Informe

Maridaje entre vino y comida

30 septiembre 2015
sabores del vino

30 septiembre 2015

Se ha escrito mucho acerca del maridaje, de las mejores combinaciones entre alimentos y vinos. Más allá del blanco para el pescado y el tinto para las carnes, el maridaje abre la puerta a nuevas combinaciones. No te lo pierdas.

5 reglas básicas

Asociaciones clásicas, parejas insólitas, mezclas inesperadas… gracias a un buen maridaje, los vinos se asocian a los platos para sacar lo mejor de ambos. La regla de oro es mantener un correcto equilibrio, de forma que ninguno tape al otro y, en cambio, potencie su sabor.

  • El exceso de sabores no es lo mejor, así que no conviene servir muchos vinos diferentes en la misma comida.
  • Si solo se va a servir un vino, es preferible que sea sencillo y esté acorde con el plato principal
  • Los vinos ligeros deben tomarse antes que los vinos con cuerpo.
  • Los vinos frescos (blancos, rosados, espumosos) deben tomarse antes que los que se consumen a temperatura ambiente (crianzas, reservas).
  • El vino seco se toma al principio de la comida, como aperitivo, mientras que los abocados o dulces van mejor al final.

Comprueba qué tipo de vino es el más adecuado para cada plato con la

Calculadora de maridaje

Los suscriptores de la Guía de Vinos OCU podrán además conocer el detalle y los resultados de los mejores vinos de cada tipo. 

mejores combinaciones vino

A cada plato, sus vinos

Acierta con tus maridajes: no te dejes llevar por lo evidente y desconfía de ideas preconcebidas. Puedes usar la aplicación

Maridajes 

O bien, leer estas líneas maestras, que te darán la clave para acertar. Después, solo tienes que ir a tu Guía de Vinos, y seleccionar uno de los mejores de cada tipo.

Sopas

Las sopas están bien acompañadas con un blanco seco. Un jerez puede ser una opción acertada para un consomé.

Arroces

Son alimentos de sabor neutro, así que depende del acompañamiento que lleven: a un arroz blanco o un arroz negro le acompaña bien un vino blanco seco. Al arroz con pollo o marisco va bien un rosado seco, mientras que si es un plato con carne o caza, un tinto joven es el tipo de vino más adecuado.

Pasta

Las salsas de queso suave van mejor con vinos blancos.

Si son salsas con nata o bechamel, igual que si tienen base marinera casan bien con blancos fermentados en barrica. El pesto de albahaca marida perfectamente con un vino rosado seco, y las boloñesas, van bien con tintos jóvenes.

Legumbres

Las legumbres en guisos con acompañamiento de verdura, pescado o marisco van con mejor un blanco fermentado en barrica. Los cocidos tradicionales, que suelen mezclar verdura y carne, arropan bien a un tinto joven.

Verduras

  • Las cremas de verduras combinan con un blanco fermentado en barrica o incluso un rosado seco.
  • Ensaladas, gazpachos o verduras cocidas aliñadas con vinagre maridan adecuadamente con un espumoso o generoso.
  • La verdura con bechamel o pimentón combina estupendamente con un blanco fermentado en barrica: Sin embargo, a una menestra con carne o un rehogado con jamón le va bien un tinto.
  • Las setas casan bien con vinos blancos. En preparaciones con jamón, acertarás si optas por un blanco fermentado en barrica.

Pescado y marisco

  • Las frituras de pescado, el pescado al horno o incluso las parrilladas de pescado en general van bien con blancos.
  • Las preparaciones más complejas, como las salsas consistentes, los ahumados o los pescados más grasos están mejor acompañados con un blanco fermentado en barrica o incluso un tinto joven.
  • Los mariscos suelen prepararse de manera sencilla (al vapor, a la plancha o cocidos), en cuyo caso son adecuados vinos blancos o espumosos. Sin embargo, si se añade pimentón o salsas elaboradas con nata o mantequilla, es mejor tomar un blanco fermentado en barrica.

Carnes

  • Las aves asadas casan bien con blancos fermentados en barrica o rosados. Si es una preparación en salsa (tipo guiso en pepitoria) es mejor el maridaje con tintos jóvenes.
  • La carne acompaña mejor a los tintos, ya sean jóvenes o con crianza. Los asados de cordero mejoran si se toman con tintos de crianza. Las excepciones serian: la casquería, que además de con tintos puede maridar con blancos fermentados en barrica, o la carne picada, que va bien con un rosado
  • Los embutidos combinan adecuadamente con tintos jóvenes o con cierta crianza; si se han curado sin mucha grasa (magros) acompañan bien a blancos o rosados.

Quesos

Los quesos de manera general acompañan bien a los vinos blancos. Los más complejos, quesos curados, de cabra, tipo torta del casar, pueden ir bien con un blanco fermentado en barrica y con tintos maduros. Los quesos azules maridan bien con espumosos y dulces.

Postres

El vino siempre debe estar acorde con el dulzor del alimento, por eso con los postres van bien los vinos blancos semidulces y los vinos dulces.

maridaje vino

¿Sabías que...?

  • Muchos prefieren la cerveza en el aperitivo, pero también el vino tiene su sitio: los encurtidos combinan con vinos espumosos y olorosos, y las patatas fritas con blancos o rosados secos.
  • Las anchoas y las salazones van mejor con vinos blancos semidulces o cavas.

  • El salmón y los ahumados en general combinan mejor con un tinto joven que con un blanco fresco.

  • Los escabeches de ave, por su excesiva acidez, acompañan mejor a un fino.

  • Alcachofas y espárragos son de muy difícil maridaje: por sabor, lo mejor es una cerveza, pero si hubiera que elegir un vino, tendría que ser un cava o un fino.

  • El chocolate acompaña bien a tintos con crianza.