la gravedad para evitar usar en exceso el acelerador. Pon una marcha más alta sin necesidad de acelerar, soltando con suavidad el embrague.

Consumo

Utiliza el ordenador de a bordo del coche para verificar el consumo medio y aportar eficiencia a tu conducción.

Viajes largos

Si vas a hacer un viaje largo y prevés que no vas a detenerte, usa el control de velocidad.


Imprimir Enviar por email