Guía de compra

Guía de compra de pellets

06 septiembre 2016

06 septiembre 2016

comparar-pellets

Un pellet de mala calidad puede provocar muchos problemas en el rendimiento y vida de nuestro aparato de biomasa. 

¿Optas por un pellet certificado?

Una buena opción es escoger un pellet certificado. La principal ventaja de un pellet certificado es el mayor control de calidad. Aun así, en nuestro análisis hemos encontrado pellets certificados que no cumplían con los límites de la certificación, y pellets no certificados con mejores resultados que algunos certificados. 

Los certificados existentes son ENplus (el más conocido, que en España se encarga de implantar Avebiom, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa) y DINplus (de la certificadora alemana DIN CERTCO).

Hay tres niveles diferentes de certificado:

  • Clase A1. Madera de origen forestal y residuos de madera sin tratar químicamente con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro.
  • Clase A2. Pellets con más cenizas, nitrógeno y cloro que el anterior.
  • Clase B. Permite utilizar madera que proviene del reciclaje.

Si el pellet que compras no está certificado, fíjate bien en...

  • Que tenga un color uniforme y brillante.
  • Que esté bien compactado y sin polvo.
  • Que disponga de una densidad superior a la del agua.

Lee la etiqueta 

Escojas lo que escojas, el etiquetado es importante. Léelo y fijate en:

  • Cenizas. Cuanto mayor sea el porcentaje de cenizas, más mantenimiento necesitará el aparato. Puede generar pequeños problemas de corrosión y más emisiones.
  • Humedad. Cuanto mayor sea el porcentaje de humedad, menos calor proporcionará. Debería ser inferior al 10%.
  • Capacidad calorífica. Esto es la energía que nos proporcionará. Lo ideal es que sea superior a 16,5 MJ/kg.
  • Durabilidad mecánica. Depende de la cantidad de polvo que contenga el saco de pellets.

Y además, ten en cuanta también el tamaño del pellet (si es demasiado largo puede crear problemas en la carga y entrada de la cámara de combustión), y asegúrate de que el envase no está dañado.


Imprimir Enviar por email