Noticia

Black & Decker eVo: 3 herramientas en 1

21 noviembre 2011
black decker evo

21 noviembre 2011

Taladro-atornillador, sierra y lijadora. Tres herramientas en uno, eso es la Black & Decker eVo Multiherramienta. El problema es que ninguna de las tres da la talla al ponernos manos a la obra.

Esta multiherramienta combina tres cabezales intercambiables, cada uno con una función distinta, lo que permite acoplarlos en el mismo cuerpo según el tipo de tarea que quieras hacer. Los cabezales se cambian fácilmente, sin necesidad de ninguna herramienta adicional.

No tiene cables y funciona con batería de iones de litio (Li-Ion) de 14.4V. Hacen falta de 5 a 7 horas para recargar la batería, pero el producto incluye una segunda batería de la que echar mano cuando la primera esté recargando. La herramienta se vende en un maletín de plástico con varios accesorios (brocas, cabezales para atornillar, hojas para serrar y papel para lijar).

Uso como taladro: prestaciones limitadas

Tendremos un taladro ligero pero con pocas prestaciones. Solo tiene una velocidad, que alcanza las 700 revoluciones por minuto y no es muy potente.

El resultado global es algo lento y solo da la talla con materiales blandos o de poco espesor. A la hora de atornillar ocurre lo mismo, cumple su función con tornillos pequeños o medios y en materiales blandos. Sin embargo, el motor resiste bien nuestra prueba de durabilidad.

Uso como sierra: sencilla e incómoda

Tendremos una modesta sierra de calar, ideal para trabajos sencillos pero sin regulación de la inclinación del movimiento pendular ni posibilidad de hacer cortes con la hoja inclinada. Los cortes resultan perfectamente rectos, pero no dispone de un bloqueo de gatillo, por lo que es necesario (e incómodo) presionarlo constantemente.

No tiene mecanismo para soplar ni de aspiración: el serrín se acumula en la zona de corte y eso es un inconveniente cuando se pretenden cortes curvos. La batería tiene una autonomía muy limitada: solo da para unos 4 metros en un tablero aglomerado de 19 milímetros de espesor.

Uso como lijadora: solo 10 minutos de batería 

Tendremos una lijadora para trabajos simples, con un cabezal de movimiento orbital en forma de delta (como una pequeña plancha). Cumple su función en superficies lisas, pero es necesario adquirir lijas específicas. La autonomía es baja y en la práctica solo sirve para trabajos de sencillo acabado o superficies pequeñas.

Obtiene un resultado aceptable, pero tiene la incomodidad de no tener bloqueo de gatillo. La batería se agota tras 10 minutos de lijado, lo que supone 20 minutos si es que tenemos la batería de reserva a punto. Después será necesario esperar 5 horas hasta que se recargue. 

Conclusiones: mejor comprar por separado 

Aunque este tipo de multiherramientas siempre son tentadoras, sobre todo para ahorrar espacio, es importante recordar que sus prestaciones son muy limitadas. Si a esto le sumamos su precio (en torno a los 200 euros), tenemos que concluir que es mucho para lo poco que ofrece.

Por un precio similar o incluso inferior podemos hacernos con un excelente conjunto de taladro (89 euros), lijadora (70 euros) y sierra de calar (31 euros).


Imprimir Enviar por email