Informe

Humidificadores: cómo elegir sin error

03 noviembre 2014
humificadores

03 noviembre 2014

Respirar un aire demasiado seco puede provocarte problemas respiratorios y también dañar los muebles y el parqué. Si en tu casa hay un alto nivel de sequedad, protégete a ti y a los tuyos con un humidificador que consiga una atmósfera más húmeda.

¿Qué es un humidificador y para qué sirve?

Aunque se mueven en una horquilla de precios muy amplia, los humidificadores suelen ser baratos y es posible encontrar uno bueno incluso por cifras que rondan los 50 euros. En las grandes superficies (hipermercados) es donde se encuentran las mejores ofertas, aunque también hay gangas interesantes en algunas páginas webs.

Tipos de humidificadores. Vapor frío, caliente, ultrasónicos

Los humidificadores se dividen principalmente en 3 familias:

  • Por evaporación: ni siquiera son un electrodoméstico, sino un recipiente de agua que se coloca junto o sobre un radiador que evapora el líquido y libera humedad. No es posible regular el nivel de humedad. El precio de este artilugio debería ser mínimo o incluso cero (usar algún recipiente que tengamos en casa).  
  • Por ebullición: el agua se calienta hasta que hierve y entonces se libera la humedad. Su problema es que hacen demasiado ruido y tienden a acumular cal, por lo que deben limpiarse periódicamente. Sus precios oscilan entre los 35 y los 80 euros. 
  • Por ultrasonidos: el agua es golpeada por ultrasonidos y estas vibraciones producen vapor frío. Son los más silenciosos, consumen menos energía y es posible regular con exactitud el nivel de humedad. Sus precios oscilan entre los 35 y los 130 euros.

Humidificadores

5 medidas de higiene de los humidificadores  ambientales

La higiene de los humidificadores es un punto delicado, ya que en ocasiones pueden ser el origen de bacterias que acabarán esparciéndose por toda la casa.

  • Hay que limpiar el humidificador a menudo y usando únicamente agua de grifo.
  • Conviene cambiar el agua a diario.  
  • Los humidificadores por ebullición tienen la ventaja de que al hervir el agua esterilizan sus componentes y matan a las posibles bacterias.
  • Otro aspecto a controlar son aquellas paredes de la casa especialmente frías: el vapor del humidificador tiende a formar moho en ellas (especialmente si usamos un humidificador por ebullición: se regulan peor y habrá mayor diferencia entre la temperatura del vapor y la de la pared).  
  • No hay que dejar a los niños acercarse a estos dispositivos ni jugar con ellos.