Consejos

Guía para cocinar con sobras

14 mayo 2015
tirarcomida

14 mayo 2015

En más de un tercio de los hogares, la comida que sobra y se guarda en la nevera o se congela acaba al final en la basura. Para evitar el desperdicio de buena parte de los alimentos que compramos, te sugerimos algunos consejos para que prepares unos sencillos y ricos platos.

No tires la comida

Sobras de pescados

  • Los pescados azules que nos sobran, ya sean fritos o asados, podemos ponerlos en escabeche.
  • Los restos de pescados blancos se pueden cocinar en salsa verde, desmenuzarse y hacer croquetas con ellos, preparar pudding de pescado o conchas de vieiras con bechamel, añadiendo unas gambas o trocitos de mejillón (que le da más sabor). Se puede usar bechamel de bote si queremos mayor facilidad.

Sobras de carne

  • La carne cocinada que sobra sirve para hacer canelones o lasaña. Se puede usar la carne asada, carne en salsa, sobras de hamburguesas o de filete ya frito. Hay que picarlo, higiénicamente, y mezclarlo con otros ingredientes como paté, verduras, bechamel…
  • La carne guisada se puede congelar y usar las sobras para prepararla  en otro momento.
  • Los restos de filetes no usados se pueden poner en salsa de tomate o mezclar con pimiento y cebolla salteado y usar como fajitas o como rellenos de canelones.
  • Las sobras de filetes empanados, se pueden poner en salsa de tomate o en trozos para una ensalada césar.
  • El pollo asado, se puede hacer en trocitos y usar como la carne en fajitas con cebolla y pimento. O usar para hacer una ensalada de pollo con lechuga y salsa rosa.
  • El pollo asado se puede congelar perfectamente.

Sobras de legumbres o verduras cocidas

  • Se pueden usar para hacer purés.
  • Algunas verduras cocidas también se pueden usar en tortilla. Las judías verdes, guisantes o espinacas cocidas se pueden hacer en tortilla añadiendo (o no) unos taquitos de jamón. Y si se añade otras verduras, se puede preparar una tortilla paisana, con patatas.
  • Los garbanzos que sobran se pueden preparar con tomate frito o con cebolla frita. También se pueden utilizar para hacer albóndigas de pavo y garbanzos, humus, etc. 
  • Los restos de pasta o arroz, se pueden congelar y usar para otra vez. La textura se resiente un poco, pero esta comestible. Si no se han mezclado con la salsa (o acompañamiento) es más fácil meterlos en un poco de agua hirviendo un momento y se quedan mejor.

Imprimir Enviar por email