Así analizamos

Nuestro análisis de pizzas preparadas

20 mayo 2020

Las pizzas preparadas son una de las comidas rápidas más populares en las familias españolas. Hemos analizado un total de 22 pizzas de dos tipos: refrigeradas de supermercados y de entrega a domicilio. Para cada tipo, hemos elegido las variedades más demandadas:

  • 16 pizzas refrigeradas de supermercado, de las cuales 8 son de jamón y queso y 8 de quesos.
  • 6 pizzas de cadenas de pizzerías de entrega a domicilio: 3 de quesos y 3 de barbacoa

Aspectos analizados

  • En las pizzas refrigeradas hemos estudiado el etiquetado, los aspectos nutricionales y los aditivos declarados. Además, un jurado de cocineros expertos ha hecho una degustación de los productos.
  • En las pizzas de reparto a domicilio, al no tener etiquetado, hemos valorado la información nutricional proporcionada por las empresas. Estas pizzas también se han sometido a la degustación profesional.

Etiquetado y aditivos en pizzas refrigeradas

  • Hemos revisado si indican toda la información obligatoria que ha de figurar, según el Reglamento 1169/2011: denominación, marcado de fechas, lista de ingredientes, contenido neto, modo de conservación del producto, número de lote, modo de empleo, información del fabricante o propietario de la marca, información nutricional obligatoria. Todos los productos cumplen la normativa.
  • Además, comprobamos si aparece otra información, que, no siendo obligatoria, puede ayudar a los consumidores a elegir: contacto con el fabricante, información nutricional optativa e información nutricional en el frontal del envase (indicando las cantidades diarias orientativas de nutrientes que contienen por porción o bien la información del Nutriscore).
  • Revisamos los aditivos declarados: poniéndolos todos juntos, componen una lista de 25 aditivos y aromas diferentes. Entre ellos hay colorantes, conservantes, antioxidantes, emulsionantes, estabilizantes, impulsores, etc. La presencia de aditivos responde en muchas ocasiones a intentar suplir ingredientes de mayor calidad.

Aspectos nutricionales

  • Revisamos las cantidades de energía, grasa, grasa saturada, hidratos, proteínas, sal, azúcar (en la salsa barbacoa). Las pizzas analizadas de ambos tipos son alimentos calóricos, muy mejorables en cuanto al contenido de grasas (de grasas saturadas en particular) y de sal. La valoración nutricional hace que estos productos estén indicados para consumir únicamente de forma ocasional.

Degustación

  • Un jurado ha valorado la calidad de los ingredientes (jamón, queso, tomate, base de pan…), la cantidad de ellos y si están homogéneamente repartidos.
  • Los cocineros han horneado las pizzas refrigeradas siguiendo el modo de empleo del etiquetado. Cuando las pizzas han salido del horno, se han sometido a su juicio crítico sobre aspectos visuales y gustativos, al igual que las pizzas de entrega a domicilio.