Informe

Aceite de oliva: las claves para acertar

18 octubre 2021
aceite de oliva

La etiqueta de los productos debe recoger una serie de informaciones necesarias para facilitar la elección de los usuarios. Hay datos que son obligatorios, pero en OCU consideramos que hay otras informaciones igualmente útiles que a veces se pasan por alto.

El etiquetado del aceite de oliva

En la etiqueta encontrarás la información que necesitas para acertar en tu elección. ¿Sabes interpretarla?

En nuestros análisis valoramos el etiquetado de los aceites de oliva La norma indica una serie de datos obligatorios. Pero hay informaciones que consideramos que son muy útiles porque afectan al olor, sabor o envejecimiento del aceite, y valoramos positivamente que se incluyan en el etiquetado del aceite.

  • Debería indicarse siempre la fecha de la cosecha y envasado. Es algo que permitiría valorar la vejez del producto, así como saber si viene de una única cosecha de aceitunas.
  • También debería especificarse el origen, no solo UE.
  • Las variedades de las aceitunas dan pistas sobre el sabor y aroma y es útil dar esta información: la aceituna arbequina es de sabor más suave; picual, más amarga y picante... Los AOVE analizados suelen llevar mezcla o coupage de distintas variedades, y a veces así se indica.
  • La mención extracción en frío indica que es aceite que se obtiene a menos de 27 °C. La aceituna molida se centrifuga a una baja temperatura que mantiene mejor el olor y sabor 
  • La indicación primera presión en frío se refiere a que es aceite que se obtiene a menos de 27ºC por el tradicional prensado hidráulico de la aceituna (sin centrifugar ni filtrar después).
  • Uso recomendado Nada impide usar el virgen extra para todo, aunque por precio y sabor, sugerimos reservarlo para tomar en crudo o ensaladas.

A pesar de los indudables beneficios del aceite, en la etiqueta no deben incluirse frases como “el mejor amigo del corazón”, una alegación de salud no autorizada.

¿Y qué pasa con el etiquetado Nutriscore? El sistema Nutriscore es útil para alimentos compuestos por varios ingredientes; no tiene sentido en alimentos como el aceite de oliva, harina, azúcar, huevos, etc., ya que nutricionalmente son iguales con independencia de la marca.