Guía de compra

Guía de compra de colchones

11 mayo 2016

11 mayo 2016

Elegir un buen colchón es fundamental para asegurar un buen descanso. En el mercado hay gran variedad de modelos: puedes encontrar colchones de látex, visco elásticos, de muelles... Tienen propiedades muy distintas y precios muy diferentes.

  • Colchones de muelles continuos. Ideal para quienes prefieren una sensación firme y fresca
  • Colchones de muelles Bonnel. Como cualquier colchón de muelles, aporta firmeza y frescor, absorbe bien el sudor.
  • Colchones de muelles embolsados. Con muelles independientes, son los adecuados si prefieres un colchón de muelles y duermes con alguien de peso muy distinto.
  • Colchones de Látex. Elástico, flexible, adaptable... proporciona una sensación mullida y cálida.
  • Colchones de espuma. Pueden ser de muchos tipos, desde las sintéticas más básicas, al visco elásticos. Apenas transmiten movimiento. Mullido y cálido.

Te ayudamos a elegir el que más te conviene comparando 23 colchones de 90 cm (los resultados de cada modelo son extrapolables a colchones del mismo modelo y otras medidas). En nuestro estudio nos fijamos en aspectos tan importantes como su firmeza, durabilidad, adaptabilidad... 

El colchón importa

Aunque parezca una tontería, dormir en un buen colchón aumenta la calidad de nuestras vidas. Aunque haya muchos tipos de colchones, de materiales diferentes, distintos grados de firmeza… es importante que prestemos atención en elegir el adecuado para nosotros.

Eso sí, los precios son muy dispares. De un modelo sencillo a uno sofisticado, el precio puede variar en torno a 1000 euros.

Un buen mantenimiento

Los colchones deberían cambiarse cada 10 años, aunque en nuestros análisis la mayoría de estos colchones han sobrevivido sin desgastes considerables. Por lo tanto, si optas por un colchón de buena calidad y lo usas siguiendo las siguientes pautas, ten claro que te durará al menos 10 años.

  • Mantén tu dormitorio sin humedades, ya que estas producen hongos.
  • Antes de hacer la cama, abre las sábanas y ventila un tiempo la habitación para que se evapore el sudor.
  • Usa una base adecuada para cada tipo de colchón.
  • Cubre tu colchón con una funda y cambia a menudo la sábana de abajo.
  • Voltea el colchón cada 3 o 4 meses, a menos que el fabricante lo desaconseje.
  • El colchón debe limpiarse con un cepillo de mano.

Una base adecuada según el colchón

  1. Somier de láminas: aptos para cualquier tipo de colchón. Se trata de una base bastante común y no demasiado cara. Además, permite una adecuada ventilación del colchón.
  2. Tabla tapizada: el más adecuado para colchones de muelles y de espuma. Muchas de estas bases sirven a la vez de base tanto para el colchón, como para un arcón. Los fabricantes no recomiendan esta base para colchones de látex.
  3. Somier de muelles: todos ofrecen una ventilación excelente. Son bases aptas para cualquier tipo de colchón y destacan por su gran sensación de suavidad.

Imprimir Enviar por email