Noticia

Oculta tus cables o decora con ellos

03 septiembre 2013
cable

03 septiembre 2013

Tener un bonito mueble para la tele o el ordenador a veces no luce debido a la multitud de cables de conexión que lo acompañan. Si no quieres hacer obra, tienes dos opciones: ocultarlos con ayuda de algunos accesorios o dejarlos visibles para decorar con ellos.

Tener un bonito mueble para la televisión o el ordenador a veces no lo es todo, puesto que la multitud de cables de conexión con los que llegamos a juntarnos pueden convertirlo en un mero soporte repleto de cableado. Esconder los cables no resulta fácil casi nunca y son pocos los usuarios que se arriesgan a hacer obras para ocultarlos, pues condicionará cualquier variación posterior en la colocación de los diferentes dispositivos.

Por ello, existen multitud de accesorios en la actualidad que ocultan los cables, o bien que permiten utilizarlos como decoración, una solución mucho más sencilla.

Para que no se vean podemos utilizar cajas, canaletas o sujecciones. Si optamos por dejarlos visibles pero con orden, existen también muchas opciones decorativas. Y en ambos casos supondrá un desembolso accesible a casi todos los bolsillos. Éstas son algunas opciones disponibles para que los cables desordenados no sean lo que más destaca en tu hogar.

Cajas

Esta primera opción para que no se vean los cables es muy práctica, sencilla y económica. La mesa con distribuidor de Ikea está a la venta por 10,99 euros.

Este soporte tapacables los oculta por completo, aunque resulta un tanto aparatoso y caro. Se llama Power Block y cuesta 49 euros, 62 incluyendo los gastos de envío.

Sobre estas líneas, tres dispositivos que tienen en común que agrupan los cables en cajas: Cable Box y Cable Box Mini, a la venta por 23,40 euros y 19.95 euros, respectivamente, para pequeños aparatos; un mueble organizador y una caja organizadora que permite minimizar el espacio.

Canaletas

Existe otra caja, en este caso similar a una papelera, que permite ocultar los cables y da acceso a la corriente eléctrica. Es una de las opciones, aunque para tapar de verdad el cableado, nada como las canaletas que, eso sí, en caso de querer cambiar cualquier elemento deberemos restaurar por completo, por lo que deberemos estar muy seguros de lo que queremos antes de instalar las canaletas.

En el mercado existen multitud de canaletas: de plástico, de madera, de poliuretano. Son una opción sencilla y asequible disponible en multitud de colores, que convertira todos nuestros cables en uno solo. Hay canaletas rígidas y fléxibles, según el uso que queramos darle.

Guías y distribuidores

Los elementos que actúan como guías no son tan estéticos, pero si de lo que se trata es de conducir los cables por el lugar adecuado, son una buena opción

Los distribuidores tampoco nos ayudarán a decorar, pero debemos valorar su sencillez y practicidad. Ayudan a organizar los cables y permiten casi cualquier posibilidad.

Elementos decorativos

Ésta es una opción netamente decorativa: puestos a que se vea el cable, decóralo. Existen diferentes modelos y colores de este producto, Wire Blooms.
Si son demasiados los cables, en lugar de ocultarlos también puedes decorar la pared como si de una central eléctrica se tratara. La tranformaremos en 3D en el caso de optar por estas torretas distribuidoras del cableado, un toque de originalidad para justificar tanto cable.
La opción de crear tus propios elementos decorativos gracias al cableado permitirá que sea tu imaginación quien 'oculte' los cables. Un espejo, una ciudad... si no tienes suficiente cable, con un alargador podrás seguir creando. Es una opción muy sencilla y original. Cuidado, no dañes los cables al fijarlos. Lo primero es la seguridad.

Otras ideas

Una simple caja puede servirnos de distribuidor, al igual que unos sencillos clips pueden ayudarnos a organizar el cableado. Aunque si lo que buscamos es decorar, nada como estos soportes que simulan la valla de un jardín y tapan todos los cables.

La propuesta de Ikea

UppLeva es la tele de Ikea, que combina TV, un sistema de audio y un mueble, y oculta todo el cableado. Está disponible en varias combinaciones, aunque Ikea propone una con televisor de 32” por 947 euros. Uppleva es una tele full HD con Internet, que va conectada a un sistema audio con Blu-ray e integrado en un mueble de la serie Besta. Es una buena opción, pero hay sistemas más eficaces que este dispositivo.


Imprimir Enviar por email