Noticia

Alquiler de vivienda: la OCU opina sobre las novedades

24 agosto 2012

24 agosto 2012

Desahucio "exprés", plazos más cortos en los contratos, facilidades… La OCU da su opinión sobre las nuevas medidas de fomento del alquiler de vivienda. Es necesario flexibilizar, pero sin comprometer la estabilidad.

El alquiler de vivienda es una opción tan válida y legítima como la compra de vivienda. Sin embargo, en nuestro país tradicionalmente se ha "favorecido" la compra por encima del alquiler, quedando éste a menudo como una solución transitoria, pues las medidas destinadas a favorecer y facilitar el alquiler de vivienda eran muchas veces limitadas y temporales. A falta de conocer los detalles concretos, la OCU opina sobre las nuevas medidas planteadas por el Gobierno para flexibilizar el mercado del alquiler.

El alquiler, una opción interesante

En la situación de crisis actual hay más oferta de casas de alquiler, pero la demanda tampoco ha crecido todavía mucho. El resultado es que, aunque en el precio del alquiler ha bajado algo, sigue siendo elevado, para los salarios medios. Sin embargo, en teoría y con la calculadora en la mano, en un mercado en que los precios de compra de la vivienda bajan, alquilar es más rentable en general. Además, con la subida del IBI y otros gastos, tener una casa vacía sale cada vez más caro al propietario.

A pesar de las ventajas, el alquiler también tiene "peros". Por parte del propietario arrendador, el miedo a los destrozos, los problemas de impago y las dificultades para recuperar el piso por los propietarios. Y para el inquilino, la falta de estabilidad, y los elevados precios, que a veces hacen que parezca que se "tira" el dinero. Esto no ayuda a convertir al alquiler en una alternativa de vivienda, como lo es en la mayoría de los países de nuestro entorno.

La OCU pide plazos más breves para el desahucio, pero no para el alquiler

Para prevenir los posibles problemas (que son minoría en el parque de viviendas en alquiler), muchos propietarios siguen exigiendo garantías excesivas al inquilino (que pueden suponerle avanzar 6 meses de renta o bloquear esa suma en un aval, si alguien se lo concede).

Por otro lado, sabemos que las acciones judiciales de desahucio por impago no han aumentado en los últimos años, y en 2011 han descendido. La fijación de juicios verbales abreviados en casos de deshaucio han contribuido a acelerar el desalojo de inquilinos morosos. Pero los plazos aún se alargan varios meses, pues los plazos reales de ejecución dependen de la carga de trabajo de los juzgados y de las oficinas ejecutoras de las sentencias.

Desde la OCU solicitamos que estos plazos se agilicen efectivamente, que se cambie la normativa para que deje de ser imprescindible contratar abogado y procurador en los juicios por desahucio. Todo lo que sea facilitar la recuperación del inmueble en caso de impago del inquilino es positivo: si los propietarios tienen mayor seguridad estarán más dispuestos a alquilar.

Sin embargo, una cosa es agilizar los desalojos en caso de impago, y otra es acortar los plazos del alquiler: si se busca que el alquiler sea una opción equiparable, como en muchos países de nuestro entorno, inquilino y propietario deben tener unas garantías de estabilidad: el propietario lo que quiere es conservar al buen inquilino pagador, y el inquilino quiere acceder a una vivienda en precio ajustado, para poder seguir allí durante el tiempo que convenga a ambos, con estabilidad.

¿Dudas? La OCU te ayuda

A través del servicio de Asesoría y de publicaciones (como el boletín inmobiliario OCU Fincas y Casas), desde la OCU asesoramos a muchos propietarios e inquilinos. Si buscas alquilar tu vivienda reduciendo riesgos, en condiciones equitativas para ambas partes y aplicando del mejor modo posible el régimen fiscal y legal y tienes dudas, cuenta con nosotros. 


Imprimir Enviar por email
Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO