Informe

Colorantes: aditivos estéticos pero innecesarios

11 octubre 2016
Colorantes alimentarios

11 octubre 2016

Te los comes “con los ojos” y sin saber ya que con sus llamativos colores normalmente desconocemos en qué alimentos se encuentran estos aditivos que sólo sirven para teñir. Aunque la mayoría son inofensivos, algunos pueden tener efectos nocivos por lo que es importante aprender a identificarlos y reducir al mínimo su presencia.  

¿Artificial o natural? El engaño es el mismo

Teniendo en cuenta los datos disponibles, hemos valorado los distintos colorantes y consideramos que ninguno es “aceptable” porque nos parece que todos son “engañosos”. Eso quiere decir que consideramos los colorantes totalmente innecesarios y que pensamos que se utilizan para enmascarar defectos de calidad o para mejorar artificialmente las características del producto. Sean naturales o artificiales.

Los colorantes más dudosos…

En cuanto a su seguridad, existen 23 colorantes “dudosos” porque no hay estudios concluyentes. Entre los dudosos están los famosos colorantes Southampton que abundan en productos dirigidos al público infantil. Un estudio británico relacionó el incremento de la hiperactividad infantil con el consumo de alimentos que tenían una combinación de aditivos, entre los que había estos colorantes. Aunque la EFSA indica que ese riesgo no está claro recomienda bajar su IDA. Estos colorantes son la tartrazina (E-102), el amarillo de quinoleína (E-104), el amarillo anaranjado (E-110), la azorubina o carmoisina (E-122), el rojo cochinilla A (E-124) y el rojo allura AC (E-129). Los productos que llevan estos aditivos, deben advertir que “el colorante (indicando el que sea) puede tener efectos negativos sobre la actividad y la atención de los niños”.

Y los “Alergénicos”

En esta categoría denominada como “Alergénicos” existen 16 colorantes, es decir aditivos que pueden provocar reacciones de alergia o intolerancia en personas sensibles. Uno de esos colorantes es la tartrazina (E-102), que da un tono amarillo, y cuyo consumo deben evitar las personas asmáticas o hipersensibles a los alérgenos. Solo 3 colorantes naturales son alergénicos.