Noticia

Yogures para bebés: mejor no

11 abril 2011

11 abril 2011

La leche es la base de la alimentación de los bebes, su único alimento hasta los 6 meses. Pero no vale cualquier leche: la de vaca debe esperar hasta el año. La lactancia materna es lo ideal, pero cuando no es posible hay otras alternativas para que un bebé tome la leche que necesita. ¿Qué tal los yogures para bebés como Mi primer Danone o Nestlé bebé? Los analizamos y comprobamos que no son una buena solución.

La leche materna es sin duda, el alimento ideal para el recién nacido: ofrece a los niños todos los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable. Las recomendaciones abogan por extender la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, sin embargo, esto no siempre es posible. Las leches o preparados para lactantes son entonces la solución.

Entre los preparados de leche hay dos tipos, los preparados para lactantes (que sólo toman leche) y los preparados de continuación, que se introducen alrededor del sexto mes, y que aunque supongan el principal alimento del bebé, se compaginan con otros (fruta, verdura, carne, pescado, etc.). Desde ese momento, la ingesta de leche se reduce, pero aún así lo recomendable es que los bebés tomen al menos 500 ml de leche al día.

Leche de vaca: mejor esperar

La introducción de leche de vaca no es recomendada antes del año de edad:

  • Puede aumentar la carga renal del bebé, lo que podría llegar a ser un problema en caso de deshidratación.
  • La leche de vaca es pobre en hierro y puede inhibir la absorción de hierro procedente de otros alimentos.
  • Es pobre en ácido linoléico.

Sin embargo, sí pueden tomar otros lácteos. A partir de los 9 meses se pueden incluir algunos lácteos (yogures, el queso fresco, el requesón, etc), pese a ser derivados de la leche de vaca. La Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPGHAN) indica que se puede dar pequeñas cantidades de leche de vaca antes del año, siempre que no sea la fuente principal de leche del bebé.

¿Y antes de los 9 meses? En el mercado hay alternativas, los yogures y lácteos para bebés. Pero ¿son indicados estos productos para un bebé de 6 meses?, ¿están realmente elaborados con leche adaptada a sus necesidades. Lo analizamos para dar una respuesta.

Yogures para bebés ¿una opción?

Dos de las marcas líderes del mercado ofrecen productos especiales, yogures para bebés. Danone cuenta con Mi primer Danone, y Nestle ofrece Bebé. Se proponen como una alimento a partir de los 6 meses, pero para eso deberían estar elaborados con una leche especial de continuación. ¿Es así? Para salir de dudas los analizamos, en sus versiones equivalentes al yogur natural, sin aromas y sin frutas.

Mi Primer Danone

Según su etiqueta, Mi Primer Danone es un producto elaborado con leche de continuación en un 80%, el otro 20% restante lo forma almidón de maiz, maltodextrina, azúcar y espesantes (goma guar y goma xantana). El almidón y la maltodextrina (forma de almidón parcialmente digerido) están presente en los cereales y junto a los espesantes, tienen como función espesar el producto (para parecerse a un yogur tradicional) y aportar un extra de hidratos de carbono.

Hemos llevado Mi primer Danone al laboratorio, y según los resultados del análisis, no podemos considerar a mi primer Danone como un yogur elaborado 100% con leche de continuación (ellos indican un 80%), si bien es cierto que induce al error al leer en la etiqueta “Mi primer Danone con leche de continuación 2”.

  • Su perfil nutricional no es el más adecuado: aunque su contenido en proteínas, calcio y fermentos son correctos, aporta demasiadas calorías, sobre todo por su contenido en sacarosa, y sin embargo es pobre en lactosa y en grasas.
  • Por otra parte, la presencia de azúcar no es adecuada, ya que la adición de azúcar en la alimentación de un bebe incrementa notablemente su ingesta calórica, además de no aportar nada a su dieta.
  • En su composición se incluye goma guar, un producto que tiene un cierto poder alergénico ya que deriva de las legumbres.

Nestlé Bebé

La etiqueta de este producto de Nestlé indica está elaborado con leche para bebe (no leche de continuación) definición que no se contempla en la normativa vigente. En realidad se trata de una leche de vaca a la que se le han adicionado azúcar, aceites vegetales y almidón de arroz.

  • Lo hemos analizado, y según los datos del laboratorio, no podemos considerar a mi Nestle bebé como un yogur elaborado 100% con leche de continuación.
  • Desde un punto de vista nutricional, se trata de un producto con un contenido energético más elevado que el de Mi primer Danone, ya que contiene más proteínas, más grasas y más hidratos de carbono. Nestlé bebé aporta demasiadas kilocalorías (de nuevo por el exceso de sacarosa) y también muchas proteínas.
  • El contenido en grasa es pobre, aunque el aporte de calcio y de fermentos son los adecuados.
  • La presencia de azúcar no es adecuada, ya que la adición de azúcar en la alimentación de un bebe incrementa notablemente su ingesta calórica y no es necesario en su dieta.

Estos yogures no son una buena alternativa

  • Ninguno de estos dos productos cumple con los requerimientos de un preparado de continuación.
  • Ambos coinciden en un excesivo contenido en sacarosa, en azúcar, lo que es un problema: sólo aporta calorías a la dieta de un bebé. Los pediatras desaconsejan que el niño pequeño se habitué al sabor dulce de los alimentos, ya que según vayan creciendo preferirán estos alimentos.

Los consumidores pagan por estos productos un precio elevado, alrededor de 2,5 euros el paquete (500g para Mi Primer Danone y 400g para Nestlé Bebe), pensando en dar lo mejor a sus bebés, y lo cierto es que no es así: estos yogures especiales no son adecuados para un bebé de 6 meses.

Podrían serlo para niños más mayorcitos… si bien en ese caso otras alternativas, que además son más adecuadas: es el caso del como yogur natural (sin azúcar y sin desnatar), queso fresco (mejor sin sal) o requesón. Pero para ello hay que esperar a que el pequeño cumpla los 9 meses: nuestro consejo es que lo hagas.

Encontrarás más información en Dudas sobre alimentación infantil


Imprimir Enviar por email