Consejos

Cómo actuar ante un accidente

02 julio 2014
Accidente

02 julio 2014

¿Has pensado alguna vez lo que tendrías que hacer si te encuentras con un accidente? Te explicamos todo lo que puedes hacer para asistir al accidentado, y también los errores que nunca debes cometer si quieres atenderle hasta que llegue la asistencia profesional.

Ante un accidente en carretera

Lo primero es prestar atención a tu propia seguridad. Si vas en coche, detente en el arcén derecho y señaliza tu posición. No olvides el chaleco reflectante y llamar cuanto antes al 112. Este número funciona en toda la Unión Europea y en casi todo el resto de Europa.

Acompaña a la víctima hasta que acuda el socorro profesional. Si está tumbada y consciente, ponte a su altura. Pregúntale su nombre, intenta tranquilizarla y dile lo que vas haciendo. Deja que pregunte y exprese lo que siente, y no te alteres si se exalta o se enfada.

No le des comida ni bebida. Si hay heridas sangrantes, intenta controlar la hemorragia presionando la zona con un tejido limpio (toalla, prenda de ropa, pañuelo...).

La víctima nunca debe moverse, salvo riesgo de muerte inminente

  • Si la víctima está consciente, pídele que no se mueva y no la muevas tú tampoco. Una manipulación indebida puede provocar lesiones medulares irreversibles. Por lo tanto, no trates de liberarla si está atrapada, no la subas a tu coche y si es un motorista, no le quites el casco.
  • Mover a la víctima solo tiene sentido si hay una amenaza externa (llamas, atropello...) o si está la persona en trance de morir: si tiene síntomas de asfixia o vomita, hay que ponerla sobre el costado para impedir que se ahogue. Si no respira o no tiene pulso, hay que colocarla boca arriba para reanimarla.
  • Si es indispensable mover a la víctima, es crucial mantener alineada la cabeza con el cuello y el tronco, y mover el cuerpo en bloque, entre varias personas, como si fuera tendido en una camilla (ver imagen). Foto: Con mucha delicadeza y entre tres personas

Si no respira, hay que hacerle la respiración boca a boca o boca a nariz (10 a 12 insuflaciones por minuto); si además no tiene pulso, dale prioridad al masaje cardiaco (en principio, haz series de 2 insuflaciones seguidas de 30 compresiones torácicas).


Imprimir Enviar por email