Informe

Productos milagrosos: en guardia contra ellos

17 enero 2013
productos adelgazantes milagrosos

17 enero 2013

En el mejor de los casos son un engaño, en el peor, pueden pasar factura (elevada) a tu salud. Son los productos, dietas, métodos adelgazantes milagrosos. Todos tienen algo en común: ni son eficaces, ni son seguros. ¿Quieres perder peso? Te damos las claves para que no caigas en sus redes.

Productos ¿milagro?

Proliferan muchas sustancias, productos, materiales, métodos y, sobre todo, “dietas” que prometen efectos sorprendentes sobre la salud, y particularmente sobre la pérdida de peso. Muchas de ellas se presentan en la práctica como curas casi milagrosas.

Ante esta avalancha publicitaria el consumidor se siente a menudo indefenso y desorientado: necesita elementos de juicio que le permitan reconocer aquellos tratamientos o productos que suponen, no solo una amenaza para su bolsillo sino, lo que es peor, un riesgo real para su salud.

Los dietistas-nutricionistas nos dan las claves para identificar y desenmascarar un producto, método o dieta “milagro”, y han elaborado un completo documento sobre este asunto.

¿Quieres saber cómo identificar un producto milagro? Te contamos los principios en que se basan.

¿Cómo se reconoce un producto milagroso?

Dietas, productos, pseudomedicamentos, métodos de lo más variopinto se anuncian desde cualquier soporte animándote a perder esos kilos que te sobran.

cómo adelgazar en modo sano

Pueden ser muy diferentes, pero tienen elementos comunes: ¿qué es lo que caracteriza a un producto milagroso?

A partir de la información de los expertos dietistas y nutricionistas, extraemos 12 pistas para identificar un producto milagro.

  • Prometen resultados rápidos, asombrosos o "mágicos”.
  • Prohíben el consumo de un alimento o grupo de alimentos.
  • Contienen listados de alimentos buenos y malos.
  • Exageran o distorsionan la realidad científica de un nutriente o alimento.
  • Contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida.
  • Incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad.
  • No requieren la participación de profesionales sanitarios cualificados.
  • Incluyen o se basan en el consumo de preparados (productos dietéticos o similares) que vende quien promueve el tratamiento y que tienen un coste elevado.
  • Utilizan afirmaciones que sugieren que el producto es seguro, ya que es "natural".
  • Garantizan resultados, llegando a prometer “devolver el dinero” si no funciona.
  • Sus conclusiones y recomendaciones están basadas en un único estudio, o en estudios poco fiables (en muestras no representativas, realizados en animales, estudios sin revisión, “in vitro”…).
  • Suelen desligarse de los posibles efectos adversos de su uso.
Así es un buen método para adelgazar

Un tratamiento dietético destinado a combatir el sobrepeso y la obesidad debe cumplir una serie de requisitos básicos para ser considerado eficaz. Según los expertos de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), las condiciones que debe reunir un método serio de adelgazamiento pasan por:

  • Ser capaz de disminuir la grasa corporal preservando la masa magra.
  • Debe ser un tratamiento que se pueda seguir sin problemas durante un espacio de tiempo prolongado.
  • Debe ser eficaz a largo plazo, es decir, logrando mantener la pérdida de peso y prevenir futuras ganancias de peso.
  • Fomentar la adquisición de buenos hábitos de alimentación: equilibrados y saludables.
  • Conseguir disminuir y prevenir enfermedades o síntomas: por ejemplo, factores de riesgo cardiovascular asociados a la obesidad (hipertensión arterial, prediabetes o diabetes mellitus), apnea del sueño, artrosis…
  • Mejorar la autoestima.
  • Mejorar la calidad de vida.
productos para adelgazar
Milagros peligrosos

Adelgazar con un buen método dará resultado y te ayudará a mejorar. Pero por el contrario, adoptar un tratamiento inadecuado  entraña graves riesgos y puede provocar importantes efectos secundarios. Si sigues una dieta o método milagroso, es posible que:

  • Padezcas cambios en el metabolismo energético que produzcan estados de “resistencia” a la pérdida de peso El famoso y temido "efecto yo-yo").
  • Se produzcan situaciones de desnutrición o déficit de nutrientes (vitaminas, oligoelementos, etc.).
  • Tu salud se resienta: empeore el riesgo cardiovascular, sufras mareos, astenias, debilidad de cabello, uñas…
  • Aparezcan trastornos de la conducta alimentaria, o al menos se hagan crónicos hábitos alimentarios arriesgados.
  • Aumente el sentimiento de frustración, lo que afecta negativamente al estado de ánimo.  

Perdiendo el tiempo con estos sistemas milagrosos estás perdiendo la oportunidad de seguir un tratamiento acertado... y además, también tu bolsillo se resiente.

adelgazar en modo sano
¿Quieres adelgazar? Sigue nuestros consejos

¿Quieres perder peso de manera saludable? En “Cómo adelgazar… y no volver a engordar” encontrarás las claves para lograrlo.

Antes de ponerte a dieta, hazte las 10 preguntas básicas. Y no te fies de cualquiera: Hay mucha dieta milagrosa disfrazada de natural: consulta la base de datos de dietas y de productos milagro.

Si tienes dudas y eres socio de OCU Salud: no lo dudes, una llamada a la Línea OCU Salud te ayudará. Marca el 900 101 851 y un experto nutricionista podrá orientarte.

¿Has encontrado un producto o publicidad de un producto milagro? ¿Sospechas de alguno? Cuéntanoslo mandando un correo a adelgazar@ocu.org.