Noticia

¿Para qué sirve el banco malo?

07 julio 2013
Banco Malo

07 julio 2013

Creado para vender las casas acumuladas por los bancos, el banco malo tiene en realidad otras intenciones: no tienen prisa por vender, no van a bajar los precios y darán comisiones a otros bancos por deshacerse de sus inmuebles. Y todo esto lo paga el contribuyente.

Tiene un nombre tan farragoso que ha habido que inventar otro: la Sociedad de gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) es el "banco malo". Lo financiamos entre todos y acaban de inaugurar su página web.

¿Por qué un banco malo? Su creación responde a una realidad: el maltrecho mercado inmobiliario español necesita dar salida a los muchos pisos y casas que los bancos han ido acumulando en estos años de crisis (y de desahucios).  

No van a bajar los precios

El banco malo parece ignorar la razón de su creación (dar salida a los inmuebles de los bancos) y está pensando en otras cosas: en su web advierten a las claras de que su objetivo es maximizar la rentabilidad de sus activos.

Además, comunican que tienen 15 años para conseguirlo, por lo que se entiende que no tienen prisa por vender los pisos. La consecuencia directa es que no ofrecerán esas casas a un precio inferior al del mercado. Lo dicen expresamente.

Un banco creado para dar salida a un gran número de viviendas que, sin embargo, no tiene prisa por venderlas ni por bajarlas de precio. 

El banco malo no va a limitarse a vender inmuebles a particulares, sino que también trabajará con mayoristas. Suponemos que el equipo gestor -encabezado por ocho ejecutivos con sus correspondientes remuneraciones- dedicará sus esfuerzos a este fin.

Pagan comisiones a otros bancos

¿Qué vende el banco malo? Pisos y casas, pero solo a través de los bancos que les han cedido los inmuebles. Sus nombres son un rosario de la crisis: Bankia, Banco de Valencia, Banco Gallego, Catalunya Caixa y NovacaixaGalicia.

El banco malo en realidad ni vende ni da préstamos. Lo que sí que hace es pagar comisiones a todas esas entidades.

¿Comisiones por qué? Comisiones para que vendan unos pisos que hasta hace poco les pertenecían. Llevan años intentando venderlos y ahora el banco malo quiere comercializarlos sin ajustar sus precios y pagando comisiones a las entidades. 

Pisos de calidad muy discutible

El banco malo asegura haber recibido activos por valor de 55.000 millones de euros. Solo una tercera parte de estos activos son inmuebles: 18.300 millones de euros. Si consideramos un valor medio de 150.000 euros por inmueble, nos sale un lote de 122.222 pisos en venta. ¿Dónde están?

En la web de Bankia, por ejemplo, se encuentra un listado de inmuebles de calidad muy discutible y a precios que apenas difieren de los que pueden encontrarse en cualquier inmobiliaria. 

Llama la atención que la inmensa mayoría de los pisos están en edificios sin ascensor: de los que se venden en Madrid, solo un 16% tiene ascensor; en Barcelona un 48% y en Valencia un 38%. 

Y todo con el dinero del contribuyente

Conclusión: ¿para qué sirve el banco malo? Para cubrir los agujeros contables de las entidades que han gestionado mal sus activos. Y todo ello pagado con dinero del contribuyente. 

La vivienda en España sigue estando sobrevalorada y aún hay margen para que baje de precio. Si estás pensando en comprar, no te apresures.


Imprimir Enviar por email