Guía de compra

Aceite de oliva: guía de compra


Si hay un producto representativo de la cocina española es el aceite de oliva. Sus bondades están por encima de toda duda. Pero en la gran familia de los aceites hay muchas variedades, con distintas propiedades, adecuados para distintos usos... y también con diferentes precios. Estos son los aceites de oliva que puedes encontrar en el supermercado:

  • Aceite de orujo de oliva. Se extrae a partir del residuo de las aceitunas: huesos, pieles..., que luego se refina y se mezcla con algo de aceite virgen. De peor calidad, es sin embargo muy adecuado para su uso en freidora.
  • Aceite de oliva. Es también conocido como “aceite refinado”, se obtiene de mezclar el aceite normal, obtenido al refinar el lampante, y aceite de oliva virgen. Según el porcentaje de aceite virgen se clasifica en aceite refinado suave o intenso.
  • Aceite de oliva virgen (AOV). Se obtiene por métodos físicos. Tiene una acidez máxima de 2 º, aroma frutado, presenta pequeños defectos.
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE). Es el de mayor calidad y el más valorado. Se extrae por métodos físicos a partir de la aceituna. Acidez máxima 0,8 º, aroma frutado y sin defectos. 

Aceite de oliva: las claves para acertar


Imprimir Enviar por email