Noticia

¿Cuánto cuestan las inspecciones de gas?

14 octubre 2016
Gas

14 octubre 2016

La inspección de la instalación de gas natural deben hacerse cada 5 años (4 años en el País Vasco), y ha de realizarla la distribuidora. Los precios varían por comunidades: las más baratas son Cantabria y La Rioja, que cobran 47 euros; las más caras, Navarra y Aragón, más de 67 euros.

Las revisiones de gas crean confusión a un buen número de usuarios, que en muchas ocasiones no saben ni cuándo deben realizarse ni quién ha de llevarlas a cabo.

La inspección de las instalaciones de gas natural deben hacerse cada 5 años (4 años en el País Vasco).  

Desde mediados de 2015, la distribuidora debe comunicar con 3 meses de antelación que se debe hacer la revisión. A partir de ese momento el consumidor tiene dos opciones.

  • Contrata su propia empresa instaladora, con el precio que haya acordado por hacer la inspección.
  • Deja pasar el tiempo y espera a que la distribuidora haga, como hacía hasta ahora, la revisión con su propio personal y aplicando la tarifas establecidas para ello.

El precio de esta inspección tiene ahora dos componentes. El primero, son los gastos de gestión, que para este año están fijados en 15,49 euros. Este importe es para la distribuidora y se cobra siempre, independientemente de quién haga la inspección. El segundo es el coste en sí mismo de la inspección, para el cuál sí podemos elegir quién la realiza.

Los gastos de gestión son fijos y únicos para todo el país, pero el coste de la inspección cuando es realizada por la distribuidora, está regulado por la Comunidad Autónoma. El precio de la inspección regulado es de 35 euros de media (impuestos incluidos).

Además cuando hay una instalación receptora comunitaria (edificios en altura…) es necesario añadir los gastos de inspección de esa instalación. Su importe medio es de 9 euros, aunque podrá tener algunos ajustes en función del número de vecinos conectados.

El precio de las inspecciones, tanto de la individual como de las partes comunes compartidas con los vecinos, tiene un coste medio de 65 euros, que se podrá abaratar buscando la propia empresa, especialmente en aquellas comunidades en las que el coste de la inspección es más elevado. La tabla siguiente nos muestra que las variaciones de precios son notables por comunidades, pese a que las revisiones son prácticamente idénticas y las compañías las programan con antelación, por lo que sin apenas perder tiempo en desplazamientos pueden realizar un gran número de inspecciones.

En las comunidades más baratas, Cantabria y La Rioja, realizar la inspección con la distribuidora tiene en torno a 25 euros, sumando con el resto de costes un total de 47 euros. Será difícil contratar una empresa que rebaje ese importe para una inspección personalizada.

En el extremo opuesto están Navarra, Aragón, Galicia,  donde la inspección supera los 40 euros (un 60% más), rozando el importe total unos 70 euros. En estas comunidades, buscar una empresa habilitada para las inspecciones y negociar un buen precio será más sencillo.

Inspecciones gas

Recuerda que nunca debes pagar directamente a la persona que va a hacer la inspección. Aunque hayas contratado tú personalmente a la empresa que lo realiza, esta tiene que pasar la factura a la distribuidora, que a su vez la trasladará a la comercializadora, por lo que siempre pagarás esta inspección junto al consumo de gas.


Imprimir Enviar por email