Alerta

Nuevas y agresivas técnicas de las agencias inmobiliarias

06 octubre 2013
cartel

06 octubre 2013

El gran número de inmuebles a la venta, el precio de la vivienda que baja día a día, la amenaza del Banco Malo... el panorama inmobiliario está revuelto, y parece ser que algunos “listillos” aprovechan la ocasión para sacar tajada en la compraventa de vivienda. Desconfía.

En el mercado inmobiliario hay algunos intermediarios que están llevando a cabo agresivas técnicas de comercialización para obtener beneficios en la compraventa. Un ejemplo de ello es una “técnica” que consiste en exigir a los compradores adelantos de dinero, a cambio de tener la oportunidad de aprovecharse de supuestas ofertas "chollo".

Según hemos sabido en OCU, hay agencias inmobiliarias que exigen a sus clientes, potenciales compradores de sus pisos, una suma de dinero (en concreto 3.000 euros), antes de hacer una oferta a un vendedor, como medio de formalizar la intención de consumar el contrato. Esto nos parece más que dudoso…

Demasiadas preguntas sin respuesta

Las normas y la práctica inmobiliaria ya prevén precontratos, arras, comisiones de intermediarios… ¿Qué son entonces estos 3.000 euros? ¿Quién y por qué los paga? ¿A quién?

El dinero se paga a la agencia encargada de la venta quien, en teoría, se compromete a devolver el dinero si el propietario, auténtico vendedor, no acepta la venta.

Si el vendedor acepta la oferta, esa cifra adelantada pasa a ser parte del precio en condición de arras penitenciales (que son aquellas que permiten a las partes desdecirse de su compromiso: si es el comprador el que se retira, pierde la señal dada; si es el vendedor, tiene que devolver al comprador la señal por importe duplicado). En la práctica, suponemos que en caso de aceptación la agencia se quedará con esa suma a cuenta de la comisión que haya pactado con el vendedor, pero en el documento firmado no se dice nada. 

Los contratos a los que en OCU hemos tenido acceso no son claros: ¿quién recibe el dinero?, ¿quién se compromete a devolverlo si no hay acuerdo? Los documentos aparecen firmados por "el vendedor", pero se supone que se trata de una propuesta de oferta que va a trasladarse al vendedor. Además, se hacen con papel con membrete de una agencia pero en el texto esa agencia no se compromete a nada.

Tampoco precisa el documento las garantías que da la agencia para la devolución de esa suma adelantada. ¿Existe un aval? ¿Tienen contratado un seguro de responsabilidad civil? Hay que asegurarse de que las agencias disponen de medios para  devolver las cantidades anticipadas.

Los consejos de OCU

  • No tiene sentido adelantar una suma para hacer una oferta al vendedor de un piso, y aún menos en una coyuntura como la actual.
  • No es oro todo lo que reluce: muchos de los chollos anunciados en realidad no son tales.
  • Se prevé que la vivienda baje de media entre un 20-30% más: no te precipites
  • No te arriesgues confiando dinero a intermediarios oportunistas. 
  • Si buscas piso, intenta negociar directamente con el vendedor o, en todo caso, con una agencia que ofrezca garantías.
  • No adelantes dinero hasta que el propietario del piso (el auténtico vendedor) firme.
  • ¿Te planteas invertir en inmuebles? Consulta las informaciones de los expertos de OCU Inversores

 


Imprimir Enviar por email